Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

¿Quién está en línea?
En total hay 17 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 17 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 98 el Lun 15 Mayo 2017, 8:44 pm.
Últimos temas
» Enamorarse a la manera de Dios. (Old Fhasioned) Sub en Español.
por carlitosbond Hoy a las 8:54 am

» Una promesa para Cuidar. (Dvdrip Español Latino)
por trovitas Hoy a las 7:17 am

» EL APOSTOL PEDRO Y LA ULTIMA CENA 2012 ¡¡NUEVO LINK!!
por carlitosbond Hoy a las 4:43 am

» Película-Luchando con las Tentaciones. (Hablada en Español)
por carlitosbond Hoy a las 3:58 am

» EL LADRÓN DE LA ALEGRÍA-Obra de Teatro
por rubenz_7 Hoy a las 12:44 am

» El payaso no se cree merecedor de ese amor
por rubenz_7 Hoy a las 12:43 am

» Obra de Teratro: DIOS CREÓ LA TIERRA
por rubenz_7 Hoy a las 12:43 am

» Obra de Teatro: DIOS SIEMPRE NOS CUIDA
por rubenz_7 Hoy a las 12:42 am

» EL SECRETO- Obra de Teatro para niños
por rubenz_7 Hoy a las 12:40 am

» BIBLIA ARCOIRIS [Rainbow Bible SPANISH]
por luisitoc2 Ayer a las 11:50 pm

» Una Segunda Oportunidad (The Second Chance) ¡¡NUEVO LINK!!
por Genesis-9 Ayer a las 1:41 pm

» Me Presento
por Genesis-9 Ayer a las 1:37 pm

» LA HISTORIA DE RON CLARK. (Precioso Mensaje) Español Latino.
por carlitosbond Ayer a las 7:07 am

» El Ascenso ( The Climb) DvdRip-Latino
por carlitosbond Ayer a las 5:57 am

» El Caso para Cristo (The Case for Christ) Basado en Hechos Reales
por Genesis-9 Lun 16 Oct 2017, 5:15 pm

» Toma tu Cruz cada dia y sigue a Jesús
por Evangelista Dom 15 Oct 2017, 9:33 pm

» Juan Luis Guerra la canción Las Avispas
por Evangelista Dom 15 Oct 2017, 2:07 pm

» Confianza en la cosecha / Faith Like Potatoes
por nvm7 Dom 15 Oct 2017, 12:20 am

» Secretos del Alma (Wildflower 2016) Subt en Español
por Genesis-9 Sáb 14 Oct 2017, 8:39 pm

» La Fe de nuestros Padres. (FAITH OF OUR FATHERS) 2015 en Español. ¡¡NUEVO LINK!!
por Jesus Gallegos Sáb 14 Oct 2017, 7:45 pm

Sondeo

¿Debemos tener miedo de las fuerzas ocultas?

 
 
 

Ver los resultados

Facebook
Like/Tweet/+1
Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 


Bookmarking social

Bookmarking social Digg  Bookmarking social Delicious  Bookmarking social Reddit  Bookmarking social Stumbleupon  Bookmarking social Slashdot  Bookmarking social Yahoo  Bookmarking social Google  Bookmarking social Blinklist  Bookmarking social Blogmarks  Bookmarking social Technorati  

Conserva y comparte la dirección de Foro Huellas Cristianas La Salvación es para Todos en tu sitio de bookmarking social

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Palabras claves

until  implicaciones  diezmo  teatro  biblia  promesa  rainbow  para  cuidar  obras  forever  


LA BIBLIA PARA PRINCIPIANTES LIBRO DE LECCIONES CAP I

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LA BIBLIA PARA PRINCIPIANTES LIBRO DE LECCIONES CAP I

Mensaje por ZARGOTEAM el Jue 10 Abr 2014, 12:54 am

LIBRO DE LECCIONES


Lección uno
LA SALVACION CONFORME AL PLAN DE DIOS
Lectura bíblica
Ef. 3:9-11; 1:9-11; 1a Ti. 1:4; Ef. 3:2; Gn. 1:26



Bosquejo
El plan de Dios en la eternidad pasada
El beneplácito de Dios
El propósito eterno de Dios
La economía de Dios
El enemigo de Dios
La salvación que Dios efectúa


Texto
El tema de estas lecciones es la salvación completa que Dios efectúa. ¿Qué significa la salvación completa? ¿Por qué y de qué necesitamos ser salvos? ¿En qué nos introduce la salvación? ¿Por qué Dios desea salvarnos y por qué sólo El puede hacerlo? ¿Cómo nos salva El y qué necesitamos hacer para ser salvos? Las repuestas a éstas y a muchas más preguntas las encontrará en este libro, en el cual haremos una exposición a fondo acerca de la salvación de Dios. En esta primera lección abarcaremos algo que quizás usted nunca haya escuchado antes, algo que aconteció en la eternidad pasada.



I. EL PLAN DE DIOS EN LA ETERNIDAD PASADA
La epístola a los Efesios nos dice que antes de la creación, cuando Dios estaba solo, El tuvo un beneplácito, un deseo en Su corazón, y que conforme a este trazó un plan conforme a Su voluntad. Esto es a lo que la Biblia llama “el propósito de las edades” o “el propósito eterno” (Ef. 3:11). Dios a su vez dispuso la manera de llevar a cabo este propósito eterno. Según la Biblia, esta administración o procedimiento es la economía de Dios (1a Ti. 1:4; Ef. 1:10; 3:2). Por lo tanto, la Biblia nos revela que en la eternidad pasada Dios tuvo un propósito eterno según Su beneplácito, y que conforme a éste trazó una economía, una administración para cumplir Su propósito.
II. EL BENEPLACITO DE DIOS
¿Qué significa la expresión “el beneplácito de Dios”? Esto simplemente se refiere a lo que agrada a Dios y lo hace feliz. Así como nosotros hacemos las cosas que nos placen y nos hacen felices, también Dios hizo todo según Su beneplácito.
III. EL PROPOSITO ETERNO DE DIOS
¿Cuál es el propósito eterno de Dios según Su beneplácito? Su propósito consiste en obtener un grupo de personas, un hombre corporativo creado a Su imagen y semejanza. Dios desea que este hombre corporativo sea lleno de El como vida para que lo exprese y que tenga Su autoridad para que lo represente. El propósito de Dios es eterno porque fue planeado por Dios antes de que el tiempo existiera y porque nunca cambiará.
IV. LA ECONOMIA DE DIOS
¿En qué consiste la economía de Dios, es decir, de qué manera cumple El Su propósito? Dios logra Su propósito de obtener este hombre corporativo, impartiéndose como vida en él. A no ser que se imparta en el hombre, Dios jamás logrará Su propósito.
V. EL ENEMIGO DE DIOS
Sin embargo, antes de que Dios lograra Su propósito, Satanás, el enemigo de Dios, se introdujo para engañar y usurpar al hombre, inyectándole su propia vida y naturaleza pecaminosa. De esta manera el hombre cayó en una condición lamentable, con una naturaleza pecaminosa, lo cual lo arruinó, impidiéndole participar en el propósito de Dios.
VI. LA SALVACION QUE DIOS EFECTUA
Sin embargo, ¡Dios jamás puede ser derrotado! A pesar de que el hombre cayó, frustrando así el plan de Dios, El continuó amándolo y no cambió Su propósito. Dios tuvo que intervenir para salvar al hombre y llevar a cabo Su propósito eterno, y esta acción de Dios es la salvación completa que El efectúa.
Preguntas
¿Qué significa la expresión “el beneplácito de Dios”?
Dé un ejemplo personal que explique, según la Biblia, lo que significa beneplácito de Dios, Su propósito y Su economía.
¿Cuál es el propósito eterno de Dios?
Defina la palabra “eterno”.
¿Por qué decimos que el propósito de Dios es eterno?
Defina la palabra “economía”. ¿En qué consiste la economía de Dios?


Referencias adicionales
Compendium of God’s Full Salvation [Compendio de la salvación completa que Dios efectúa] (LSM), capítulo 1, I. A.
o
Life-study of First Corinthians [Estudio-vida de 1a Corintios] (Lee/LSM), pág. 96.
Life-study of Ephesians [Estudio-vida de Efesios] (Lee/LSM), págs. 631-632.
The Completing Ministry of Paul [El ministerio completador de Pablo] (Lee/LSM), pág. 9.
avatar
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

LA BIBLIA PARA PRINCIPIANTES LIBRO DE LECCIONES CAP II

Mensaje por ZARGOTEAM el Jue 10 Abr 2014, 1:01 am

Lección dos
DIOS ELIGIO Y PREDESTINO A MUCHOS
PARA QUE FUERAN SUS HIJOS
Lectura bíblica
Ef. 1:4-5; Ro. 9:11-13; 8:29; Jn. 8:44; 1:12
Bosquejo
Dios eligió
Dios predestinó
La filiación es la meta de la elección de Dios
Texto
I. DIOS ELIGIO
Para cumplir Su propósito eterno, Dios necesitaba crear al hombre. Pero antes de crearlo, debía elegir de entre billones de hombres a algunos para que fueran Sus hijos. Así que, antes de iniciar Su creación, Dios escogió a algunos. ¿Cómo podemos aseverar esto? La Biblia nos lo dice en Efesios 1:4: “Según nos escogió en El antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de El en amor”.
Esto quizás lo lleve a preguntarse: “¿Por qué me escogió a mí y no a otro?” El lo escogió a usted porque El así lo quiso, porque fue Su beneplácito hacerlo y no porque usted fuera bueno o estuviera muy capacitado. Este versículo también nos dice que nos escogió “en El”, en Cristo, no porque fuéramos algo en nosotros mismos.
Según lo que la Biblia llama la presciencia de Dios, Dios supo cuándo, dónde y de quién naceríamos. Romanos 9:11 presenta como ejemplo la historia de Jacob. Antes de que Jacob naciera, aún antes de que tuviera la oportunidad de hacer bien o mal, Dios lo escogió en lugar de su hermano Esaú. Lo mismo sucedió con nosotros. ¿No es esto maravilloso? La elección de Dios es la primera bendición que El nos otorgó y todos debemos estarle profundamente agradecidos.
II. DIOS PREDESTINO
Después de escogernos, Dios nos predestinó para que fuéramos Sus hijos. Predestinar significa marcar de antemano con cierto propósito. Dios puso Su marca sobre nosotros aun antes de crearnos, para indicar que éramos Suyos. ¿Puede verse alguna “marca” usted? Por supuesto que no; pero Dios sí la ve, y Satanás también. Dios sabe, Satanás sabe, e incluso los ángeles saben que fuimos escogidos y marcados por Dios de antemano, con el fin de contener a Dios y expresarle como Sus hijos. Nuestra experiencia nos ha mostrado que no importa si nos interesa o no ser Sus hijos, Dios llevará a cabo su propósito con nosotros hasta llevarnos a Su meta.
III. LA FILIACION ES LA META
DE LA ELECCION DE DIOS
La meta de la elección y la predestinación de Dios es “la filiación”. En la Biblia la palabra filiación principalmente tiene dos significados: la madurez en la vida divina y la posición de heredar todo lo que Dios es. Un niño puede tener la vida de su padre, pero debido a su condición de niño no está capacitado para heredar todo lo que su padre posee. Solamente cuando haya crecido y madurado podrá recibir la herencia. Lo mismo sucede con nosotros. Dios nos escogió para que fuéramos Sus hijos, maduros y llenos de la vida divina. Posiblemente usted tenga la vida divina del Padre, la cual lo constituye en Su hijo; sin embargo, Dios no sólo lo escogió y predestinó para que fuera simplemente Su hijo, sino para que llegara a ser un hijo plenamente maduro en la vida divina, pues sólo así usted será apto para heredar todo lo que Dios es y ha obtenido. Todos debemos recibir Su vida y agradecerle por habernos escogido. Sólo Su vida en nosotros nos capacitará para llegar a ser Sus muchos hijos, crecer en El y expresarlo (Jn. 1:12).
Después de la caída del hombre, todos llegamos a ser pecadores e hijos del diablo (Jn. 8:44); pero a pesar de este hecho, Dios nos escogió para que llegásemos a ser Sus hijos. ¡Cuán maravilloso es esto! Aunque hoy no nos veamos iguales a El, confiamos en el hecho de que El nos eligió y que un día seremos los muchos hijos de Dios maduros, llenos de Su vida y de Su autoridad, para expresarle y representarle. En la actualidad la iglesia, el Cuerpo de Cristo, es la expresión única de Dios, y la Nueva Jerusalén lo será en el futuro.
Preguntas
Dios nos ha bendecido con mucho en Su salvación completa. ¿Cuál es la primera y gran bendición de Su salvación?
¿Cuándo y cómo nos eligió y predestinó Dios?
¿Cuál es la diferencia entre la elección y la predestinación de Dios?
Dios nos ha elegido y predestinado, ¿podríamos rechazarle? ¿Qué podemos hacer entonces?
¿Cuál es la meta de la elección de Dios?
¿Cuál es el significado bíblico de la filiación de Dios?
¿Cómo llega una persona a ser un hijo de Dios?
Referencias adicionales
Compendium of God’s Full Salvation [Compendio de la salvación completa que Dios efectúa] (LSM),
capítulo 1, I. B. 1.
o
Life-study of Ephesians [Estudio-vida de Efesios] (Lee/LSM), págs. 597-598, 635-636.
Estudio-vida de Gálatas (Lee/LSM), págs. 256-257, 417-418.
avatar
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

