Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

¿Quién está en línea?
En total hay 12 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 12 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

El record de usuarios en línea fue de 179 durante el Lun 25 Nov 2019, 12:14 am
Últimos temas
» ¿Por qué un creyente puede ser engañado por Satanás?
por Armisam Lun 17 Feb 2020, 5:07 am

» Cartas a Dios (Letters to God) Drama Hablada en Español. ¡¡NUEVO LINK!!
por Josetorres Lun 17 Feb 2020, 1:55 am

» Enamorarse a la manera de Dios. (Old Fhasioned) Sub en Español.
por djulias Dom 16 Feb 2020, 2:07 am

» EL ELEVADOR
por miguepalmac Vie 14 Feb 2020, 10:13 pm

» POLICARPO (2016). Una Historia de Fe (Subt. en Español)
por JOSE R. Mar 11 Feb 2020, 3:44 pm

» Película-Luchando con las Tentaciones. (Hablada en Español)
por Roger Monge Lun 10 Feb 2020, 3:28 am

» EL LEON DE JUDA (Pelicula animada en 3D)
por Collie Sáb 08 Feb 2020, 9:27 pm

» El Evangelio de Mateo. (Español-Latino DvdRip) 1 Link
por JOSE R. Sáb 08 Feb 2020, 1:37 pm

» Amigos y Héroes Ep. 01 Un largo viaje
por Abraham Ibarra Vie 07 Feb 2020, 2:26 am

» Tentación: ¿nos prueba Dios con el mal?
por Armisam Jue 06 Feb 2020, 6:37 pm

» War Room - Cuarto de Guerra - Pelicula Cristiana(Calidad buena en Español) ¡¡NUEVO LINK!!
por elnaq Jue 06 Feb 2020, 12:19 am

» David y Abraham – Discografia ¡¡NUEVOS LINKS!!
por purroylg Miér 05 Feb 2020, 9:35 pm

» El sol se detuvo y la luna se paró:
por Armisam Mar 04 Feb 2020, 4:56 am

» LAS DIFERENTES CONFESIONES EVANGELICAS
por Armisam Mar 04 Feb 2020, 4:07 am

» ¿Reina-Valera 60 ó Nueva Versión Internacional
por Armisam Dom 02 Feb 2020, 5:11 am

» La Iglesia Hoy [Software Administrativo para Iglesias]
por joseko Sáb 01 Feb 2020, 11:53 pm

» A la gente que sabe lo que cree
por Evangelista Sáb 01 Feb 2020, 7:41 pm

» 100 Actividades para el Ministerio de Niños
por Elsy Jue 30 Ene 2020, 6:50 pm

» Manualidades para niños
por Elsy Jue 30 Ene 2020, 6:50 pm

» El Ascenso ( The Climb) DvdRip-Latino
por cojudox Jue 30 Ene 2020, 3:56 pm

Sondeo

¿Cuales son los enemigos de la fe ?

La verdad secuestrada  (1 de 12 partes) Por Ignacio García I_vote_lcap46%La verdad secuestrada  (1 de 12 partes) Por Ignacio García I_vote_rcap 46% [ 6 ]
La verdad secuestrada  (1 de 12 partes) Por Ignacio García I_vote_lcap23%La verdad secuestrada  (1 de 12 partes) Por Ignacio García I_vote_rcap 23% [ 3 ]
La verdad secuestrada  (1 de 12 partes) Por Ignacio García I_vote_lcap8%La verdad secuestrada  (1 de 12 partes) Por Ignacio García I_vote_rcap 8% [ 1 ]
La verdad secuestrada  (1 de 12 partes) Por Ignacio García I_vote_lcap23%La verdad secuestrada  (1 de 12 partes) Por Ignacio García I_vote_rcap 23% [ 3 ]

Votos Totales : 13

Facebook
Like/Tweet/+1
Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 


Bookmarking social

Bookmarking social digg  Bookmarking social delicious  Bookmarking social reddit  Bookmarking social stumbleupon  Bookmarking social slashdot  Bookmarking social yahoo  Bookmarking social google  Bookmarking social blogmarks  Bookmarking social live      

Conserva y comparte la dirección de Foro Huellas Cristianas La Salvación es para Todos en tu sitio de bookmarking social

Conectarse

Recuperar mi contraseña


La verdad secuestrada (1 de 12 partes) Por Ignacio García

Ir abajo

La verdad secuestrada  (1 de 12 partes) Por Ignacio García Empty La verdad secuestrada (1 de 12 partes) Por Ignacio García

Mensaje por Evangelista el Dom 27 Mayo 2012, 9:06 pm

La verdad secuestrada
(1 de 12 partes)
Por Ignacio García


Introducción

A lo largo de la historia cristiana los creyentes no hemos hecho otra cosa que re-afirmar en nosotros la columna vertebral del cristianismo: que Dios es verdad y esa verdad ha sido revelada por el mismo Creador a través de su Hijo Jesucristo. El lema favorito del cristiano-evangélico, cuando se trata de definir a Jesucristo, es el verso que Él mismo enunció y dice: “Yo soy el camino, la verdad y la vida”. Es decir, sin vacilación alguna declaramos que Jesús es no una verdad, sino la Verdad.

