Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 98 el Lun 15 Mayo 2017, 8:44 pm.
Últimos temas
» ¿QUÉ ES LA IGLESIA EMERGENTE?
por Maikol Hoy a las 4:35 am

» EL LEON DE JUDA (Pelicula animada en 3D)
por loknamix Ayer a las 9:07 pm

» Breska – Sindrome De Libertad (2014)
por franciscoacuña Ayer a las 6:13 pm

» UNA REVELACIÓN DIVINA DEL INFIERNO
por sefora7 Ayer a las 4:26 pm

» El Evangelio de Mateo. (Español-Latino DvdRip) 1 Link
por Lenin Pérez Vasquez Dom 23 Sep 2018, 3:59 am

» JOHNNY. Una vida con Propósito (2015) Español Latino
por Hans Cervantes Dom 23 Sep 2018, 1:20 am

» Expolibre-Vea-el-cuaderno-completo-Actividades-Biblicas-Instantaneas-para-4-a-12-anos-
por hector.morales Sáb 22 Sep 2018, 1:50 pm

» Material de actividad biblica
por hector.morales Sáb 22 Sep 2018, 1:48 pm

» Glo para PC - Software Bíblico
por ingenius Sáb 22 Sep 2018, 12:01 am

» Cuenta regresiva - Jerusalem Countdown (español latino)
por AbrahinBlanco Jue 20 Sep 2018, 10:30 pm

» Arboles De Justicia (Héroes) Album 2015.
por Rodolfo Miér 19 Sep 2018, 7:00 pm

» Dios no está muerto 3 (2018) Latino
por emilgrego Miér 19 Sep 2018, 4:26 pm

» Noches De Gloria – Adorando al Dios de Milagros (2014)
por emilgrego Miér 19 Sep 2018, 4:21 pm

» La Fe de King (2014). Todo es Posible.
por jorge daniel 001 Miér 19 Sep 2018, 5:51 am

» The Book Of Daniel 2013 – BRRip HD 720 (Pelicula Sup. en Español)NUEVO LINK
por carlinmex Mar 18 Sep 2018, 9:02 pm

» THE MARK 1 (Los Últimos Tiempos) ¡¡NUEVO LINK!!
por Doctor11 Mar 18 Sep 2018, 6:25 pm

» En el Rio de la Vida (Película Cristiana)
por Doctor11 Mar 18 Sep 2018, 6:23 pm

» Fe Cautiva (Captive Faith) DvdRip-Español-Latino
por Doctor11 Mar 18 Sep 2018, 5:33 pm

» Confesiones De Un Drogadicto (2012)
por Doctor11 Mar 18 Sep 2018, 5:31 pm

» El Apóstol Pedro: Redención (The Apostle Peter: Redemption) 2016 Español Latino
por Doctor11 Mar 18 Sep 2018, 5:11 pm

Sondeo

¿Puede un Cristiano ser poseído por demonios?

32% 32% [ 8 ]
56% 56% [ 14 ]
12% 12% [ 3 ]

Votos Totales : 25

Facebook
Like/Tweet/+1
Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 


Bookmarking social

Bookmarking social digg  Bookmarking social delicious  Bookmarking social reddit  Bookmarking social stumbleupon  Bookmarking social slashdot  Bookmarking social yahoo  Bookmarking social google  Bookmarking social blogmarks  Bookmarking social live      

Conserva y comparte la dirección de Foro Huellas Cristianas La Salvación es para Todos en tu sitio de bookmarking social

Conectarse

Recuperar mi contraseña


LA PREDESTINACION

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ir abajo

Re: LA PREDESTINACION

Mensaje por HERALDODECRISTO el Dom 25 Nov 2012, 2:29 am

Lo que los calb¡vinistas no saben es que la proteccion de Dios sobre el pecado tierne que ver con nuestra vida de oracion.