LA BIBLIA PARA PRINCIPIANTES LIBRO DE LECCIONES CAP III

Mensaje por ZARGOTEAM el Jue 10 Abr 2014, 1:06 am

Lección tres
LA META DE DIOS ES OBTENER
UN HOMBRE CORPORATIVO
Lectura bíblica
Ef. 3:9-11; 1:22-23; 2:10, 19-22
Bosquejo
La iglesia es el Cuerpo de Cristo
La obra maestra de Dios
Texto
Antes de continuar, necesitamos ver algo de suma importancia que nos ayudará a entender mejor la salvación completa que Dios efectúa. La meta de la salvación de Dios no es obtener muchos individuos salvos, sino un hombre corporativo. ¿Qué es un hombre corporativo? Todos los hombres son individuos, es decir, son independientes uno del otro. ¿Cómo puede darse tal cosa como un hombre corporativo?
I. LA IGLESIA ES EL CUERPO DE CRISTO
Como vimos en la lección pasada, todos los hijos de Dios tienen la vida de Dios. En realidad, esta vida no es una cosa, sino una Persona; esta vida es Dios mismo. Tener esta vida significa que tenemos a una Persona viviente en nosotros, al propio Dios viviente. Cuando todos estos individuos son llenos del único Dios viviente, llegan a ser un hombre corporativo y dejan de ser muchos individuos. Así, todos ellos llegan a ser las muchas partes de este hombre corporativo, los muchos miembros del Cuerpo de Cristo.
Tomemos nuestro cuerpo como ejemplo. Dentro de nuestro cuerpo existe una sola vida, una persona. Cuando usted va a la escuela, va toda su persona. Al hacer algún trabajo, toda su persona lo hace. Todo lo que usted hace, lo hace en unidad, porque dentro de usted no hay dos personas, sino una.
¿Qué podemos decir con relación a Dios? El también está en unidad, y Su propósito es ser expresado en esta unidad. Cuando todos estos individuos lo reciben como vida, llegan a ser uno con El, y a esto se le llama: la iglesia, el Cuerpo de Cristo. En la eternidad futura, este grupo de personas constituirá la Nueva Jerusalén. A esto es a lo que nos referimos cuando hablamos del hombre corporativo, el cual alegra el corazón de Dios y cumple Su deseo.
Si leemos Efesios 3:9-11, veremos que la iglesia no es una entidad que simplemente surge cuando mucha gente individual es salva. ¡No! En lugar de esto vemos que la iglesia fue planeada desde la eternidad pasada. Fue con miras a la iglesia que muchas personas fueron salvas. Luego, en el tiempo y mediante nuestra salvación en Cristo, la iglesia se produjo para expresar a Dios. Según Apocalipsis 21 y 22, la iglesia continuará en la eternidad como la meta eterna y la morada de Dios.
¿Qué es la iglesia? La iglesia es un pueblo lleno de Dios como su vida. No son muchos individuos ocupados con sus propios intereses, sino más bien, son personas que están siendo llenas de Dios como vida y que juntamente con El están siendo edificadas. Al vivir en esta única vida, llegan a tener la imagen de Dios. Así, ellos llegan a ser la única expresión de Dios y aquellos que le representan con Su autoridad.
II. LA OBRA MAESTRA DE DIOS
La iglesia, como hombre corporativo, es la más maravillosa de todas las obras de Dios en Su creación. Efesios 2:10 nos dice que la iglesia es la “obra maestra” de Dios. Ni aun los cielos con todas sus maravillas, ni la tierra en toda su belleza, pueden compararse con la iglesia. La iglesia es lo que Dios se propuso obtener desde la eternidad, es el producto de Su economía y el deseo único de Su corazón.
Preguntas
¿Cuál es el significado de la expresión “un hombre corporativo”? ¿Cómo es posible que tantas personas individuales lleguen a ser este hombre?
¿Cuáles versículos de Efesios nos dicen que la iglesia no surgió simplemente porque muchas personas fueron salvas, sino que fue planeada conforme a Su plan eterno?
Compare lo que la mayoría de las personas piensan al escuchar la palabra “iglesia” con la revelación que nos da Efesios acerca de ella. ¿Tienen estos dos puntos de vista algo en común?
Referencias adicionales
Compendium of God’s Full Salvation [Compendio de la salvación completa que Dios efectúa] (LSM),
capítulo 1, I. B. 2.
o
The Practical Expression of the Church [La expresión práctica de la iglesia] (Lee/LSM), págs. 7-8.
Life-study of Ephesians [Estudio-vida de Efesios] (Lee/LSM), págs. 495, 624-630.
Estudio-vida de Génesis (Lee/LSM), págs. 488-490.
Estudio-vida de Exodo (Lee/LSM), págs. 623, #1286.
Life-study of Second Corinthians [Estudio-vida de 2 Corintios] (Lee/LSM), pág. 374.
Estudio-vida de Apocalipsis (Lee/LSM), págs. 25-26.
The Divine Dispensing of the Divine Trinity [La impartición divina de la Trinidad Divina] (Lee/LSM), págs. 13-14.
avatar
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

LA BIBLIA PARA PRINCIPIANTES LIBRO DE LECCIONES CAP IV

Mensaje por ZARGOTEAM el Jue 10 Abr 2014, 1:15 am

Lección cuatro
DIOS CREO AL HOMBRE COMO
UN VASO TRIPARTITO
Lectura bíblica
Gn. 1:26; Ro. 9:2l-23; 1 Ts. 5:23; Gn. 2:7;
Mt. 22:37; Ef. 3:16; 1
P. 3:4; Jn. 3:6
Bosquejo
El hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios
El hombre es un vaso hecho para contener a Dios
El cuerpo
El alma
El espíritu
Texto
En la primera lección vimos el plan maravilloso y eterno que Dios tiene. En la lección dos vimos que a fin de cumplir Su plan, Dios necesitaba elegir un pueblo. Luego, basado en Su plan y en Su elección, Dios procedió a crear los cielos y la tierra para el hombre. Al final, El creó al hombre de una manera muy especial, y éste llegó a ser el centro de Su creación.
I. EL HOMBRE FUE CREADO
A IMAGEN Y SEMEJANZA DE DIOS
Primero, la Biblia nos dice en Génesis 1:26: “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza”. En este versículo vemos que Dios creó al hombre diferente de todas las demás criaturas. Todas las criaturas fueron creadas según su propia especie; únicamente el hombre fue creado conforme a la especie de Dios. ¿Pueden ver cuán cerca está el hombre de Dios? Podríamos ilustrar esto con un guante. El hombre es para Dios lo que el guante es para la mano. El guante se fabrica en forma de una mano a fin de que ésta pueda entrar en él. De igual manera, el hombre fue creado según la imagen de Dios y conforme a Su semejanza para que Dios pudiera entrar en él. ¿Puede ver ahora cuán maravilloso es usted? Sólo usted, de entre toda la creación de Dios, fue hecho de tal forma maravillosa. Esto hace de usted una persona muy importante en el universo. Usted fue creado como un vaso a la imagen de Dios para contenerle y expresarle. Esto no fue un accidente ni un producto de la evolución; por el contrario, fue algo planeado por Dios en la eternidad pasada y llevado a cabo en Su creación, para el cumplimiento de Su propósito eterno.
II. EL HOMBRE ES UN VASO HECHO
PARA CONTENER A DIOS
En segundo lugar, la Biblia nos dice que Dios creó al hombre a Su imagen y semejanza como un vaso (Ro. 9:2l-23). El propósito de un vaso es contener algo. Una botella puede contener agua; ésta es su función o propósito. Asimismo, el hombre fue hecho para contener a Dios.
Desde luego, no somos vasos simples, sino vasos con tres partes: espíritu, alma y cuerpo (1 Ts. 5:23). Por eso, podemos decir que el hombre es un vaso o un ser “tripartito”.
A. El cuerpo
La primera parte del hombre es su cuerpo, que es la parte física. Dios creó el cuerpo del hombre del polvo de la tierra (Gn. 2:7). Podemos vivir en la tierra gracias a nuestro cuerpo físico. Con él podemos tocar, ver, oler y oír las cosas que nos rodean. Por ejemplo, mientras usted lee esta lección, necesita las manos para sostener el libro y los ojos para leerlo.
B. El alma
El alma es la parte psicológica del hombre; es su yo, es decir, su persona o personalidad. El alma se compone de tres partes u órganos, a saber, la mente, la parte emotiva y la voluntad. Para entender esta lección, usted necesita usar el órgano de su mente. Al leer, tal vez se sienta emocionado al saber que ha sido creado a la imagen de Dios, y desee conocer más sobre esto. Esta es su emoción siendo animada. Además, cuando decide leer la Biblia para conocer más sobre Dios y el hombre, usted está ejercitando su voluntad. El alma es la parte que Dios creó en el hombre para que éste le pudiera conocer y amar, y así volverse a El para ser saturado por El y expresarle.
C. El espíritu
El espíritu es la parte más profunda del hombre. La Biblia también lo llama “el hombre interior” (Ef. 3:l6) y “el hombre interior escondido en el corazón” (1 P. 3:4), debido a que el espíritu es la parte más profunda y difícil de conocer. De entre todas las criaturas, sólo el hombre fue creado con un espíritu. La función de nuestro espíritu es tocar a Dios y recibirlo. ¿Sabía usted que no sólo tiene un cuerpo y un alma, sino también un espíritu? Tal vez nunca haya pensado en esto. Si usted jamás ha ido a Dios, nunca ha tenido que usar su espíritu. Usted necesita su cuerpo y alma para existir como ser humano; pero si nunca ha ido a Dios, jamás ha usa- do su espíritu. Así como nuestros oídos sirven para escuchar los sonidos y nuestros ojos para ver los colores, nuestro espíritu es el órgano con el cual podemos recibir la vida de Dios y ser uno con El. ¡Aleluya! ¡Cuán maravilloso es el espíritu humano que Dios creó dentro de nosotros! Con nuestro espíritu podemos tocar a Dios y contenerle, a fin de expresarle en la tierra. Esto es lo que hace feliz a Dios y cumple Su propósito eterno al haber creado al hombre.
¿Tiene usted algunos amigos que no conocen al Señor o que afirman que El no existe? Esto se debe a que nunca han usado su espíritu para tener contacto con Dios. Ellos son como un hombre ciego que no cree que los colores existen porque nunca los ha visto. De igual forma, algunos no creen en Dios porque nunca han usado su espíritu para tocarle.
Quizás sepamos cuidar bien nuestro cuerpo y darle el uso apropiado. Tal vez vayamos a la escuela para desarrollar más nuestra capacidad intelectual. Pero si deseamos ser aquellos que están en completa armonía con el propósito de Dios, necesitamos aprender a usar nuestro espíritu para tocarle, recibirle y contenerle.
Preguntas
¿Cuáles son las dos maneras en que hombre es diferente de las demás criaturas de Dios?
Romanos 9 nos dice que Dios hizo al hombre como un vaso. ¿Por qué la Biblia describe al hombre de esta forma?
Enumere las tres partes del hombre y sus funciones. Dé ejemplos de cómo usted usa cada parte.
Escriba una lista de siete recipientes de su casa y describa el contenido de cada uno.
¿De qué forma nos muestra esto que el hombre es el vaso de Dios?
Referencias adicionales
Compendium of God’s Full Salvation [Compendio de la salvación completa que Dios efectúa] (LSM),capítulo 1, II.
o
Estudio-vida de Juan (Lee/LSM), pág. 61.
Estudio-vida de Génesis (Lee/LSM), págs. 64-66, 67, 136-138.
Estudio-vida de Romanos (Lee/LSM), págs. 710-712.
Estudio-vida de Gálatas (Lee/LSM), págs. 419-420.
La iglesia gloriosa (Nee/LSM), págs. 8-9.
avatar
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

