Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

¿Quién está en línea?
En total hay 10 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 10 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 98 el Lun 15 Mayo 2017, 8:44 pm.
Últimos temas
» ¿Testigos de Jehová o testigos de Cristo ?
por Armisam Hoy a las 6:24 pm

» Carlos "Cash" Luna En Plena Contradicción E Incongruencia
por Armisam Hoy a las 3:36 pm

» ¿ESTO ES CRISTIANO? ¿TU QUE OPINAS?
por Armisam Hoy a las 3:18 pm

» ¿porque los testigos de jehova no creen en la existencia del infierno?
por Armisam Hoy a las 3:08 pm

» ¿Dios creó a Jesús y Jesús creó Todo?
por Armisam Hoy a las 2:03 pm

» Crees que el ecumenismo, iglesia evangelica-catolica, es positivo?
por Armisam Hoy a las 1:04 pm

» ¿La Biblia es inspirada?
por Armisam Hoy a las 6:04 am

» Necesito consejo
por Evangelista Hoy a las 12:43 am

» Los Testigos de Jehová
por Armisam Ayer a las 7:54 pm

» La 'Ley de la Afirmación'
por Armisam Ayer a las 5:54 pm

» Es Biblica o satanica el dicho Dios aborrece el pecado pero ama al pecador
por Armisam Ayer a las 5:32 pm

» ELIJE EL TEMA
por Armisam Ayer a las 5:21 pm

» la mentira de Rahab
por Armisam Ayer a las 5:07 pm

» ¿CUÁL CREES TU QUE SON LAS OBRAS Y MANDAMIENTOS QUE SE DEBEN GUARDAR EN LA GRACIA?
por Armisam Ayer a las 2:21 pm

» ¿ Crees que se deberia luchar para que exista una nueva reforma?
por Armisam Ayer a las 1:52 pm

» ¿CUAL ES NUESTRA REACCION CUANDO DIOS DICE NO?
por Armisam Ayer a las 8:51 am

» porque los testigos de jehova son los mas odiados y ultrajados por otras religiones ?
por Armisam Ayer a las 7:23 am

» ¿ Quien es para ti Jesucristo ?
por Evangelista Ayer a las 6:43 am

» Lo que Dios nos dice mediante su Palabra está al alcance de todos
por Armisam Ayer a las 5:44 am

» ¿quien fundo tu iglesia?
por Armisam Ayer a las 5:04 am

Sondeo

¿ la Biblia que prefieres leer?

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ver los resultados

Facebook
Colectivo Cristiano Ekkaleim

Like/Tweet/+1
Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 


Bookmarking social

Bookmarking social digg  Bookmarking social delicious  Bookmarking social reddit  Bookmarking social stumbleupon  Bookmarking social slashdot  Bookmarking social yahoo  Bookmarking social google  Bookmarking social blogmarks  Bookmarking social live      

Conserva y comparte la dirección de Foro Huellas Cristianas La Salvación es para Todos en tu sitio de bookmarking social

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Una máquina de coser, melodías y misiones

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una máquina de coser, melodías y misiones

