Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

¿Quién está en línea?
En total hay 14 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 13 Invitados

hackerjg

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 98 el Lun 15 Mayo 2017, 8:44 pm.
Últimos temas
» DESCANSO PARA EL ALMA
por sefora7 Ayer a las 6:50 pm

» Apocalipsis 21:1 Vi un cielo nuevo y una tierra nueva
por jorgehijodelazaro Sáb 23 Sep 2017, 12:19 am

» Coros Unidos (Nada es Imposible) 2015.
por JohannFM Vie 22 Sep 2017, 5:54 pm

» SEGÚN REINA VALERA
por jorgehijodelazaro Jue 21 Sep 2017, 10:36 pm

» Su presencia es una muralla segura
por Evangelista Miér 20 Sep 2017, 11:47 pm

» Él es también la cabeza del cuerpo, la iglesia
por Evangelista Miér 20 Sep 2017, 11:36 pm

» ¿Debemos tener miedo de las fuerzas ocultas?
por Evangelista Miér 20 Sep 2017, 9:34 pm

» Mi Dios me oirá
por Evangelista Mar 19 Sep 2017, 3:44 pm

» En Espíritu y En Verdad -No Puedo Callar- (Album 2016)
por Magadan777 Mar 19 Sep 2017, 3:14 am

» Marco Brunet (Adora A Jesús En Vivo) Album 2015
por Magadan777 Mar 19 Sep 2017, 3:11 am

» Marcos Brunet (Diálogo Íntimo 2) 2015.
por Magadan777 Mar 19 Sep 2017, 3:08 am

» Ideas creativas para la escuela cristiana dominical
por Evangelista Lun 18 Sep 2017, 8:17 pm

» FURIA OCULTA (HIDDEN RANGE). Sobre el Bullying
por Miriam Elizabeth Lun 18 Sep 2017, 1:55 pm

» La ruleta de las letras
por gitanodesanjuan+ Dom 17 Sep 2017, 2:05 pm

» El Dominio de la Roca.
por jorgehijodelazaro Dom 17 Sep 2017, 7:52 am

» UN TOQUE AL CORAZÓN (2014)...El toque de Dios ¡¡LINK NUEVO!!
por ruben Sáb 16 Sep 2017, 6:12 pm

» ¿Es pecado donar sangre y recibir transfusiones?
por jorgehijodelazaro Sáb 16 Sep 2017, 8:45 am

» Jesús decendiendo del cielo
por Evangelista Jue 14 Sep 2017, 11:24 pm

» El Reloj - Actividades para niños
por Evangelista Jue 14 Sep 2017, 10:49 pm

» También sus cielos destilarán rocío
por Evangelista Miér 13 Sep 2017, 9:00 pm

Sondeo

¿Es pecado donar sangre y recibir transfusiones?

 
 
 

Ver los resultados

Facebook
Like/Tweet/+1
Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 


Bookmarking social

Bookmarking social Digg  Bookmarking social Delicious  Bookmarking social Reddit  Bookmarking social Stumbleupon  Bookmarking social Slashdot  Bookmarking social Yahoo  Bookmarking social Google  Bookmarking social Blinklist  Bookmarking social Blogmarks  Bookmarking social Technorati  

Conserva y comparte la dirección de Foro Huellas Cristianas La Salvación es para Todos en tu sitio de bookmarking social

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Palabras claves

diezmo  implicaciones  


Ha Shem o El Nombre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ha Shem o El Nombre

Mensaje por jorgehijodelazaro el Vie 20 Mayo 2016, 12:07 am

Aclaración: Este ensayo de análisis lingüístico y mesiánico es propio y rudimentario, porque no soy un erudito ni un maestro, pero creo que es válido y puede ser de utilidad.    

     Ha Shem o El Nombre; es una referencia aplicada exclusivamente a YHWH (este Tetragrama es usado más de seis mil veces en el Tanaj o Tanach, pero es algo muy consagrado para ser escrito fuera de este, y aunque en este escrito se presenta transliterado de sus caracteres hebreos; no lo volveré a escribir en este foro). Y si se le atribuye al Señor Yahshúa (Hechos 5: 41); no es solo porque Su Nombre nativo implica El Nombre (en el Salmo 68: 4, en Isaías 12: 2, y en el Salmo 150: 6; se puede comprender que Yah que es una especie de abreviatura de Yahweh), sino porque el mismo Maestro se autonombró con Ha Shem, y lo hizo en diversidad de ocasiones. Por ejemplo; en Juan 6: 58 el Mesías dijo: “antes que Abraham fuese Yo Soy” (Juan 6: 20, 8: 23, 24, 28, 58, y 59, 10: 30 al 39, y 18: 5 al 8, Lucas 22: 70, Hebreos 6: 13 y 18, Zacarías 6: 12 y 13, Hebreos 8: 1 al 5, y 5: 5 al 10, y Hechos 5: 40 al 42). Entonces se puede deducir que el Hijo de hombre, se expresó en su lengua materna (la lengua aramea), y al hacerlo se refirió a sí mismo como Yahweh (la expresión en Arameo de El Nombre, debió escucharse muy parecida a la pronunciación hebrea, porque son lenguas de una misma familia). Por ello los fariseos procuraban matarlo, pues consideraban como una blasfemia, que se aplicara El Nombre del Altísimo. Qué tristeza que no comprendieron; que Ha Shem estaba en Su Mensajero (Éxodo 23: 20 al 21, Deuteronomio 5: 11, Isaías 7: 14 al 15, Juan 10: 30, Filipenses 2: 5 al 12, e Isaías 30: 27 al 29).

