Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

¿Quién está en línea?
En total hay 15 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 15 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 98 el Lun 15 Mayo 2017, 8:44 pm.
Últimos temas
» Apocalipsis 21:1 Vi un cielo nuevo y una tierra nueva
por jorgehijodelazaro Ayer a las 12:19 am

» Coros Unidos (Nada es Imposible) 2015.
por JohannFM Vie 22 Sep 2017, 5:54 pm

» SEGÚN REINA VALERA
por jorgehijodelazaro Jue 21 Sep 2017, 10:36 pm

» Su presencia es una muralla segura
por Evangelista Miér 20 Sep 2017, 11:47 pm

» Él es también la cabeza del cuerpo, la iglesia
por Evangelista Miér 20 Sep 2017, 11:36 pm

» ¿Debemos tener miedo de las fuerzas ocultas?
por Evangelista Miér 20 Sep 2017, 9:34 pm

» Mi Dios me oirá
por Evangelista Mar 19 Sep 2017, 3:44 pm

» En Espíritu y En Verdad -No Puedo Callar- (Album 2016)
por Magadan777 Mar 19 Sep 2017, 3:14 am

» Marco Brunet (Adora A Jesús En Vivo) Album 2015
por Magadan777 Mar 19 Sep 2017, 3:11 am

» Marcos Brunet (Diálogo Íntimo 2) 2015.
por Magadan777 Mar 19 Sep 2017, 3:08 am

» Ideas creativas para la escuela cristiana dominical
por Evangelista Lun 18 Sep 2017, 8:17 pm

» FURIA OCULTA (HIDDEN RANGE). Sobre el Bullying
por Miriam Elizabeth Lun 18 Sep 2017, 1:55 pm

» La ruleta de las letras
por gitanodesanjuan+ Dom 17 Sep 2017, 2:05 pm

» El Dominio de la Roca.
por jorgehijodelazaro Dom 17 Sep 2017, 7:52 am

» UN TOQUE AL CORAZÓN (2014)...El toque de Dios ¡¡LINK NUEVO!!
por ruben Sáb 16 Sep 2017, 6:12 pm

» ¿Es pecado donar sangre y recibir transfusiones?
por jorgehijodelazaro Sáb 16 Sep 2017, 8:45 am

» Jesús decendiendo del cielo
por Evangelista Jue 14 Sep 2017, 11:24 pm

» El Reloj - Actividades para niños
por Evangelista Jue 14 Sep 2017, 10:49 pm

» También sus cielos destilarán rocío
por Evangelista Miér 13 Sep 2017, 9:00 pm

» Descargue gratuitamente libro Discipular
por Magadan777 Miér 13 Sep 2017, 7:08 am

Sondeo

¿Es pecado donar sangre y recibir transfusiones?

 
 
 

Ver los resultados

Facebook
Like/Tweet/+1
Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 


Bookmarking social

Bookmarking social Digg  Bookmarking social Delicious  Bookmarking social Reddit  Bookmarking social Stumbleupon  Bookmarking social Slashdot  Bookmarking social Yahoo  Bookmarking social Google  Bookmarking social Blinklist  Bookmarking social Blogmarks  Bookmarking social Technorati  

Conserva y comparte la dirección de Foro Huellas Cristianas La Salvación es para Todos en tu sitio de bookmarking social

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Palabras claves

implicaciones  diezmo  


SANTIDAD IMPUTADA MAS SANTIDAD PERSONAL

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

SANTIDAD IMPUTADA MAS SANTIDAD PERSONAL

Mensaje por Maikol el Jue 06 Ago 2015, 12:03 pm

Hermanos:
Muchos piensan que para entrar al reino de Dios solo se precisan los méritos de Cristo, pero eso no es del todo correcto pues el hombre también debe poner algo que es inherente a su propia voluntad: LA OBEDIENCIA.

Dios no va a tomar la decisión de obedecer en cuenta del hombre porque esa es pura y exclusiva responsabilidad de él; a Dios no le interesa manejar “robots”, sino que trata con criaturas que poseen voluntad propia; y una de las facultades de la voluntad es la capacidad de tomar decisiones propias. El hombre es un ser soberano a la hora de tomar la decisión de obedecer o no a Dios y para poder hacer la voluntad divina; el hombre debe tomar la decisión de OBEDECER, es por ello que ahora veremos el siguiente estudio:

En 1er lugar debemos discernir la diferencia que existen entre la “santidad imputada” y la “santidad personal” pues veo que muchos tienen confusiones al respecto.