Mensaje por EBEN-EZER el Jue 02 Jul 2015, 5:54 am


IMPRIMIR RECURSO

Una máquina de coser, melodías y misiones


Leila Naylor Morris ocupó mucho de su tiempo cantando y adorando a Dios mientras cosía. Aquí está una breve historia de su vida como poetisa y música. Su canción tal vez más conocida es “A combatir”.
Como sucedía frecuentemente, un día la pequeña máquina “Singer” cosía un vestidito de uno de los tres hijos de Lelia Naylor Morris. Las manos de la madre estaban ocupadas con su costura, pero su corazón estaba adorando al Señor. De pronto un canto nuevo llenó su mente, así que dejó la prenda a un lado y se sentó al piano. Ella ahora fue la “singer” (la que canta, en inglés), y buscó un papel para anotar las palabras y la música. Y luego guardó su escrito, considerándolo un regalo de Dios. Solamente el Señor sabía del tesoro de alabanzas que la señora Lelia iba cantando y guardando en una gaveta. Con el tiempo había muchos himnos que brotaron de su corazón mientras atendía sus quehaceres. Un día comentó a su madre lo que estaba haciendo, y ella le aconsejó que compartiera el archivo de partituras con el director de música de su congregación.  Entonces un dentista, Henry Gilmore, publicó los cantos, y empezaron a ser conocidos en campamentos cristianos y retiros espirituales. El hogar de Lelia y su esposo, Charles, siempre estaba lleno de estudiantes, amigos y evangelistas debido a su cálido ambiente y excelente colección de libros.  Los visitantes viajeros cantaban con la familia alrededor del viejo piano y llevaban las nuevas alabanzas a otros lugares.
Tres experiencias marcaron la niñez y juventud de Lelia. A los diez años, después de un servicio dominical, pasó adelante llorando. Un señor, al ver sus lágrimas, se arrodilló junto a ella y le dijo: “Niñita, Dios está aquí y muy dispuesto a perdonar sus pecados”.  Ese día experimentó el gozo del perdón y la salvación en Cristo. El segundo cambio en su vida fue cuando tuvo el privilegio de recibir clases de música. Ensayaba en el piano de unos vecinos, porque su familia no contaba con recursos para comprar uno. A los doce años ya tocaba el órgano para los cultos de oración. Su música siempre estaba dedicada al Señor. La tercera experiencia radical fue la muerte de su padre. Por necesidad económica, muy joven Lelia empezó a trabajar en una boutique de sombreros para damas, junto con su madre y hermana.  En aquella época las mujeres siempre llevaban sombreros con plumas, cintas y flores al salir de la casa. Atendían bien a los clientes, como si fuera para su Señor Jesucristo. Aunque lamentaban la falta que les hacía su esposo y papá, aprendieron a confiar en Dios y vivir en victoria espiritual.
A los diecinueve años Lelia se casó, y por casi cincuenta años vivió en la misma casa en un pueblo del estado de Ohio. Allí se levantó una placa conmemorativa en su honor después de su muerte. Nació en 1862 y murió en 1929. Cuando tenia 51 años empezó a fallar su vista, y los tratamientos médicos no surtieron efecto. Para que pudiera continuar escribiendo música, su hijo le construyó un pizarrón con pentagrama de nueve metros de ancho, que le permitió dibujar notas grandes. Sin embargo, al año estaba completamente ciega. Una hija, Fanny, vivía lejos y durante visitas anuales, su madre le dictaba la letra y las notas de docenas de nuevos cantos que había compilado en su mente durante su ausencia. Otra hija, Mary, se encontraba aun más distante, pues era misionera, junto con su esposo, en la China. Su madre siempre había sido activa en apoyar misiones, así que para ella fue una dicha contar con misioneros en la familia. El yerno tradujo algunos de los mil himnos que había escrito su suegra, y le presentó un himnario en chino.  Los cantos de Lelia Morris, una humilde ama de casa que amaba al Señor, han llegado a muchos países, incluyendo la India, África, Corea y América Latina. Dos son muy conocidos en español: “A Combatir” (*)  y “Del santo amor de Cristo” (**).

Del santo amor de Cristo


1. Del santo amor de Cristo que no tendrá su igual,
De su divina gracia, sublime y eternal,
De su misericordia, inmensa como el mar
Y cual los cielos alta, con gozo he de cantar.
Coro: El amor de mi Señor grande y dulce es más y más;
Rico e inefable, nada es comparable al amor de mi Jesús.
2. Cuando él vivió en el mundo la gente lo siguió,
Sus penas y angustias en él depositaron;
Entonces, bondadoso, su amor brotó en raudal
Incontenible, inmenso, venciendo todo mal.
3. El puso en las pupilas del ciego nueva luz,
la eterna luz de vida que brilla de la cruz,
Y dio a sus seguidores la gloria de su ser
Al impartir su gracia, su Espíritu y poder.
4. Su amor, por las edades del mundo, es el fanal
que marca esplendoroso la senda celestial,
Y el paso de los años lo hará más dulce y más
Precioso al darle al alma su incomparable paz.


LETRA y MÚSICA: Lelia N. Morris, 1912, trad. Vicente Mendoza

Usado con permiso.
ObreroFiel.com – Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda.



avatar
EBEN-EZER
Moderadores
Moderadores


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.