LA BIBLIA PARA PRINCIPIANTES LIBRO DE LECCIONES CAP V

Mensaje por ZARGOTEAM el Jue 10 Abr 2014, 1:16 am

Lección cinco
EL ARBOL DE LA VIDA Y EL RIO
REPRESENTAN A DIOS COMO VIDA
PARA EL HOMBRE
Lectura bíblica
Gn. 2:9-10; Jn. 1:4; 14:6; 10:10; 6:57; 7:37-38;
Ap. 22:1
Bosquejo
El hombre fue puesto en el huerto de Edén
El árbol de la vida estaba en el centro del huerto
La vida que se requiere para expresar a Dios
El árbol de la vida representa a Cristo
El río de vida sacia nuestra sed
Texto
I. EL HOMBRE FUE PUESTO
EN EL HUERTO DE EDEN
Dios plantó un hermoso huerto y puso allí al hombre que había creado. Había muchos árboles frutales buenos para comer y en medio del huerto se hallaba el árbol de la vida, junto a un río. Luego, Dios puso al hombre enfrente de este árbol.
En aquel entonces, ¿cuál era la necesidad primordial del hombre? ¿Necesitaba acaso un trabajo a fin de ganar dinero para su sustento? Ciertamente que no. Dios le había provisto todo lo que necesitaba para vivir. ¿Le dijo Dios que hiciera el bien y que fuera bueno? No. El simplemente lo creó y lo puso en el huerto frente al árbol de la vida. Debemos recordar cuál fue el propósito por el cual Dios creó al hombre, si deseamos saber cuál era su necesidad básica. El no fue creado para ganarse el sustento ni para ser bueno o hacer el bien. No. El fue creado para expresar la imagen de Dios al ser lleno con la vida divina. Por lo tanto, la necesidad primordial del hombre era recibir a Dios como su vida.
II. EL ARBOL DE LA VIDA ESTABA
EN EL CENTRO DEL HUERTO
Puede ser que haya escuchado acerca del huerto de Edén, pero ¿podría decir cuál era el aspecto más sobresaliente de dicho huerto? No piense que era su belleza y placer. Más bien, era el árbol de la vida que estaba en medio del huerto, ya que este árbol representa a Dios como vida para el hombre. El huerto de Edén no sólo era un lugar hermoso, sino un lugar en el cual el hombre podía recibir a Dios y ser lleno de El, a fin de cumplir Su propósito eterno y darle entera satisfacción.
III. LA VIDA QUE EXPRESA A DIOS
Aunque el hombre había sido creado a la imagen de Dios y conforme a Su semejanza, era imposible que expresara a Dios si primero no lo recibía como vida. No era suficiente tener sólo la forma exterior, Su imagen y Su autoridad. Era necesario que el hombre recibiera la vida de Dios a fin de expresarlo y representarlo. Si no tenemos la vida divina, somos totalmente incapaces y estamos descalificados para expresar y representar a Dios. Un foco es un buen ejemplo de esto. El foco fue hecho para brillar y expresar la electricidad; pero si la electricidad nunca entra en el foco, éste jamás cumplirá su función. Sucede igual con el hombre. El hombre es “un foco” creado para expresar a Dios, la luz divina; pero para que esto suceda, la electricidad divina, la vida de Dios, debe entrar en él. No es suficiente con haber sido creados a la imagen de Dios y conforme a Su semejanza. Si verdaderamente deseamos expresar a Dios, necesitamos recibir la vida divina en nuestro ser.
IV. EL ARBOL DE LA VIDA REPRESENTA A CRISTO
Leamos ahora Génesis 2:9-10. Después de crear al hombre, Dios no le pidió que hiciera el bien ni que se esforzara por expresarlo. En lugar de esto, lo puso frente al árbol de la vida, para que participara de él como vida. La única manera en que el hombre podía tomar a Dios y que Dios entrara en él, era comiéndole. En el Nuevo Testamento se nos dice que el árbol de la vida representa a Dios encarnado en Cristo. Juan 1:4 dice: “En El estaba la vida”. En Juan 14:6, el Señor Jesús dijo que El era “el camino y la realidad y la vida”. En Juan 10:10, El dijo que había venido para que nosotros tuviéramos vida y la tuviéramos en abundancia. En Juan 6:57, el Señor Jesús nos dijo que le comiéramos. Todos estos versículos nos muestran que Jesucristo es vida para el hombre, y esto mismo es lo que el árbol de la vida representa. ¿No es esto maravilloso? Jesús no vino para darnos unas cuantas leyes que gobiernen nuestra conducta. Tampoco vino para darnos un mejor trabajo, una casa o un automóvil. No. El vino para impartirse en nosotros a fin de ser nuestra vida.
V. EL RIO DE VIDA SACIA NUESTRA SED
En el huerto no sólo estaba el árbol que representa a Cristo como nuestra vida, sino que también había un río. En Génesis no se usa la expresión “un río de vida”, pero en Apocalipsis 22:1, leemos: “Y me mostró un río de agua de vida”. Este río que aparece en toda la Biblia representa a Dios el Espíritu, que como vida nos alcanza y sacia nuestra sed. En Juan 7:37 el Señor Jesús dijo: “Si alguno tiene sed, venga a Mí y beba”. Este versículo indica que Jesús vino con el fin de ser vida para el hombre, así como el agua sacia y apaga nuestra sed. Es posible que algunas veces usted haya sentido que nada puede satisfacerlo. Este era el caso de los judíos en Juan 7 (véase Juan 7:37-38). Ellos desconocían el propósito que Dios tuvo al crearlos y no veían la necesidad de recibir a Dios como vida. A pesar de que acababan de tener una gran fiesta que había durado toda una semana, seguían hambrientos y sedientos. Fue entonces que Jesús mismo se ofreció a ellos como la bebida que satisface, trayéndoles a Dios como vida para que tanto ellos como Dios pudieran ser satisfechos.
Hoy Dios sigue ofreciendo Su Persona a nosotros. Todos debemos acercarnos a El para beberlo.
Preguntas
¿Qué significa que Dios pusiera al hombre frente al árbol de la vida en medio del huerto de Edén?
¿Por qué podemos decir que el hombre no necesitaba ganarse el sustento ni hacer el bien para cumplir el propósito que Dios tuvo al crearlo?
Trate de explicar por qué el hombre necesita tanto la vida de Dios como Su imagen para poder expresarle. Use un ejemplo si es necesario.
¿Qué versículos del Nuevo Testamento nos muestran que el Señor Jesús es el árbol de la vida para el hombre?
¿Qué es lo que más necesita el hombre hoy día?
¿Cómo podemos comer del árbol de la vida y beber del río de vida hoy?
Referencias adicionales
Compendium of God’s Full Salvation [Compendio de la salvación completa que Dios efectúa] (LSM), capítulo 1, III. A.
o
The Stream [El Manantial] (Lee/LSM), tomo 4, núm. 2, pág. 6.
The Kingdom [El reino] (Lee/LSM), págs. 63-64.
Estudio-vida de Génesis (Lee/LSM), págs. 146-148, 152-153.
avatar
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