1-      La “santidad imputada” es la santidad de Cristo con la cual es revestido el creyente; dicha santidad es perfecta e inmutable porque la OBEDIENCIA de Cristo también fue perfecta  e inmutable. La “santidad imputada” la obtenemos solamente manifestando fe en el sacrificio de Cristo; este es uno de los textos que nos habla de ella:

11 Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido SANTIFICADOS, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios. (1 Cor 6)

2-      La “santidad personal” es aquella que todo creyente debe procurar alcanzar mediante su perfeccionamiento como cristiano, dicha santidad nunca será perfecta e inmutable pues la OBEDIENCIA del hombre nunca será perfecta ni inmutable. Para obtener la “santidad personal”; a nuestra fe, le debemos agregar nuestra OBEDIENCIA pues solo con la obediencia podemos perfeccionarnos en la santidad personal. Estos son algunos textos que nos hablan de ella:

3 pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; (1 Tes 4)

1 Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios. (2 Cor  7)

Resumiendo podemos decir que  “santidad imputada” es la santidad de Cristo; y “santidad personal” es nuestra santidad que la logramos a través de nuestra OBEDIENCIA. Conforme a esta realidad debemos responder ciertas preguntas claves:

 ¿Cuál de estas dos “santidades” es la que nos permitirá entrar en el reino de Dios? (continuará)
Paz a Vosotros

avatar
Maikol
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

Re: SANTIDAD IMPUTADA MAS SANTIDAD PERSONAL

Mensaje por Maikol el Sáb 29 Ago 2015, 8:22 pm

 Hermanos:

Continuando con el estudio anterior veremos la 2da. parte:

¿Cuál de estas dos “santidades” es la que nos permitirá entrar en el reino de Dios?

Tanto la santidad imputada como la santidad personal son muy importantes; pero sin dudas, la santidad imputada es la que nos da acceso al reino de Dios:

9.“Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos” (Apo 7)

14 Yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero. (Apo 7)

Las vestiduras blancas simbolizan la “santidad imputada” que recibimos al creer en la sangre en Cristo, y ésta santidad es la que nos permitirá entrar al reino de Dios.

Si la santidad imputada es la que nos da acceso al reino, ¿Para qué preocuparnos por nuestra “santidad personal”? ¿De qué sirve la “santidad personal”?

La “santidad personal” nos sirve para cuidar nuestra santidad imputada que recibimos cuando creímos en Cristo. Una vez que Cristo entró en nuestro corazón, debemos hacerlo permanecer allí; y para permanecer en Cristo, debemos guardar los mandamientos 

10 Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. (Juan 15:10).

La santidad imputada es nuestro “pasaporte” al reino de Dios, pero es nuestra responsabilidad cuidar ese “pasaporte” con nuestra santidad personal; no debemos perder ese “pasaporte”; debemos procurar en todo momento ser tenidos por dignos de seguir siendo imputados con la santidad de Cristo porque si caemos en una constante DESOBEDIENCIA, perderemos la imputación que brinda la sangre de Cristo:

4 Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, 
5 y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, 
6 y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio. (Heb 6)



Ahora se que muchos pensaran que estoy diciendo que debemos procurar nuestra santidad personal con nuestras propias fuerzas pero eso es imposible; debemos santificarnos día a día merced a la gracia de Dios y a nuestra obediencia pues es el Espíritu Santo es quien nos ayuda a obtener la santidad personal:

13-porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis. (Rom 8)

No existe cristiano alguno que deba santificarse con "sus propias fuerzas" como muchos creen; ningún hombre puede santificarse por "sus propios medios" como algunos argumentan.
Una vez que Cristo entró en nuestro corazón, debemos hacerlo permanecer allí; de la misma manera que una vez que recibimos la “santidad imputada”, debemos hacerla permanecer en nosotros con nuestra obediencia y sustentados en la gracia de Dios (2 Tim 2:1).

Veamos algunos textos que nos enseñan que debemos cuidar nuestra “santidad imputada” con nuestra “santidad personal”:

22 Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna. (Rom 6)

Aquí se enseña que la santidad de Cristo (santidad imputada) nos libertó del pecado que nos condenaba a muerte; ahora nuestro nuevo objetivo es buscar la “santidad personal” para que de esta manera, podamos finalmente entrar en el reino de Dios (Mat 7:21).