     El Nombre Yah-weh es una transliteración, a partir del Tetragrama o Palabra de Cuatro Letras, que ya se utilizó en este escrito (en la antigua escritura hebrea no existían las vocales; así que el Tetragrama se compone de cuatro consonantes). Más esta palabra por ser tan apartada; tradicionalmente no se menciona por los amados judíos, y en su lugar se usa el termino Ha Shem (El Nombre). En la Biblia versión antigua de Reina-Valera (1569-1602); a El Nombre o Ha Shem; se le traduce al Castellano como "Yo Soy" (Éxodo 3: 14). Sin embargo, esta traducción es pobre semánticamente (en significado); porque en la lengua de Saavedra, el vocablo Yahweh equivaldría a la conjugación en primera persona del verbo "ser", pero simultáneamente en tres tiempos gramaticales; es a saber; en pasado, en presente, y en futuro. Por eso una equivalencia aproximada al término nativo sería; "Yo Era-Yo Soy-Yo Seré" (Revelaciones 11: 17). Aunque "Yo Soy Sempiterno", bien puede abreviar tal equivalencia, pues a pesar que omite la forma del Tetragrama hebreo; si preserva el significado autóctono. Por lo tanto, con mucho respeto ante Ha Shem, se puede usar la expresión castellana "Yo Soy Sempiterno". Más la que si se emplea mucho; es la forma hebraica Yahweh (no debe impedirse su empleo; porque en el Tanaj se utiliza 6, 218 veces). Pero la forma "Yahvé" que se usa en las traducciones tradicionales de la Biblia , y la forma "Jehová" que se usa en la Biblia Reina-Valera, tienen un carácter más internacional; así que diluyen la forma y la intención vernácula de El Nombre. Y es que a simple vista; Yahvé es morfológica distinto a Ha Shem, pues le falta la última letra del Tetragrama, y la penúltima ha sido "latinizada" (puesto que la "v" se usaba como "u" en el idioma Latín, y es más o menos como debe sonar la "w" original, solo que en el Castellano la "v" se escucha parecido a la "b"; por lo que se vicia el sonido original de El Nombre). Además la forma "Yahvé" cuenta con una acentuación, que agudiza la pronunciación al final de la palabra, lo cual es discordante con la cualidad de inmutabilidad de Ha Shem (la acentuación ortográfica dada por los eruditos tradicionales, probablemente busco equivaler la pronunciación de origen, más sin afán de agraviar a estos estimables eruditos; se comenta que El Nombre original no tiene vocales escritas, y no necesariamente cabe acentuar ortográficamente un énfasis oral, por causa de tantos modismos y deficiencias que hay al pronunciar cualquier idioma; y sobre todo el Hebreo antiguo que terminó siendo una lengua muerta, a la cual se le "resucitó" su pronunciación lo mejor que se pudo, luego de la restauración de Israel como estado político). Aparte y de un vistazo, se percibe que Jehová es diferente en su forma a El Nombre, ya que solo cuenta con un carácter del Tetragrama. Sin embargo, no se censura el uso de estas palabras que están muy difundidas (se debe respetar su uso y a quien las usa), puesto que se considera que si el Espíritu Apartado mora en un hablante de lengua no hebraica, y tal parlante no cuenta con las pertinentes nociones etimológicas; entonces en esa persona hay libertad, de toda maldición acarreada por la forma y significado de las palabras, pues la sangre del Mesías cubre multitud de pecados. Y esto incluye a los pecados cometidos con ciencia y consciencia, pero siempre que nos arrepintamos de ellos, y que no permanezcamos en tales. Por esto último, es recomendable que si se tiene noticia, de lo que es lingüísticamente correcto, entonces hay que expresarlo lo mejor que podamos. Más esto debe hacerse con un buen discernimiento (debe hacerse con un buen juicio, que nos acerque a un celo informado y piadoso, pero que nos aleje del celo sin conocimiento y sin piedad), porque el significado y poder de una palabra, no reside únicamente en sus raíces lingüísticas; sino principalmente en la intención y contexto en que se expresa (consideren el siguiente criterio; cuando se pone en balanza una medida ligera, contra una medida que es más pesada, es obvio que la balanza favorece a la de mayor peso). Así que aunque aparentemente la letra otorgue maldición y muerte; en realidad es su espíritu o intención lo que da bendición y vida (el Maestro nos enseño a juzgar o discernir con juicio o discernimiento justo y no conforme a las apariencias). Por lo tanto, adaptarse al lenguaje materno y a los modismos de un oyente gentil, es básico para la comunicación efectiva de un mensaje, y por esta razón el Evangelio se escribió principalmente en Griego (los griegos fueron el primigenio grupo de gentiles; al cual se le predicó el Evangelio). Por lo tanto, todos podemos ser flexibles en cuanto a las formas, siempre y cuando la intención sea la correcta, pues si el Hijo nos ha libertado somos verdaderamente libres. Así las cosas, para el impuro todo lo dicho está mal dicho, y para el maldito todo esta maldecido y perdido, más para el puro lo que cuenta es la intención de lo que se ha dicho (para el bendito casi todo es bendecible y rescatable).