LA BIBLIA PARA PRINCIPIANTES LIBRO DE LECCIONES CAP VI

Mensaje por ZARGOTEAM el Jue 10 Abr 2014, 1:17 am

Lección seis
LA CAIDA DEL HOMBRE
Lectura bíblica
Gn. 2:9-10, 17; 3:1-6; 1 Ti. 2:14; Ro. 5:18-19
Bosquejo
Los dos árboles
Dependencia e independencia
Vida y muerte
Satanás llegó a ser el enemigo de Dios
Satanás engañó al hombre
La tragedia del universo
Dos grandes problemas
El problema objetivo
El problema subjetivo
Un ejemplo
Texto
I. LOS DOS ÁRBOLES
En la lección anterior, tal vez hayan notado que en Génesis 2:9 había otro árbol además del árbol de la vida. Este árbol era el árbol del conocimiento del bien y del mal. Al participar de este otro árbol, el hombre cayó y quedó completamente arruinado para cumplir el propósito de Dios. En esta lección aprenderemos un poco más acerca de estos dos árboles, de cómo el hombre fue engañado para comer del árbol del conocimiento y del resultado de ello.
A. Dependencia e independencia
El árbol de la vida y el árbol del conocimiento representan dos principios que rigen la relación entre el hombre y Dios. El principio del árbol de la vida es vivir en total dependencia de Dios. Tener a Dios como nuestra vida nos hace depender de El. Por otra parte, el principio del árbol del conocimiento es vivir independientes de Dios. Cuando no tomamos a Dios como nuestra vida y decidimos vivir conforme al conocimiento, vivimos independientes de Dios y esto nos impide ser llenos de El y expresarlo conforme a Su plan.
B. Vida y muerte
Así como el árbol de la vida representa la vida de Dios, es decir, a Dios como vida para el hombre, el árbol del conocimiento representa a Satanás como el origen de la muerte. En Génesis 2:17 Dios le dijo al hombre que el día en que comiera del árbol del conocimiento ciertamente moriría. Esto indica que el árbol del conocimiento del bien y el mal es en realidad el árbol de la muerte. Al tomar del árbol del conocimiento, el hombre recibió el elemento y la naturaleza de Satanás, quien es la fuente de la muerte.
II. SATANAS LLEGO A SER EL ENEMIGO DE DIOS
En la Biblia se nos muestra que al principio, Satanás era Lucifer, el arcángel de Dios. Lucifer significa “lucero” o “estrella de la mañana”. De entre todas las criaturas de Dios de aquel entonces, Lucifer era el más hermoso y sabio. Debido a esto, él ambicionó ser igual a Dios y quiso independizarse de El. Era su deseo que todas las criaturas de Dios le adorasen. Por lo tanto, se rebeló contra Dios y se convirtió en Su enemigo, el cual siempre ha tratado de exaltarse por encima de Dios y frustrar Su propósito.
III. SATANAS ENGAÑO AL HOMBRE
Antes de que el hombre hubiera recibido la vida de Dios, Satanás vino a Eva, la compañera de Adán, y la incitó para que comiera del árbol del conocimiento. El logró esto inyectando en la mente de ella sus pensamientos diabólicos. Fue así que Satanás hizo que Eva cuestionara a Dios, Su palabra y Su intención, haciéndola pensar que ella podía ser independiente de Dios y aún llegar a ser igual a Dios. Como resultado de esto, Eva tomó del fruto, lo comió y lo dio a su esposo, el cual también comió.
IV. LA TRAGEDIA DEL UNIVERSO
Este acto del hombre es la tragedia más grande del universo. El hombre que Dios había creado para contenerle y expresarle como vida, desobedeció, recibiendo a cambio la vida satánica. Ahora, en lugar de expresar a Dios, el hombre expresaría la vida pecaminosa y la naturaleza de Satanás, el enemigo de Dios. A causa de este hecho trágico, el hombre se desvió del propósito original de Dios. A este hecho y su resultado es a lo que llamamos la caída del hombre.
V. DOS GRANDES PROBLEMAS
A. El problema objetivo
Este hecho causó los dos problemas principales al hombre. Primero, por el lado objetivo, el hombre transgredió la justicia de Dios al desobedecer Su mandamiento de no comer de este árbol. Como consecuencia de esto, el hombre cayó bajo el juicio de Dios y perdió su derecho de participar del árbol de la vida. En vez de ser lleno de Dios, el hombre quedó separado de Dios; condenado a morir en sus pecados y finalmente a enfrentar el juicio de Dios y el lago de fuego.
B. El problema subjetivo
En cuanto al aspecto subjetivo, el hombre tomó dentro de sí la vida satánica, la cual vino a ser un veneno en él, constituyéndolo en un pecador con una naturaleza pecaminosa. El hombre, a quien Dios tanto amaba, y a quien había creado para que fuera Su único vaso y expresión, se había arruinado completamente debido a este hecho pecaminoso.
Esta gran tragedia se ha convertido en la historia de la humanidad. La caída del hombre ocurrió hace seis mil años, y sin embargo sus efectos pueden verse aún hoy día. Después de haber comido del árbol del conocimiento y de haber escogido una vida independiente de Dios, el hombre cayó del propósito de Dios a una vida llena de pecados y constituida de la naturaleza satánica. Es por eso que hoy en día él ignora completamente a Dios y a Su propósito.
VI. UN EJEMPLO
Estos dos problemas se pueden ilustrar de la siguiente manera. Supongamos que un niño, después de que su madre le advierte no tomar de una botella con veneno, la desobedece y lo bebe. En ese momento diríamos que el niño no sólo ha cometido un acto de desobediencia y que ahora tiene un problema con su madre, sino más grave aún es que ha tomado veneno y que morirá irremediablemente, a menos que se haga algo de inmediato.
Asimismo, el hombre no sólo desobedeció a Dios y cayó bajo Su condenación al comer del árbol del conocimiento, sino que también tomó dentro de sí la naturaleza venenosa de Satanás. Por lo tanto, Dios, en Su obra salvadora, necesita resolver ambos problemas: el problema de la desobediencia, y el problema de la vida venenosa y pecaminosa de Satanás que el hombre ingirió en su ser. A menos que Dios haga algo radical, el hombre morirá en sus pecados y será condenado por Dios, quedando completamente inútil para El y Su propósito eterno.
Preguntas
¿Qué representan para el hombre el árbol de la vida y el árbol del conocimiento?
¿Cómo engañó Satanás a la mujer para que tomara del árbol del conocimiento? Para contestar esto necesita leer Génesis 3:1-6.
¿Cuáles fueron las consecuencias más grandes de la caída del hombre? Use el ejemplo que fue dado para explicar esto.
¿Cómo tomamos del árbol de la vida o del árbol del conocimiento? Puede dialogar esto con el maestro.
Referencias adicionales
Compendium of God’s Full Salvation [Compendio de la salvación completa que Dios efectúa] (LSM), capítulo 2
o
Estudio-vida de Génesis (Lee/LSM), págs. 14-17, 175, 290-291.
Estudio-vida de Romanos (Lee/LSM), págs. 123, 125, 407-408, 453, 553.
La iglesia gloriosa (Lee/LSM), págs. 10, 19-21.
Life-study of Ephesians [Estudio-vida de Efesios] (Lee/LSM), págs. 83, 270.
La experiencia de vida (Lee/LSM), págs. 246-247.
La economía de Dios (Lee/LSM), pág. 115.
The Kingdom [El reino] (Lee/LSM), págs. 65-66.
Estudio-vida de Exodo (Lee/LSM), págs. 999-1000.
avatar
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

LA BIBLIA PARA PRINCIPIANTES LIBRO DE LECCIONES CAP VII

Mensaje por ZARGOTEAM el Jue 10 Abr 2014, 1:18 am

Lección siete
LA NECESIDAD DE QUE EL
HOMBRE SEA SALVO
Lectura bíblica
Ro. 5:18; Jn. 3:36; He. 9:27; Mt. 25:41;
Ap. 20:15; Ef. 2:1-2; 4:17-18a; 2 Ti. 3:2-4;
Ro. 7:17-18a; 6:6b; 7:24; Jn. 8:44
Bosquejo
El problema objetivo con respecto a Dios
Bajo la condenación de Dios
Bajo la ira de Dios
Aguardando el juicio de Dios
El problema subjetivo con respecto al hombre mismo
Su espíritu se amorteció
Su alma quedó arruinada
Su cuerpo se corrompió
Texto
I. EL PROBLEMA OBJETIVO CON RESPECTO A DIOS
El primer problema del hombre en la caída es objetivo y tiene que ver directamente con Dios. Al usar la palabra objetivo nos referimos al hecho de que, aunque este problema nos concierne, es externo a nosotros. Recordemos el ejemplo del niño que desobedeció a su madre y bebió el veneno. Desobedecer a su madre era un problema objetivo. Aunque tenía mucho que ver con él, no era algo que afectara su ser interior. Debido a su desobediencia, él ahora tenía un problema con su madre y debía ser castigado por ello. Del mismo modo, el problema que nosotros tenemos con Dios debido a la caída de Adán es muy serio, y pronto tendremos que afrontar el castigo de Dios por ello.
A. Bajo la condenación de Dios
Todos nos encontramos ahora bajo la condenación de Dios por causa de la desobediencia de Adán (Ro. 5:18a). Cuando Dios creó al hombre, no creó a muchos hombres sino sólo a uno. Esto significa que todos los hombres estaban incluidos en este único hombre. Por tanto, cuando Adán pecó, a los ojos de Dios todos fuimos incluidos en ese acto pecaminoso, aunque nunca hubiéramos personalmente pecado de la misma forma. Debido a esto, cuando Adán fue juzgado y quedó bajo la condenación de Dios, nosotros también fuimos juzgados con él y quedamos juntamente bajo la misma condenación.
B. Bajo la ira de Dios
Debido a que Dios nos condenó en Adán, todos permanecemos bajo la ira de Dios (Jn. 3:36b). Así pues, por el pecado de Adán hoy todos los hombres se encuentran bajo la ira de Dios, aguardando Su juicio final.
C. Aguardando el juicio de Dios
Finalmente, el hombre será juzgado y lanzado por Dios al lago de fuego para sufrir el juicio divino por la eternidad (He. 9:27). La Biblia nos muestra que Dios no preparó el lago de fuego para el hombre, sino para Satanás y sus ángeles caídos, quienes le siguieron en su rebelión contra Dios (Mt. 25:41).
Sin embargo, debido a que el hombre fue engañado por Satanás y se rebeló en contra de Dios al desobedecerle, éste debe ahora sufrir juntamente con Satanás el juicio de Dios en el lago de fuego (Ap. 20:15).
Exteriormente, y en relación con Dios, ésta es la terrible condición en la cual el hombre cayó debido a la transgresión de Adán. En lugar de disfrutar la vida de Dios y de expresarlo a El, el hombre ha sido condenado a morir y a participar en el juicio de Satanás.
II. EL PROBLEMA SUBJETIVO
CON RESPECTO AL HOMBRE MISMO
El segundo problema que el hombre tuvo a causa de la caída, es subjetivo, es decir, para consigo mismo. Retomando el ejemplo anterior, el problema subjetivo corresponde al veneno que entró en el hombre, no al problema de la desobediencia. Al tomar del árbol del conocimiento, el hombre no sólo hizo algo indebido, lo cual podía resolverse con el perdón de Dios; en realidad, él tomó dentro de sí la misma vida de Satanás. Esta vida satánica que entró en el hombre amorteció, arruinó y contaminó todo su ser.
A. Su espíritu se amorteció
En primer lugar, el espíritu del hombre se amorteció cuando la vida satánica entró en él, y llegó a estar muerto en sus delitos y pecados (Ef. 2:1). Su espíritu amortecido perdió la función de tocar a Dios; es por eso que hoy los hombres no tienen la habilidad de tener contacto con Dios, y muchos inclusive no creen en El.
B. Su alma quedó arruinada
La vida satánica que entró en el hombre arruinó su alma, impidiéndole participar en el propósito de Dios. Su mente, la cual fue creada para conocer a Dios, quedó entenebrecida e incapaz de conocerle (Ef. 4:17-18a), debido a que se llenó de pensamientos vanos y razonamientos necios, que lo alejaron de Dios y de Su propósito. Su parte emotiva, la cual fue creada para amar a Dios, se desvió en pos de otras cosas y dejó de amarle. Hoy el hombre toma como objeto de su amor muchas cosas que no son Dios, e incluso en ocasiones le odia (2 Ti. 3:2-4). Por último, la voluntad, la cual Dios le dio al hombre para que lo escogiera y obedeciera, se hizo rebelde (Ef. 2:2b). Hoy, el hombre voluntariamente ha abandonado a Dios y se ha hecho uno con la voluntad de Su enemigo, Satanás. A causa de esto, el hombre vino a ser enemigo de Dios.
C. Su cuerpo se corrompió
Cuando Adán comió del fruto del árbol del conocimiento, la vida pecaminosa de Satanás entró en su cuerpo y lo convirtió en carne pecaminosa. La vida pecaminosa de Satanás está hoy en el cuerpo del hombre (Ro. 7:17-18a). Esta vida, la cual está llena de malos deseos y toda clase de maldad, convierte el cuerpo del hombre en un cuerpo de pecado que lo arrastra al pecado, y en un cuerpo de muerte que lo hace impotente para agradar a Dios y servirle (Ro. 6:6b; 7:24).
Esto nos muestra que el hombre fue condenado por Dios exterior y objetivamente, y que por otra parte, interior y subjetivamente, fue arruinado por la vida satánica. Llegó incluso a ser un hijo del diablo, debido a la vida pecaminosa que entró en él (Jn. 8:44; Ef. 2:2b). En tal situación triste y de ruina, el hombre no tiene ninguna esperanza y es incapaz de salvarse a sí mismo. Lo que le espera hoy es una vida llena de pecado, y en el futuro, el castigo eterno de Dios. Esta es la condición en la cual todos los hombres, incluyéndolo a usted y a mí, cayeron por el pecado de Adán. Esta horrible condición hizo que Dios, en Su amor, viniera a salvarnos.
Preguntas
Defina las palabras objetivo y subjetivo.
¿Cuál es la causa del problema objetivo que existe entre el hombre y Dios?
¿Cuál es el problema objetivo del hombre con relación a Dios?
¿Cuál es la causa del problema subjetivo del hombre con respecto a sí mismo?
¿De qué manera fueron arruinadas las tres partes del ser del hombre después que éste cayó?
Referencias adicionales
Compendium of God’s Full Salvation [Compendio de la salvación completa que Dios efectúa] (LSM), capítulo 3
o
The Divine Dispensing of the Divine Trinity [La impartición divina de la Trinidad Divina] (Lee/LSM), pág. 17.
The Completing Ministry of Paul [El ministerio completador de Pablo] (Lee/LSM), págs. 57-60.
Estudio-vida de Exodo (Lee/LSM), págs. 780-781.
Estudio-vida de Gálatas (Lee/LSM), pág. 102.
Estudio-vida de Romanos (Lee/LSM), págs. 36-37, 135-136.
Estudio-vida de Génesis (Lee/LSM), pág. 249.
The Kingdom [El reino] (Lee/LSM), págs. 66-67, 210-211.
Estudio-vida de Juan (Lee/LSM), pág. 124.
Estudio-vida de Apocalipsis (Lee/LSM), págs. 23, 544-545, 646-649.
avatar
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