3 ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación (santidad imputada) tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron,  (Heb 2)

No debemos descuidar la “santidad imputada” (salvacion) que se nos regaló inmerecidamente cuando creímos en Cristo mediante nuestra obediencia al evangelio (santidad personal).

14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.  (Heb 12)

Aquí se nos enseña que debemos perseverar en nuestra “santidad personal” para que podamos ser tenidos por dignos de recibir la santidad de Cristo; y de ésta manera, poder entrar al reino (ver al Señor).

29 ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia? (Heb 10)

Aquí se describe la condenación que recibirá aquél que no persevera en su “santidad personal” porque tendrá por inmunda la “santidad imputada” que recibió al creer en Cristo y ser hecho partícipe del Espíritu Santo.

Como podrán ver, la “santidad personal” es imprescindible para que podamos conservar nuestra “santidad imputada” hasta los últimos días de nuestra vida de creyente:

“…Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida” (Apo 2:10)

Debemos conservar nuestra “santidad personal” (fidelidad) hasta la muerte para poder entrar al reino de Dios.
Entonces arribamos a la conclusión de que para que el hombre pueda gozar de la vida eterna en el reino de Dios no solo necesita de la “santidad imputada”, sino que también precisa de su “santidad personal”; en otras palabras, para entrar al reino no solo se necesita de la obediencia perfecta de Cristo, sino también de nuestra obediencia. El hombre debe tomar la decisión de obedecer; y entonces Dios lo respalda con su Gracia, así es como funciona. ¿Qué opinan?

Paz a Vosotros
avatar
Maikol
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

Re: SANTIDAD IMPUTADA MAS SANTIDAD PERSONAL

Mensaje por Maikol el Dom 13 Sep 2015, 4:26 am

Hermanos.

La biblia enseña que la santidad es un fruto de la obediencia; por ejemplo la santidad imputada fue un fruto de la obediencia perfecta de Cristo y la santidad personal es un fruto de la obediencia del hombre (que nunca será perfecta).

8 Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia;  (Heb 5)

Este texto nos enseña que Cristo tuvo que padecer para aprender la obediencia; si el Hijo de Dios tuvo que aprender a obedecer ¿Cuánto más nosotros simples mortales también debemos aprender a obedecer?

13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;  (Efe 4)

Sabemos que el propósito de Dios es hacer al hombre a imagen y semejanza de su Hijo, es por ello que es necesaria la obediencia para que el hombre se asemeje a la naturaleza santa del Hijo.

14 como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; 
15 sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir;
16 porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.
17 Y si invocáis por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación;
  (1 Ped 1)


Aquí se enseña que mediante nuestra obediencia debemos procurar ser santos, es por esa razón que debemos conducirnos con temor durante nuestra vida de fe porque nuestra santidad personal será juzgada por Dios. De esta manera podemos comprobar que la santidad personal es un importantísimo propósito que Dios desea cumplir en nosotros.

11 Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, 
12 esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!
 
(2 Ped 3)


Aquí podemos apreciar nuevamente que la santidad personal es de suma importancia para que podamos ser hallados dignos de ser imputados con la santidad de Cristo y de esta manera, podamos entrar al reino de los cielos.

Entonces hermano, lo invito a que haga un examen de su vida cristiana para ver si está perseverando en su santidad personal; si Ud. realmente desea santificarse día a día; si Ud. le pide a Dios que lo ayude a cambiar; si Ud. tomo la firme decisión de ser obediente al evangelio; etc.

SI Ud. hermano no está haciendo estas cosas  déjeme decirle que Ud. está totalmente fuera de la voluntad y de los propósitos de Dios.

7 Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación. 
8 Así que, el que desecha esto, no desecha a hombre, sino a Dios, que también nos dio su Espíritu Santo.
  (1 Tes 4)


La santidad personal es una meta que todo aquel que se considere cristiano debe procurar alcanzar sustentado en la gracia de Dios y tomando la firme decisión de obedecer a los requerimientos del evangelio pues nunca debe olvidarse lo que dijo el Nuestro Señor:

21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. (Mat 7)

Paz a Vosotros
avatar
Maikol
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

Re: SANTIDAD IMPUTADA MAS SANTIDAD PERSONAL

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.