Pero ¿Qué es la Verdad? Esa misma pregunta le hizo Pilatos a Jesús. La respuesta obtenida por el gobernador romano fue un silencio absoluto. Porque la verdad no es una definición solamente, sino una serie de hechos que llevan a una concordancia con el mundo circundante y que se inscribe, de forma absoluta, en el carácter de Dios. La Verdad no es una frase, una abstracción, un dicho vago y sin contenido.

Para los discípulos, por ejemplo, la pregunta de si en verdad Jesús resucitaría de entre los muertos, era una interrogación constante. Podían haber creído solamente por lo que Jesús les decía y ellos medio entendían, y entonces trasladar esa verdad al mundo de la fantasía. No era fácil creer. Sobre todo si se considera que nunca antes nadie había resucitado y mucho menos alguien había osado predecir su muerte y resurrección. Así, para que Jesús fuera la Verdad en general, y Él mismo verdadero en lo que anunciaba, su verdad tendría que encajar en el mundo de los humanos y no en el de los espíritus solamente. Se trata de una verdad no sólo de tipo intangible y que ocurre en la esfera de lo no visible, sino de una que va a la par de los relojes y se da en el tiempo y en el espacio; es decir, en la historia del hombre; con soldados romanos y hechos reales como lanzas, caballos, Sanedrín, sacerdotes, tumba, guardias y piedra que guarda el cadáver. Su aprehensión, juicio, tortura, crucifixión y demás acontecimientos, no se dan en el ‘limbo’ o en un estrato preparado a la medida, como para que Jesús sólo fingiera que lo ‘crucificaban’. Se da en un tiempo humano, histórico y tangible: real.

Así, el primer día de la semana en el que las mujeres llegaron a la tumba y la encontraron vacía, se consumó la Verdad de Jesucristo. No sólo eso, sino que, no suficiente con la evidencia de la tumba vacía, Jesús no emigró inmediatamente al cielo; muy por el contrario, se esmeró en dar pruebas tangibles, concretas, de su resurrección. Apareció a los discípulos, charló y comió con ellos, les dio instrucciones: no sólo a sus discípulos y más allegados, sino a otros que nada tenían que ver con si había o no Él resucitado.

A esto se le llama una Verdad. Esto es lo que hace a Jesús verdadero y promueve una fe sana del creyente, y que se expresa de la siguiente manera: tengo fe en que un día voy a resucitar con Cristo, no sólo por una creencia a ciegas e irrazonable, sino porque en el pasado cierto e histórico Él ya venció a la muerte levantándose en victoria. La fe no se trata sólo de una “convicción de lo que nos se ve” (verso mal utilizado por quienes suelen practicar el ‘salto de fe’) sino que es más convincentemente la creencia de “lo que ya se vio”.

La afirmación de Jesús, en el sentido de ser Él la Verdad, deriva en una lógica común: Dios es verdad y quiere que andemos en esa Verdad. Ninguno que se diga cristiano evangélico (así se trate de ramas tan difusas como las de los carismáticos-pentecostales u otros aún menos ortodoxos como los Pare-de-sufrir) va a negar que el cristiano debe ser verdadero. Pero el problema no es éste, sino ¿de acuerdo a qué a quien se debe ser verdadero? Es fácil serlo bajo las normas de un líder terreno, de un pastor abusivo, de costumbres y tradiciones.


La verdad secuestrada  (1 de 12 partes) Por Ignacio García 12-08-10

Evangelista
Evangelista
Administración de Huellas Cristianas
Administración de Huellas Cristianas


Volver arriba Ir abajo

La verdad secuestrada  (1 de 12 partes) Por Ignacio García Empty Re: La verdad secuestrada (1 de 12 partes) Por Ignacio García

Mensaje por Evangelista el Dom 27 Mayo 2012, 9:08 pm



Es menos fácil serlo, moral e intelectualmente, de acuerdo a las normas que fijan la Biblia y los Evangelios. Ya Jesús distinguía muy bien entre quienes seguían a Abraham bajo ‘costumbres’ muy torcidamente elaboradas, y aquellos que amaban a Dios con verdad. A los primeros les llamó “hijos del diablo” porque practican lo mismo que el diablo: la mentira. Y la comparación hecha por Jesús, para distinguir a unos y otros, no puede ser más hermosa: los distingue por lo que practican, por lo que hacen: entre una y otra cosa existe un abismo.