LA BIBLIA PARA PRINCIPIANTES LIBRO DE LECCIONES CAP VIII

Mensaje por ZARGOTEAM el Jue 10 Abr 2014, 6:01 am

Lección ocho
LA FUENTE DE LA SALVACION ES
EL AMOR DE DIOS
Lectura bíblica
Ef. 2:4-5; Tit. 3:4-7; Jn. 3:16; 1 Jn. 3:11; 4:9-10; Ro. 5:8; 1 Jn. 3:1; 1 P. 1:3; Jn. 17:23;
2 Ts. 2:16-17; 2 Co. 5:14-15; Gá. 2:20


Bosquejo


El hombre está en una condición irremediable
El amor de Dios hacia el hombre
La misericordia se extiende más allá del amor
El amor de Dios es la fuente de la salvación
El amor de Dios es eterno
Texto


I. EL HOMBRE ESTA EN UNA
CONDICION LAMENTABLE
Hasta ahora hemos visto un cuadro general de la condición caída del hombre. El hombre pecó al desobedecer el mandato de Dios y cayó bajo la condenación divina. Además, la vida pecaminosa de Satanás, el enemigo de Dios, está ahora dentro de él. Por lo tanto, el hombre se encuentra en una condición irremediable, siendo incapaz de salvarse y de salvar a otros del juicio venidero de Dios. Por otra parte, también es incapaz de abstenerse de pecar y continuar ofendiendo a Dios. Por eso, su destino final será el lago de fuego, el cual Dios ha preparado para Satanás y todos aquellos que le siguen. Desde cualquier punto de vista, la condición del hombre es lastimosa e irremediable.


II. EL AMOR DE DIOS HACIA HOMBRE
Sin duda, el hombre no tiene ninguna esperanza de poder salvarse. Sin embargo, Dios ama al hombre debido a que El tiene un corazón de amor. Podemos ver en Su propósito que Dios amó al hombre aun antes de crear los cielos y la tierra; lo amó después de crearlo y ponerlo frente al árbol de la vida; y ahora, después de la caída, Dios sigue amando al hombre. Dios aún desea que el hombre sea lleno de El a fin de que le exprese y traiga plena satisfacción a Su corazón.
Leamos Efesios 2:4-5: “Pero Dios, que es rico en misericordia, por Su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en delitos, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia habéis sido salvos)”.
[El versículo 4, el cual nos dice que Dios es rico en misericordia, comienza con las palabras: “Pero Dios”. Este fue el factor decisivo que cambió nuestra posición. Estábamos en una situación miserable, pero Dios en Su rica misericordia vino a alcanzarnos y a hacernos aptos para recibir Su amor.]


III. LA MISERICORDIA SE EXTIENDE
MAS ALLA DEL AMOR
[Dios es rico en misericordia “por Su gran amor con que nos amó” (v. 4). Para ser objetos de amor es necesario estar en una condición que amerite ser amados; sin embargo, el objeto de la misericordia se halla siempre en una situación lamentable. Por consiguiente, la misericordia de Dios se extiende más allá de Su amor. Dios nos ama porque somos el objeto de Su elección. Pero, por causa de la caída, llegamos a ser hombres dignos de lástima, muertos en delitos y pecados; por lo tanto, necesitamos la misericordia de Dios. Dios, por Su gran amor, es rico en misericordia para salvarnos de nuestra miserable condición a una que sea adecuada para recibir Su amor.]
IV. EL AMOR DE DIOS ES LA FUENTE
DE LA SALVACION
Este amor es la fuente de nuestra salvación. Dios manifestó Su amor al enviar a Su Hijo unigénito para morir por nuestra redención. El no estaba obligado a salvarnos; incluso podía habernos echado al lago de fuego. Pero fue Su amor el que lo motivó a venir y a morir por nosotros. ¡Qué amor tan maravilloso!
[El buen Pastor dejó todas Sus ovejas y fue a buscar una que se había perdido. No fue que había noventa y nueve ovejas y, por eso, vino a buscarlas y salvarlas; más bien el buen Pastor vino para buscar una sola oveja perdida. En otras palabras, aunque sólo hubiera una persona en el mundo que estuviera perdida, aun así el Señor habría venido por ella. Es obvio que todos los hombres necesitan la salvación, pero en cuanto al amor de Dios se refiere, Él estaba dispuesto a venir por un solo hombre, por aquella oveja perdida. El Espíritu Santo no comenzó a buscar porque se le habían perdido diez monedas, sino por la pérdida de una sola. El Padre amoroso no salió a esperar a muchos hijos, sino que abrió Sus brazos al hijo pródigo que regresó. En estas parábolas de Lucas 15, vemos que el Señor, en Su obra de redención, estaba dispuesto a entregar Su vida para satisfacer la necesidad aun de una sola alma ... Esto nos muestra el inmenso amor que el Señor tiene por el hombre.
El Señor Jesús vino a la tierra por causa del hombre. Según Marcos 10, el Señor vino a servir a los hombres al grado de dar Su vida en rescate por ellos ... Él estaba interesado en el hombre ya que lo consideraba de gran valor y digno de Su amor y Su servicio. Sirvió al hombre al extremo de venir a satisfacer su necesidad y ser su Salvador. Ésta es la razón por la cual dio Su vida como róscate.]


V. EL AMOR DE DIOS ES ETERNO
Debido a este amor, podemos llegar a ser hijos de Dios, hijos que crecen hasta alcanzar la madurez. Primera de Juan 3:1 dice: “Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios, y lo somos. Por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a El”.
Ahora podemos ver que, debido al amor con que Dios nos ama, no somos más un linaje sin esperanza. El desea salvarnos e impartirnos Su vida. Su propósito con el hombre es eterno así como lo es Su amor. El nunca cambia; cuando El nos ama, nos ama eternamente. A pesar de haber caído en pecado y muerte, Su gran misericordia nos alcanzó. ¡Aleluya! Debido a Su gran amor, podemos tener la certeza de que seremos llenos de Su vida y lograremos cumplir Su propósito eterno.


Preguntas
¿Por qué Dios ama al hombre?
¿Con qué clase de amor Dios nos ha amado?
¿Cómo mostró Dios Su amor para con el hombre?
¿Qué ha logrado para nosotros el amor de Dios según Efesios 2:4-5 y 1 Juan 3:1?
Ya que Dios nos ha amado y ha hecho tanto por nosotros, ¿cómo debemos corresponderle?


Porciones del ministro citado
Life-study of Ephesians [Estudio-vida de Efesios] (Lee/LSM), pág. 179.
El carácter del obrero del Señor (Nee/LSM), págs. 21, 19.


Referencias adicionales
Compendium of God’s Full Salvation [Compendio de la salvación completa que Dios efectúa] (LSM), capítulo 6.
o
Estudio-vida de Romanos (Lee/LSM), págs. 110-111, 279-281, 410-411.
Life-study of Ephesians [Estudio-vida de Efesios] (Lee/LSM), pág. 179.
Life-study of Titus [Estudio-vida de Tito] (Lee/LSM), págs. 40-41.
El carácter del obrero del Señor (Nee/LSM), págs. 16-21.
Gospel Outlines [Bosquejos de mensajes del evangelio] (Lee/LSM), págs. 330-331.
Life-study of Second Thessalonians [Estudio-vida de 2 Tesalonisenses] (Lee/LSM), pág. 34.
Life-study of Second Corinthians [Estudio-vida de 2 Corintios] (Lee/LSM), pág. 120.
Estudio-vida de Hebreos (Lee/LSM), pág. 246.
Twelve Baskets Full Vol.1 [Doce cestas llenas, tomo 1] (Nee/LSM), pág. 54.
Estudio-vida de Juan (Lee/LSM), pág. 520.
avatar
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

LA BIBLIA PARA PRINCIPIANTES LIBRO DE LECCIONES CAP IX

Mensaje por ZARGOTEAM el Jue 10 Abr 2014, 6:04 am

Lección nueve
LA BASE DE LA SALVACION ES
LA JUSTICIA DE DIOS


Lectura bíblica
Ro. 3:21-22; 1:17; 10:3; Fil. 3:9; 2 P. 1:1; Ro. 8:3


Bosquejo
La justicia de Dios es Dios mismo
El hombre está bajo condenación debido a la justicia de Dios
Cristo murió para cumplir el justo requisito de Dios
El amor, la justicia y la sabiduría de Dios


Texto
En esta lección abarcaremos el asunto de la justicia de Dios. La justicia de Dios es la base sobre la cual somos salvos. El término “justicia” no debe atemorizarnos. Si comprendemos lo que es la justicia de Dios, nos regocijaremos y le alabaremos. Sin ella, no podríamos tener la confianza de acercarnos a Dios para aceptar y disfrutar Su salvación.


I. LA JUSTICIA DE DIOS ES DIOS MISMO
Primero necesitamos ver en qué consiste la justicia de Dios. [Podríamos decir que la justicia de Dios es lo que Dios es con respecto a la justicia y rectitud (Ro. 3:21-22; 1:17; 10:3; Fil. 3:9). Dios es justo y recto. Todo lo que El es en cuanto a Su justicia y rectitud, constituye Su justicia. Podemos decir además, que todo lo que Dios es en estos dos aspectos, en realidad es, El mismo. Por tanto, la justicia de Dios es Dios mismo, es decir, Su Persona, y no meramente uno de Sus atributos.]