     Los israelitas acostumbraban jurar en El Nombre; lo cual tenía la validez de un doble testimonio. Y esto porque implica al testimonio humano signado con el Nombre; lo cual se comprende al leer Juan 8: 17 al 18, Mateo 5: 33, y Levíticos 19: 12. Pero al no existir un nombre más alto que Ha Shem; el Altísimo solo puede jurar en Su Nombre (Hebreos 6: 13 al 14, y Génesis 22: 16 al 18). Más ello también tiene la validez de un testimonio reiterado, porque jura desde la tierra en donde esta, hacia sí mismo en las alturas en donde también esta. Y al hacerlo en efecto está redundando, tal como pasa en la expresión de Génesis 1: 26, al igual que un eco redunda la voz de un mismo hombre. O como en la expresión que se encuentra en la porción de Deuteronomio 32: 40, y la cual se cita a continuación: " Cuando yo alzaré a los cielos mi mano diré: ¡Vivo yo para siempre!" (Él es quien habla aquí, y es quien alza su mano desde la Tierra hacia los cielos, para juramentar de sí mismo hacia sí mismo). Ver Isaías 44: 6, Apocalipsis 1: 17 al 18, y Juan 10: 30. Entonces La Voz o Palabra dio testimonio de El Altísimo en la tierra (Juan 8: 14 al 18), y lo dio hacia Su Origen en lo Alto, y es natural que en la Tierra no hubiese algo más alto que Ella (Juan 8: 14, 23, y 24, y 1ra de Juan 5: 7), y tal Testimonio es que La Palabra era del Altísimo (Juan 10: 36 al 38, 8: 18, 1: 18, Mateo 3: 10 al 17, 17: 1 al 5, Juan 11: 42 al 45, e Isaías 43: 11). Sin embargo, para darle cumplimiento a "la Ley", y que el Israel natural no tuviera objeción, Juan Hijo de Zacarías dio testimonio de Él (Juan 1: 6 al 34, y 5: 31 al 47). De cualquier manera, Su Cuerpo es el Envase de Barro o el Templo de Elohim (Juan 2: 19 al 22), y en este hace Eco de la Voz del Omnipotente, y el Testimonio es escuchado como una reverberación (una repetición o un doble testimonio). Por favor lean las siguiente porciones: Isaías 45: 18 al 24, Juan 1: 1 al 18, y Romanos 14: 9 y 11. ¿Ya pueden notar que la Palabra de Yahweh es en Él? ¿Y pueden darse cuenta que la Palabra es acción y es cosa concretable? Ahora lean estas otras porciones: Juan 12: 34, 7: 27, 8: 14 al 28, Mateo 26: 27 al 29, Juan 19: 34 al 37, 4: 14, 7: 37, Apocalipsis 21: 6, 22: 1, Deuteronomio 32: 39 al 43, y Colosenses 2: 9 ¿Ya pueden ver que Yahshúa es la reiteración concreta de nuestro Dios? No sin causa en Apocalipsis 3: 14 dice: "…He aquí dice el Amén (o el Así sea, es decir, Él que confirma una verdad)…". Y no sin razón en Colosenses 2: 9 dice: "… en él habita toda la plenitud de la divinidad corporalmente".

¡Saludos!
avatar
jorgehijodelazaro
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.