Algunos ministerios, de corte emocional y preparación bíblica cercana al cero matemático absoluto, en un arranque de soberbia y postura ajena a toda verdad, son utilizados por algunos ‘ungidos’ para promocionar un evangelio de eso: de mentira. Los hechos que estos mercaderes del evangelio promueven, no soportan la menos evidencia bíblica (pero, vamos, ni siquiera de sentido común). Parapetados detrás de la leyenda “Yo soy la verdad” han hecho de esa verdad un mercado en donde cada domingo y entre-semana se rematan señales y milagros al mejor postor.

Algunos de estos curanderos modernos se jactan de sanar enfermedades y hacer milagros por la sola ‘imposición’ de sus manos; hablan de ser portadores de un mensaje ‘divino’ que trae salud a las personas –desde jaquecas y dolores de espalda, hasta cáncer, sida y TDA. Pero cuando se les pide que esas ‘sanaciones’ sean sometidas al escrutinio (exámenes y análisis muy sencillos) de la Verdad (la misma con la que escudándose se suben al templete) se niegan, arguyendo que su forma de ‘verdad’ no es esa sino de verdad ‘por fe’ y ‘ya no preguntes’. Argumentan que, poner en duda sus dizque ‘sanaciones’ sería negar la fe y ofender a Dios... Cuando en realidad Dios (supongo) debe estar atento, como un buen juez, a que todo se haga con limpieza y con verdad.

No se dan cuenta estos ‘ungidos’ (no quieren entender, o sí lo entienden pero temen que su teatro se les caiga) que Jesús y los discípulos jamás procedieron de tal manera: ocultando la prueba del milagro o negándole el derecho a los otros de corroborar que los dichos milagros lo eran en efectivo. Jesús y sus discípulos optaron por la lógica elemental: Si Dios es quien realiza los milagros, y Dios es verdad, entonces el milagro (las sanaciones) resistirán cualquier prueba a las que se les someta. (en otro artìculo me referiré a cómo, mejor el Vaticano, tiene un riguroso sistema de pruebas para ver sí algunos milagros son verdaderos o puros cuentos como ocurre entre muchos carismáticos y anexas)


La verdad secuestrada  (1 de 12 partes) Por Ignacio García 12-08-10

Evangelista
Evangelista
Administración de Huellas Cristianas
Administración de Huellas Cristianas


Volver arriba Ir abajo

La verdad secuestrada  (1 de 12 partes) Por Ignacio García Empty Re: La verdad secuestrada (1 de 12 partes) Por Ignacio García

Mensaje por Evangelista el Dom 27 Mayo 2012, 9:17 pm



En el cristianismo, no se trata solamente de dos elementos en cuestión; es decir, Dios no sólo hace las cosas en dos partes y deja incompleta la otra. Más bien, Él obra – el milagro ocurre – y cualquiera puede constatar que la relación milagro-Dios es evidente y clara. Ningún cristiano maduro teme al fracaso de la prueba; sólo le temen los que, a sabiendas, perpetran sus fraudes cobijados en doctrinas oscuras.


Esta serie de artículos (de los cuales pretendo una docena) tratarán de ampliar el tema aquí apenas esbozado, y poner los puntos sobre las íes. “La verdad secuestrada” no es más que el intento de mostrar al lector la forma en que amañadamente muchos modernos ministerios de lo emocional y torcido pretenden estar en la verdad pero sus prácticas mentirosas los desmienten. La fe que se ha enseñado en los últimos tiempos es una ‘fe’ improvisada.

La fe no es “creer en algo que sabemos no es cierto”. Eso es una fe tóxica. No es suficiente decir que creemos “en lo que no se ve”; es esencial que sepamos “por qué creemos”. El creer en algo no lo hace verdadero. Creer en un merolico que se sube al púlpito anunciando que con rosas amarillas y un costal de sal la gente va a sanar e írsele la mala suerte, no es muy diferente a Ashanti (una dizque vidente) que, en mi país, para el Año Nuevo se deja vender (en Televentas y con Master Card) ‘cirios de la abundancia’.

La diferencia entre unos y la otra es que los primeros usan el nombre de Jesucristo para sus prácticas: y la gente les cree como tales.