II. EL HOMBRE ESTA BAJO CONDENACION
DEBIDO A LA JUSTICIA DE DIOS
Dios tiene un gran problema con respecto a nosotros debido a nuestro pecado. Debemos recordar que El dijo en Génesis 2:17 que si el hombre a quien tanto amaba comía del árbol del conocimiento, ciertamente moriría. Debido a que el hombre comió de este árbol de maldición, debía morir, según la justicia de Dios. La justicia y el juicio son el fundamento del trono de Dios. Si Dios no condenara al hombre, Satanás podía tener una base legítima para acusar de injusto a Dios . De ser así, Dios no tendría autoridad alguna para gobernar y todo el universo entraría en caos.


III. CRISTO MURIO PARA CUMPLIR
EL JUSTO REQUISITO DE DIOS
Aunque Dios amaba al hombre, debía condenarlo por lo que había hecho. Por consiguiente, ¿qué podía hacer Dios para cumplir los requisitos de Su justicia y a la vez preservar al hombre a quien amaba? ¿Cómo podía perdonar al hombre sin quebrantar Su justicia? La respuesta a estas preguntas son los dos aspectos de la justicia de Dios.
[A fin de que Dios nos pudiera perdonar, Cristo, el Hijo de Dios, se hizo carne. Romanos 8:3 nos dice que Dios envió a Su Hijo en semejanza de carne de pecado. En la encarnación, el Señor Jesús se vistió con la semejanza de carne de pecado, identificándose con los pecadores que viven en la carne, y fue muerto en la cruz a causa de la justicia. En la cruz, El fue hecho pecado por nosotros y así Dios condenó al pecado en la carne. Al morir por nosotros, el Señor Jesús llevó a cabo la redención cumpliendo todos los justos requisitos de Dios. Ahora Dios tiene la posición legal para perdonarnos. De hecho, no solamente puede perdonarnos, sino que ahora, debido a Su justicia, tiene que perdonarnos. Dios nos perdona, no principalmente porque nos ama, sino porque está obligado a hacerlo por causa de Su justicia.]


IV. EL AMOR, LA JUSTICIA Y LA SABIDURIA DE DIOS
La justicia de Dios nos condena, pero la muerte justa de Cristo nos justifica. La muerte de Cristo cumple los justos requisitos de Dios. ¡Cuán maravilloso es esto! El hombre puede recibir perdón y salvación, pues la muerte de Cristo satisface la justicia de Dios y le cierra la boca a Satanás. Ahora Dios no puede, y mucho menos Satanás, condenar a aquellos que creen en la muerte justa de Cristo. Si vemos esto, amaremos y apreciaremos mucho a nuestro Dios. Estos dos aspectos de Su justicia nos revelan Su amor, Su justicia y Su sabiduría.


Preguntas
¿Qué es la justicia de Dios?
¿Por qué el hombre, aun cuando Dios lo ama, debe morir por sus pecados?
¿Qué pasos tuvo que dar Dios a fin de satisfacer Su justicia y a la vez salvar al hombre para Su propósito?
¿De qué manera la muerte de Cristo cumplió con la justicia de Dios?
Cuando Dios nos perdona y nos salva, ¿lo hace basado en Su amor por el hombre o en Su justicia? ¿Por qué decimos esto?


Porciones del ministerio citadas


Estudio-vida de Romanos (Lee/LSM), págs. 53, 648.


Referencias adicionales


Compendium of God’s Full Salvation [Compendio de la salvación completa que Dios efectúa] (LSM), capítulo 7.
o
Estudio-vida de Romanos (Lee/LSM), págs. 53, 647-650, 652-657, 688, 690-691.
Life-study of Second Corinthians [Estudio-vida de 2 Corintios] (Lee/LSM), págs. 132, 246.
Life-study of Second Peter [Estudio-vida de 2 Pedro] (Lee/LSM), págs. 5-6, 113-114.
Estudio-vida de Hebreos (Lee/LSM), págs. 173-175.
The New Covenant [El nuevo pacto] (Nee,Lee/LSM), pág. 58.
avatar
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

LA BIBLIA PARA PRINCIPIANTES LIBRO DE LECCIONES CAP X

Mensaje por ZARGOTEAM el Jue 10 Abr 2014, 6:06 am

Lección diez
El DIOS-SALVADOR
Lectura bíblica
Gn. 3:15; 22:18; Is. 7:14; 9:6; Jn. 1:1, 14; 1 P. 3:18; Jn. 1:29; 3:14; 12:24; 1 Co. 15:45b; Gá. 3:14
Bosquejo
La primogenitura del hombre: contener a Dios como vida
Dios prometió un Salvador
Dios mismo profetizó la venida del Salvador
El Salvador Dios-hombre
Se encarnó
Fue crucificado
Resucitó
Texto
Dios no es sólo nuestro Juez debido a Su justicia, sino que también es nuestro Dios-Salvador porque nos ama. Dios juzgó al hombre de acuerdo con Su justicia después que éste pecó en el huerto del Edén; no obstante, debido a que El amaba al hombre, prometió salvarlo.
I. LA PRIMOGENITURA DEL HOMBRE:
CONTENER A DIOS COMO VIDA
Dios creó al hombre para que le contuviera como vida. En esto consiste la primogenitura, que es el derecho que el hombre obtiene por nacimiento. Este derecho es lo que le pertenece legítimamente al nacer. Para un joven príncipe, este derecho es el reinado, es decir, alcanzar la posición de rey y disfrutar de todos los privilegios de un rey. Si el príncipe llegara a ser secuestrado y llevado a otra tierra, perdería su primogenitura, sin importar el hecho de que aún sea el hijo del rey. De igual forma, cuando el hombre fue engañado por Satanás para desobedecer a Dios y recibir dentro de sí la vida y naturaleza satánica, el hombre fue literalmente “secuestrado” del propósito de Dios y perdió el derecho que recibió al nacer, a saber, contener a Dios como vida. Hoy el hombre se encuentra secuestrado y bajo el control de Satanás. Debido a esto, ha perdido su derecho de recibir a Dios como vida.
II. DIOS PROMETIO UN SALVADOR
A fin de resolver estos dos problemas, Dios le dio al hombre dos grandes promesas: prometió rescatarlo del dominio de Satanás y darle Su vida, esto para que cumpliera Su propósito.
En Génesis 3:15 Dios prometió que la simiente de la mujer aplastaría la cabeza de la serpiente, y en Génesis 22:18 prometió que en la simiente de Abraham todas las naciones serían bendecidas.
III. DIOS MISMO PROFETIZO
LA VENIDA DEL SALVADOR
Con base en estas promesas, Dios, profetizó en el Antiguo Testamento acerca de Aquel que vendría, quien en realidad era El mismo viniendo en carne para salvar al hombre.
Primeramente tenemos las profecías en cuanto a Su nacimiento, las cuales revelan de quién El nacería (Is. 7:14) y en dónde nacería (Mi. 5:2). Después, se describe cuál sería Su aspecto físico (Is. 52:14; 53:2) y cómo llevaría a cabo Su ministerio (Is. 61:1; 42:1). Luego, se predice el año, el mes, el día, el lugar y la forma en que moriría (Dn. 9:24-26; Ex. 12:1-6; Gn. 22:2; Dt. 21:23; Zac. 12:10; Sal. 34:20). Además, se nos muestra de manera figurativa que entraría en la muerte, sería sepultado y que al tercer día resucitaría (Jon. 1:2, 17; 2:2-10; Mt. 12:40). Cuando Cristo vino, cumplió todas estas promesas y profecías. ¡Cuán maravilloso es esto! Tal persona incomparable que Dios nos prometió y sobre la cual profetizó, es el tema de todo el Antiguo Testamento.
IV. EL DIOS-HOMBRE SALVADOR
A. Se encarnó
En Juan 1:1 dice que el Verbo era Dios; luego, en Juan 1:14, vemos que el Verbo se hizo carne. Jesucristo es el Verbo encarnado. El es genuinamente tanto Dios como hombre. Al venir El, cumplió todas las promesas y profecías hechas por Dios en el Antiguo Testamento. Como Dios-hombre, nació de una virgen en Belén, y por treinta y tres años y medio llevó una vida humana genuina, pero sin pecado. Luego, fue crucificado en el año, mes, día y lugar profetizado cientos de años antes.
B. Fue crucificado
La muerte de Cristo logró muchos asuntos maravillosos a nuestro favor. Por Su muerte hemos sido redimidos, perdonados, lavados, justificados y reconciliados con Dios. La palabra redimido nos habla del precio que Dios tuvo que pagar para recuperarnos. Ser justificados significa que Dios nos considera tan justos como El. Ser reconciliados quiere decir que nosotros, que antes éramos Sus enemigos, hemos finalmente hecho las paces con El. Además de todo esto, Su muerte hirió la cabeza de Satanás, conforme a la promesa hecha por Dios en Génesis 3:15 (véase He. 2:14).
C. Resucitó
Cristo resucitó al tercer día y fue hecho el Espíritu vivificante para dar vida al hombre, cumpliendo así la promesa dada en Génesis 22:18 (véase Gá. 3:14). En resurrección El llegó a ser el Espíritu de la promesa con el fin de darnos la vida divina, la cual es la bendición eterna. ¡Qué maravilloso! La muerte del hombre Jesucristo resolvió el problema del hombre y restauró su primogenitura; Su muerte también puso fin a todos los problemas que el hombre tenía con Dios por causa de sus pecados, y le aplastó la cabeza a Satanás, a la serpiente, quien lo había secuestrado. Ahora el hombre, al creer en Jesús, puede ser salvo del pecado y de la muerte, y recibir la vida de Dios a fin de cumplir Su propósito eterno. Dios nos ha recobrado y ahora podemos disfrutar nuevamente del derecho que obtuvimos por nacimiento: contener la vida de Dios. Debemos alabar amorosamente a nuestro Dios-Salvador por todo lo que El ha hecho a nuestro favor.
Preguntas
¿Cuál es el derecho que el hombre recibe por nacimiento? ¿Por qué el hombre tiene tal derecho?
¿Cuáles son las dos grandes promesas que Dios hizo en el Antiguo Testamento y cómo se relacionan éstas con los dos problemas del hombre?
Lea los versículos citados en esta lección acerca de las profecías relacionadas con Cristo y escriba lo que ellas anuncian de El antes de Su venida.
¿Qué queremos comunicar cuando decimos que Cristo era un Dios-hombre?
¿Qué logró la muerte y la resurrección de Cristo?
¿De qué forma se aplican estos logros a nosotros para otorgarnos salvación?
Referencias adicionales
Compendium of God’s Full Salvation [Compendio de la salvación completa que Dios efectúa] (LSM), capítulos 8 y 9.
o
The Divine Dispensing of the Divine Trinity [La impartición divina de la Trinidad Divina] (Lee/LSM), págs. 17-18.
Estudio-vida de Génesis (Lee/LSM), págs. 274, 785-786.
The Kernel of the Bible [El centro de la Biblia] (Lee/LSM), págs. 124, 136.
Estudio-vida de Gálatas (Lee/LSM), págs. 111, 136-137, 178-179.
Life-study of Matthew [Estudio-vida de Mateo] (Lee/LSM), págs. 43, 59, 61-62, 84, 130, 151-153, 212, 418-419, 565-566, 660-663, 791, 811-812, 823.
Life-study of First Peter [Estudio-vida de 1 Pedro] (Lee/LSM), págs. 72-75, 98, 105.
Life-study of Second Thessalonians [Estudio-vida de 2 Tesalonisenses] (Lee/LSM), págs. 22-23.
Estudio-vida de Exodo (Lee/LSM), págs. 164, 202-203, 248-252, 841, 1079, 1138, 1191, 1199, 1680-1681.
Estudio-vida de Juan (Lee/LSM), págs. 23-24, 31, 35-36, 39-40, 120-121, 341-344, 466-468, 551-552.
Christ and the Church in Psalms [Cristo y la iglesia en los salmos] (Lee/LSM), págs. 35, 46.
The Mending Ministry of John [El ministerio remendador de Juan] (Lee/LSM), págs. 3-6.
The Stream [El manantial] (Lee/LSM), tomo 6, núm. 2, págs. 2-3.
Experiencing Christ as the Offerings for the Church Meetings [La experiencia de Cristo como las ofrendas para las reuniones de la iglesia] (Lee/LSM), pág. 71.
Estudio-vida de Hebreos (Lee/LSM), págs. 9-10, 40, 52, 97-99, 108-110, 134, 146, 147, 153, 157-159, 335-336.
Life-study of Colossians [Estudio-vida de Colosenses] (Lee/LSM), págs. 66-67, 77-81, 190-191.
The Kingdom [El reino] (Lee/LSM), pág. 41.
Estudio-vida de Romanos (Lee/LSM), págs. 21-22, 155, 200, 434, 621-622, 679, 691.
Life-study of Philippians [Estudio-vida de Filipenses] (Lee/LSM), págs. 86-88.
The Four Major Steps of Christ [Los cuatro pasos principales que Cristo dio] (Lee/LSM), págs. 8-15.
The Stream [El manantial] (Lee/LSM), tomo 3, núm, 2, pág. 5; tomo 10, núm. 1, pág. 18; tomo 13, núm. 4, pág. 9.
Life-study of First Corinthians [Estudio-vida de 1 Corintios] (Lee/LSM), págs. 71-72, 598, 613-614.
La iglesia gloriosa (Nee/LSM), págs. 19-20.
Life-study of Ephesians [Estudio-vida de Efesios] (Lee/LSM), págs. 57-58, 205-206, 226, 723, 728-729.
Life-study of Second Corinthians [Estudio-vida de 2 Corintios] (Lee/LSM), págs. 129-130,328.
La economía de Dios (Lee/LSM), pág. 136.
Life-study of First John [Estudio-vida de 1 Juan] (Lee/LSM), págs. 69-70.
Estudio-vida de Apocalipsis (Lee/LSM), págs. 41-42, 722-723.
The Spirit and the Body [El Espíritu y el Cuerpo] (Lee/LSM), págs. 83-85.
The Kernel of the Bible [El centro de la Biblia] (Lee/LSM), págs. 124, 136.
La experiencia de vida (Lee/LSM), pág. 29.
avatar
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

LA BIBLIA PARA PRINCIPIANTES LIBRO DE LECCIONES CAP XI

Mensaje por ZARGOTEAM el Jue 10 Abr 2014, 6:07 am

Lección once
LA REDENCION
Lectura bíblica
Ef. 1:7; Gá. 3:13; 1 P. 2:24; 3:18; 2 Co. 5:21; He. 10:12; 9:28, 12, 14; 1 P. 1:18-19
Bosquejo
¿Qué es la redención?: recobrar o recuperar pagando un precio
Perdidos debido al pecado
Redimidos por la preciosa sangre de Cristo
Texto
En esta lección iniciaremos el estudio de los cinco aspectos objetivos de la salvación completa, los cuales resolvieron el problema que el hombre tenía con Dios. El primer aspecto es la redención que Cristo realizó por nosotros mediante Su muerte en la cruz. Leamos Efesios 1:7, que dice: “En quien tenemos redención por Su sangre, el perdón de los delitos según las riquezas de Su gracia”.
I. ¿QUE ES LA REDENCION?:
RECOBRAR O RECUPERAR PAGANDO UN PRECIO
La palabra redención es la forma sustantivada del verbo redimir. [Redimir significa volver a comprar algo que originalmente nos pertenecía, pero que se había perdido. Por ejemplo, este himnario me pertenece. Si se me perdiera y luego tuviera que volver a comprarlo, estaría recuperando o redimiendo mi propio himnario. Por lo tanto, la redención es pagar un precio para recuperar o recobrar al hombre, quien se había perdido.
Originalmente le pertenecíamos a Dios y éramos Su posesión, pero lamentablemente nos perdimos. A pesar de esto, Dios no nos abandonó. El pagó un gran precio para recuperarnos, éste es el significado de la redención. A pesar de que nos perdimos completamente, El no renunció a Su deseo de recobrarnos. Pero conseguir esto no era tan fácil para Dios, ya que nos involucramos en el pecado y en muchas otras cosas contrarias a Su justicia, Su santidad y Su gloria. Esto nos ocasionó muchos problemas con Dios, pues quedamos bajo una demanda triple, a saber, la demanda de Su justicia, santidad y de Su gloria. Tal demanda triple nos impuso muchos requisitos que eran imposibles de cumplir. Por consiguiente, Dios tuvo que pagar un precio muy alto a fin de recobrarnos. Cristo murió en la cruz para obtener nuestra redención eterna (Gá. 3:13; 1 P. 2:24; 3:18; 2 Co. 5:21; He. 10:12; 9:28). El tuvo que dar Su propia sangre para lograr esta redención eterna (He. 9:12, 14; 1 P. 1:18-19).]
II. PERDIDOS POR CAUSA DEL PECADO
De acuerdo con la norma de la justicia de Dios, somos injustos. Además, no somos santos como El. Nuestro destino original era la santidad, pero por causa de la caída, fracasamos y recibimos una naturaleza pecaminosa. Como resultado de esto no expresamos a Dios sino a Satanás; por lo tanto, fuimos privados de la gloria de Dios. ¡Qué terrible condición la nuestra!
Por causa del pecado, la transgresión y la iniquidad, nos perdimos y quedamos bajo la demanda de la ley, la cual nos impuso la maldición de la muerte.
III. REDIMIDOS POR LA SANGRE DE CRISTO
Pero, ¡alabado sea el Señor! Jesucristo vino a redimirnos. Por Su muerte justa El nos redimió, es decir, nos recobró para Dios y para Su propósito. Su sangre preciosa fue el precio con el cual El pagó nuestra deuda, ya que nosotros no éramos capaces de pagar un precio tan alto. Nuestro destino era morir en el pecado, pero ahora podemos acudir a Dios, ser perdonados, recibir Su vida, ser llenos de El y expresarlo. ¡Qué redención tan maravillosa!
Preguntas
¿Qué significa la palabra redimir? ¿Cómo se aplica esto a Dios y al hombre?
¿Cuál es el precio que pagó Dios por nosotros?
Porciones del ministerio citadas
Estudio-vida de Romanos (Lee/LSM), págs. 59-60.
Referencias adicionales
Compendium of God’s Full Salvation [Compendio de la salvación completa que Dios efectúa] (LSM), capítulo 11.
o
Estudio-vida de Romanos (Lee/LSM), págs. 59-60.
Life-study of Titus [Estudio-vida de Tito] (Lee/LSM), págs. 35-36.
Estudio-vida de Exodo (Lee/LSM), pág. 1499.
Life-study of First John [Estudio-vida de Primera de Juan] (Lee/LSM), págs. 54-55.
Estudio-vida de Gálatas (Lee/LSM), págs. 110-111, 172, 199.
Life-study of First Peter [Estudio-vida de Primera de Pedro] (Lee/LSM), págs. 97-98, 103-104, 216-217.
Life-study of Ephesians [Estudio-vida de Efesios] (Lee/LSM), págs. 195-196.
avatar
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

LA BIBLIA PARA PRINCIPIANTES LIBRO DE LECCIONES CAP XII

Mensaje por ZARGOTEAM el Jue 10 Abr 2014, 6:09 am

Lección doce
EL PERDON Y LA LIMPIEZA DE PECADOS
Lectura bíblica
Jer. 31:34; Zac. 13:1; Mt. 26:28; He. 9:12-14, 22-23; 1 Jn. 1:7-9; Ap. 1:5
Bosquejo
Dios perdona nuestros pecados
Se olvida de nuestros pecados
Nos perdona
Nos limpia de pecado
Texto
I. DIOS PERDONA NUESTROS PECADOS
Debido a su condición caída, el hombre requería del perdón de Dios y de la limpieza de pecados. Por haber ofendido a Dios necesitábamos Su perdón, pero a fin de perdonarnos, El debía primero satisfacer Su propia justicia. Su justicia demandaba que el hombre muriera; pero si sucedía esto, Dios no tendría quién recibiera Su vida, y Su propósito eterno no podría cumplirse. La única solución para este problema era que Cristo viniera y muriera por nosotros. Por medio de Su muerte, el justo requisito de Dios fue satisfecho, y ahora El puede perdonarnos.
A. Se olvida de nuestros pecados
Según Jeremías 31:34, decir que Dios perdona nuestros pecados equivale a decir que se olvida completamente de ellos. Cuando nosotros perdonamos a alguien que nos ha ofendido, rara vez olvidamos la ofensa. Pero Dios no es como nosotros; cuando El perdona nuestros pecados, no se acuerda más de ellos. ¡Aleluya! Dios puede ahora perdonarnos debido a la muerte de Cristo y a que hemos creído en El. Cuando El perdona nuestros pecados, jamás los vuelve a recordar. ¡Para El es como si nunca hubiéramos pecado! ¡Simplemente por creer en este hecho, usted puede ser perdonado!
B. Nos perdona
[La redención efectuada por el Hijo mediante Su sangre, obtuvo el perdón de nuestros delitos (Mt. 26:28; He. 9:22). La redención es lo que Cristo realizó por causa de nuestros delitos, y el perdón es la aplicación a nuestros delitos de lo que El realizó. La redención fue efectuada por Cristo en la cruz, mientras que el perdón nos es aplicado en el momento en que creemos en El. En otras palabras, el perdón de nuestros delitos es la redención efectuada por la sangre de Cristo. La redención y el perdón son en realidad dos aspectos de un mismo logro. Pero estos dos términos se emplean para referirse a los dos aspectos: el aspecto de lo que fue efectuado en la cruz y el aspecto de lo que nos es aplicado en el momento en que creemos. Aunque la redención fue realizada por Cristo en la cruz mediante el derramamiento Su sangre, ésta no nos es aplicada hasta que creemos en El y hacemos una confesión cabal ante el Dios justo. Es en ese instante que el Espíritu de Dios aplica a nosotros la redención que Cristo efectuó en la cruz. De manera que, la redención se refiere al hecho realizado, y el perdón se refiere a su aplicación a nosotros.]
II. NOS LIMPIA DE PECADO
[¿Cuál es la diferencia entre perdonar y limpiar? A fin de entender esto necesitamos conocer la diferencia entre pecados e injusticia. Los pecados se refieren a los delitos, y la injusticia, a la marca o mancha en nuestra conducta causada al cometer un delito. Cada vez que pecamos, cometemos un delito. Este delito cometido se convierte en una mancha en nuestra conducta, y esta mancha constituye la injusticia. Por ejemplo, supongamos que al comprar dos artículos sólo le cobran el valor de uno. Si paga sólo un artículo, cometerá un delito contra la tienda. En cuanto a la persona que le vendió los artículos, dicho acto sería un delito, pero con relación a usted, esto viene a ser una marca de injusticia en su carácter. Como resultado de esto, tal vez no digan que usted es pecaminoso, pero sí podrán decir que es injusto.
De igual manera, nuestros pecados son delitos ante Dios, pero con respecto a nosotros, son manchas de injusticia. Así que, cuando confesamos nuestros pecados, por una parte, Dios nos perdona, y por otra, nos lava de la marca y de la mancha de nuestra injusticia. Esta es la razón por la cual 1 Juan 1:9 menciona no sólo el perdón de nuestros pecados, sino también la limpieza de la injusticia. Así que, el perdón de nuestros pecados en realidad equivale a la limpieza, al lavamiento de la mancha de nuestra injusticia.]
Preguntas
¿Por qué razón el hombre necesita que Dios lo perdone y lo limpie?
¿Cómo puede Dios perdonar al hombre sin hacer a un lado Su justicia?
¿En qué se distingue la manera en que Dios perdona, de nuestra manera de perdonar?
¿Cuál es la diferencia entre perdonar y limpiar?
Discuta la diferencia que existe entre redención y perdón.
¿Ha experimentado el perdón de Dios por sus pecados?
Porciones del ministerio citadas
Life-study of Ephesians [Estudio-vida de Efesios] (Lee/LSM), págs. 57-58.
Estudio-vida de Primera de Juan (Lee/LSM), págs. 104-105.
Referencias adicionales
Compendium of God’s Full Salvation [Compendio de la salvación completa que Dios efectúa] (LSM), capítulos 12 y 13.
o
Estudio-vida de Hebreos (Lee/LSM), pág. 156.
Life-study of Matthew [Estudio-vida de Mateo] (Lee/LSM), pág. 604.
Life-study of Ephesians [Estudio-vida de Efesios] (Lee/LSM), págs. 57-58, 60-61.
Estudio-vida de Exodo (Lee/LSM), pág. 404.
Estudio-vida de Romanos (Lee/LSM), pág. 648.
Estudio-vida de Juan (Lee/LSM), págs. 112-113.
Estudio-vida de Hebreos (Lee/LSM), págs. 9, 40.
Life-study of First John [Estudio-vida de Primera de Juan] (Lee/LSM), págs. 67-69.
avatar
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