La verdad secuestrada  (1 de 12 partes) Por Ignacio García 12-08-10

Evangelista
Evangelista
Administración de Huellas Cristianas
Administración de Huellas Cristianas


Volver arriba Ir abajo

La verdad secuestrada  (1 de 12 partes) Por Ignacio García Empty Re: La verdad secuestrada (1 de 12 partes) Por Ignacio García

Mensaje por Evangelista el Dom 27 Mayo 2012, 9:30 pm




Dice Paul E. Little que “Nadie puede creer sin la intervención del Espíritu Santo.
Pero uno de los instrumentos que él usa para esclarecer la mente, es dar una explicación racional del evangelio y de cómo trata Dios con los hombres”.

Esto va en contra de un creer a ciegas.
Porque, de pronto, alguien nos dice que creamos porque así creyeron nuestros padres, o porque nuestros líderes así lo indican y es ‘mandatorio’, o porque uno que grita dice que ‘así lo dice la Biblia’. Y muchos creen.

Esta es la clase de fe que presumen: incapaces de pedir cuentas de lo que se les está obligando a creer. Con esta actitud, por muy doloroso que parezca, se está promoviendo la mentira más que la verdad en la iglesia.

Si nos estamos dejando guiar por milagros que no ocurren; si alguna vez hemos confesado sanidades propias que eran mentira (sólo por complacer a algún ‘ungido’), o no hemos regresado y reclamado a alguno de esos ‘profetas’ que lo dicho por él (con respecto a una ‘profecía’ a la persona) fue una vulgar mentira, entonces estamos practicando la mentira.

Se ha creído que ésta, la mentira, de da sólo cuando se pronuncia a otra persona y se hace daño. No es así. Mentira es también que me pronostiquen prosperidad si me doy un baño de agua ‘ungida’, y que, no sólo no prospere la persona sino que al otro día amanezca sin trabajo.

O que se me diga que lleve al templete al hijo enfermo y éste regrese igual o por que antes.

Eso es mentira, y de las mayúsculas.

Se asombrará el lector de los miles de ministerios que a diario se apartan de la verdad en pos del fraude y el engaño.

Buscar la verdad, no tenerla secuestrada (como lo acostumbran unos buenos miles de dizque milagreros y sanadores) es igualar al Evangelio misma con esa verdad 2 Tesalonicenses 2:11.

Según algunos, un buen cristiano nunca debiera tener dudas.
Piensan que la vida espiritual del que hace preguntas debe estarse tambaleando porque está razonando. Se equivocan. En el sentido cristiano, la fe va más allá de la razón, pero no va contra ella ni nunca ha estado en su contra: la lectura ligera o nula y torcida de la Palabra es la generadora de estas ideas.

La idea sugerente de que demandar la verdad de los hechos es síntoma de falta de espiritualidad, ha permitido la intromisión de ministerios que se abrogan poderes falaces.

El dogma básico que se implanta en iglesias y sectas de este corte es muy simple:
“tú cree y no preguntes”.

El dogma sirve entonces de manga ancha para que se implanten doctrinas aberrantes que nadie revisa si son o no verdaderas desde el punto de vista bíblico. Así, se sustituye la autoridad bíblica por la ‘autoridad’ de un hombre en el que se cree ciega y a pie juntillas todo lo que le dice al rebaño. Un ‘poder’ que se ostenta divino y sacado de la manga, es el que permite obrar a estos sujetos del sentimentalismo y el fraude a ultranza.


La verdad secuestrada  (1 de 12 partes) Por Ignacio García 12-08-10

Evangelista
Evangelista
Administración de Huellas Cristianas
Administración de Huellas Cristianas


Volver arriba Ir abajo

La verdad secuestrada  (1 de 12 partes) Por Ignacio García Empty Re: La verdad secuestrada (1 de 12 partes) Por Ignacio García

Mensaje por Evangelista el Dom 27 Mayo 2012, 9:32 pm



Pero Dios no sólo es poderoso, también es verdadero. Y la verdad (que es de Dios si se nombra a Dios para ello) debe ser sacada a la luz. No puede ser escondida. No debe ser secuestrada. Lo contrario: manipular y controlar eso que algunos llaman ‘la verdad’ no es el Evangelio: es el negocio de algunos vivales que amparados bajo el nombre de Jesucristo juegan al todopoderoso desde los templetes; lamentable y tristemente bajo la mirada pasiva de creyentes que creen más a la mentira que a la Verdad gloriosa de Jesucristo.


Lea el siguiente Artìculo 2/12


La verdad secuestrada  (1 de 12 partes) Por Ignacio García 12-08-10

Evangelista
Evangelista
Administración de Huellas Cristianas
Administración de Huellas Cristianas


Volver arriba Ir abajo

La verdad secuestrada  (1 de 12 partes) Por Ignacio García Empty Re: La verdad secuestrada (1 de 12 partes) Por Ignacio García

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.