LA BIBLIA PARA PRINCIPIANTES LIBRO DE LECCIONES CAP XIII

Mensaje por ZARGOTEAM el Jue 10 Abr 2014, 6:10 am

Lección trece
LA JUSTIFICACION
Lectura bíblica
Ro. 3:22-24, 28; 4:25; 5:1; 8:33-34
Bosquejo
La justificación por la fe
Se basa en la redención de Cristo
Texto
Los versículos 23 al 26 del capítulo tres de Romanos dicen: “Porque todos han pecado, y carecen de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por Su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios ha presentado como propiciatorio por medio de la fe en Su sangre, para la demostración de Su justicia, a causa de haber pasado por alto, en Su paciencia, los pecados pasados, con la mira de demostrar Su justicia en este tiempo, a fin de que El sea justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús”.
I. LA JUSTIFICACION POR LA FE
[¿Qué es la justificación? Es la acción por la cual Dios nos aprueba según la norma de Su justicia. La norma es Su justicia, no la nuestra. Aunque nosotros nos consideremos justos, nuestra justicia sólo mide un centímetro. No importa cuán justos seamos o nos consideremos, nuestra justicia no mide más de un centímetro. En cambio, ¿qué tan alta es la justicia de Dios? ¡Ciertamente es ilimitada! ¿Acaso piensa usted que su propia justicia es suficiente para que Dios lo apruebe? Eso es imposible. Aunque usted sea muy justo con sus padres, sus hijos y sus amigos, su propia justicia nunca lo justificará delante de Dios. Usted puede justificarse según su propia norma, pero eso no lo hará justo delante de Dios según la norma divina. Por tanto, necesitamos la justificación provista por la fe. Ser justificados por la fe significa ser aprobados por Dios según Su norma divina de justicia.
¿Cómo puede entonces Dios justificarnos? Puede hacerlo basado en la redención de Cristo. Somos justificados cuando la redención de Cristo nos es aplicada. Si no fuera por tal redención, sería imposible que fuéramos justificados por Dios. La redención es la base de nuestra justificación.]
¿Ha sido usted justificado? ¿En qué se basa para afirmar esto? La Biblia nos dice que somos justificados por la fe en Cristo, no por obras (Ro. 3:28; 5:1).
II. SE BASA EN LA REDENCION DE CRISTO
La muerte de Cristo hizo posible nuestra redención. Dios nos justificó sobre la base de tal muerte redentora. “¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condena? Cristo Jesús es el que murió; mas aún, el que también resucitó...” (Ro. 8:33-34). Todo aquel que sea de la fe de Jesús es justificado debido a que Cristo murió.
Dios es justo. El no permitiría que Cristo muriera en vano. Debido a que Cristo murió por nosotros, todos fuimos justificados. Dios no puede exigirnos ningún otro pago, después de haberle cobrado toda la deuda a Su Hijo Jesús. Ya que Cristo pagó el precio por nosotros, no necesitamos pagarlo de nuevo. Ahora podemos ser justificados simplemente creyendo en El. ¡Alabado sea el Señor!
Por la justicia de Dios fuimos condenados; pero por el hecho justo de Cristo, a saber, Su muerte en la cruz por nuestros pecados, todos hemos sido justificados según la norma de Su justicia. Ahora podemos decirle a Dios: “Soy tan justo como Tú, porque he creído en Cristo”. ¿Se atreve usted a decir esto? Si creemos en la Biblia, nos arrepentimos de nuestros pecados y creemos en Cristo, ciertamente podremos afirmar esto. En ello consiste la fe cristiana básica.
Preguntas
¿Cuál es el significado básico de ser justificado por la fe?
¿Qué es lo que más nos debe impresionar acerca de la justificación?
¿Cómo puede Dios aprobarnos según la norma de Su justicia?
¿Cuál es su condición ante Dios ahora que ha sido justificado?
Porciones del ministerio citadas
Estudio-vida de Romanos (Lee/LSM), pág. 55.
Referencias adicionales
Compendium of God’s Full Salvation [Compendio de la salvación completa que Dios efectúa] (LSM), capítulo 14.
o
Estudio-vida de Romanos (Lee/LSM), págs. 11, 55, 64-65, 83, 88-89, 500-501.
Life-study of Second Corinthians [Estudio-vida de 2 Corintios] (Lee/LSM), págs. 165-166.
Estudio-vida de Génesis (Lee/LSM), pág. 620.
avatar
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

LA BIBLIA PARA PRINCIPIANTES LIBRO DE LECCIONES CAP XIV

Mensaje por ZARGOTEAM el Jue 10 Abr 2014, 6:11 am

Lección catorce
LA RECONCILIACION
Lectura bíblica
Ro. 5:1, 10-11; Col. 1:20-22;
2 Co. 5:18-19; Ef. 2:13-18
Bosquejo
El hombre: enemigo de Dios
Reconciliados con Dios por la muerte de Cristo
Texto
Ahora llegamos al último aspecto objetivo de la salvación completa que Dios ha efectuado, a saber, la reconciliación. La reconciliación es la acción mediante la cual dos entidades vuelven a estar en unidad o armonía.
El apóstol Pablo dijo: “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo” (Ro. 5:1). También dijo: “Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de Su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos en Su vida. Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliación” (Ro. 5:10-11).
I. El HOMBRE: ENEMIGO DE DIOS
[Nuestra posición inicial no era sólo la de pecadores, sino también la de enemigos de Dios. Por medio de la muerte redentora de Cristo, Dios nos justificó, a nosotros los pecadores, y nos reconcilió, a nosotros Sus enemigos, consigo mismo (5:1, 10-11). Esto ocurrió cuando creímos en el Señor Jesús. Por medio de la fe recibimos la justificación y la reconciliación de Dios. Esto nos ha abierto el camino y la entrada a la esfera de la gracia, a fin de disfrutar a Dios].
Por causa de la caída, el hombre no sólo pecó contra Dios sino que también se convirtió en Su enemigo. El perdón es suficiente para resolver el problema de los pecados; pero debido a que el hombre se convirtió en enemigo de Dios, se requería algo más, a saber la reconciliación.
Si usted se convierte en enemigo de alguien, necesita reconciliarse con él. A no ser que se reconcilie, nunca más podrá hablar con él. Siempre que lo vea, tratará de evadirle el paso. Si están en la misma escuela, le evadirá la mirada. Pero si un amigo los ayuda a reconciliarse, volverán a estar en paz y serán amigos nuevamente.
Dios ama al hombre y desea ser su vida. La única forma en que el hombre puede llevar a cabo el propósito eterno de Dios, es al ser lleno de El. No obstante, debido a que nos convertimos en Sus enemigos, no había manera de que Dios pudiera cumplir Su propósito con nosotros. Por consiguiente, requeríamos de la reconciliación, la cual nos trajo de vuelta a Dios. Alabamos al Señor por haber venido en el Hijo a morir por nosotros.
II. RECONCILIADOS CON DIOS POR
LA MUERTE DE CRISTO
La muerte de Cristo resolvió el problema de la ofensa que el hombre causó a la justicia de Dios. Así que, por medio de Su muerte podemos ser reconciliados con Dios (Ro. 5:10a). El hombre fue reconciliado con Dios a fin de que ambos, el hombre y Dios, vuelvan a estar en armonía. ¡Aleluya por Su muerte redentora! Esta muerte resolvió todos los problemas objetivos que había entre nosotros y Dios. Cristo pagó el precio por nuestros pecados para redimirnos y traernos de regreso a Dios. Cuando creemos en El, Su redención es aplicada a nosotros, y somos perdonados y limpiados de nuestros pecados. Una vez que esto sucede, Dios nos considera tan justos como El. ¡Aleluya! Satanás aún tiene un gran problema con Dios, pero el nuestro ya ha sido resuelto. Ahora podemos acercarnos libremente a El para recibirle como nuestra vida. ¡Alabado sea el Señor! Dios está feliz y Sus ángeles también lo están. ¡Su iglesia entera está feliz!
Preguntas
Defina la palabra reconciliación.
¿Por qué necesita el hombre ser reconciliado con Dios?
¿Por qué el hombre llegó a ser un enemigo de Dios?
¿Cómo nos reconcilia con Dios la muerte de Cristo?
Ahora que hemos sido reconciliados con Dios, ¿cómo es nuestra relación con El?
¿Existen en este momento problemas entre usted y Dios que no hayan sido resueltos? Explique ampliamente su respuesta.
Porciones del ministerio citadas
Estudio-vida de Romanos (Lee/LSM), pág. 110.
Referencias adicionales
Compendium of God’s Full Salvation [Compendio de la salvación completa que Dios efectúa] (LSM), capítulo 15.
o
Estudio-vida de Romanos (Lee/LSM), págs. 58-60, 110.
Life-study of Ephesians [Estudio-vida de Efesios] (Lee/LSM), págs. 197, 226-228, 599.
Life-study of Second Corinthians [Estudio-vida de 2 Corintios] (Lee/LSM), pág. 132.
avatar
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

Re: LA BIBLIA PARA PRINCIPIANTES LIBRO DE LECCIONES CAP I

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.