Por eso se nos enseña a orar para no caer en tentacion, es ahi en el secreto de Papa que hallamos fuerza para estar firmes y no caer en pecado. Pedro quien fue salvo, entro en tentacion por no orar, Jesus le dijo que orara pero no oro, La proteccion de Diois solo esta para sus hijos que oran, no para los que no oran.

avatar
HERALDODECRISTO
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: LA PREDESTINACION

Mensaje por ZARGOTEAM el Lun 26 Nov 2012, 3:16 am

HERALDODECRISTO escribió:Zargo no hay merito alguno, de hecho Dios nos creo en Cristo, pero eso solo es omnisciencia, como cuando se dice que Jesus fue inmolado antes de la fundacion del mundo, eso es solo omnisciencia, literalmente eso no ocurrio como no ocurrio que Dios nos creo, pero que si en el futuro cuando naceriamos Dios nos crearia como "nuevas criaturas" porque sabia que le recibiriamos, eso solo es de loque se trata.

No eramos de Cristo, porque no habiamos nacido, pero Dios si sabia que iba,os a ser de El, asi como Cristo no habia sido inmolado antes de la fundacion del mundo, pero como el Padre sabia que esto iba a suceder entonces se dijo eso.


Contrariamente a lo que afirmas Heraldo, ésa decisión de aceptar o rechazar a Jesucristo es la única MERITORIA; de todas las que hagas en tu vida será la única que te de la vida eterna.

Cuando Dios nos crea en Cristo es muestra de su OMNIPOTENCIA y SABIDURÍA, ya que Él antes de Crear cielos y tierra ya nos había elegido con un propósito, SER SALVOS, cuando la palabra dice "para que fuésemos santos y sin mancha delante de él", te demuestra claramente que Dios ya había determinado para qué nos había elegido a Judíos y no Judíos en Cristo:

Efe 1:3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, 4 según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,

Col 1:15 El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. 16 Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. 17 Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten;

Desde que Dios nos eligió, antes de la creación, YA ÉRAMOS DE ÉL, cuando en la vida tomas la decisión de aceptar a Jesucristo, dejas de ser sólo criatura de Dios y te conviertes en Hijo, POR ELLO ES MERITORIO, que la tomes.
Lo que aún no has comprendido mi querido Heraldo es que Dios antes de Crear los cielos y la tierra ya había hecho su Plan, lo había plasmado en un libro y de manera posterior se dió a la tarea de concretarlo, por ello dice la palabra:

Sal 139:16 Mi embrión vieron tus ojos,
Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas
Que fueron luego formadas,
Sin faltar una de ellas.


Ecl 3:14 He entendido que todo lo que Dios hace será perpetuo; sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá; y lo hace Dios, para que delante de él teman los hombres. 15 Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó.

Con ello te quiero decir que Dios hizo su obra perfecta en seis días y no es óbice que el ser humano no comprenda la razón del porqué Dios lo hizo de tal o cual manera, como en el presente caso que dices cosas que no son conforme a la palabra.
En especial lo que he subrayado de tu aporte.

Saludos
avatar
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PREDESTINACION

Mensaje por HERALDODECRISTO el Lun 26 Nov 2012, 4:54 am

Enrique escribió:NO se como subir una foto pero bueno lo expresare asi:

Dos niños uno pobre tan pobre que morira sin remision de hambre y el otro no morira de hambre sino que esta gordo y lustroso,que no morira de hambre ¿Quien tiene la culpa de todo esto?....Segun los de la predestinacion absoluta uno es elegido por DIOS para que no muera de hambre y el otro niño si muera de hambre.

Es asi como ellos piensan y creen unos elegidos y otros NO unos para condenacion y otros para salvacion. Esta linea es peligrosisima ya que todo lo que pasa EL culpable es DIOS. Tanto los CALVINISTAS EXTREMOS Y LOS CARISMATICOS EXTREMISTAS O DE LOS DE LA PALABRA DE FE COMO ELLOS SE LLAMAN TANTO UNO COMO EL OTRO ECHAN LA CULPA A DIOS DE TODO.

En otras palabras los calvinistas dicen algo asi lo siento si no eres elegido se siente Dios no te eligio para salvacion, el otro los carismaticos o mejor dicho los de la prosperidad dicen algo asi si no eres prosperado o eres rico es porque no reclamas lo que es tuyo o mejor dicho eres un elegido por Dios reclama lo que es tuyo el dinero de todo el mundo. Tanto unos como el otro son extremistas en otras palabras uno culpa a Dios y el otro culpa a Dios en si es decir tienes que reclamarlo dar ordenes a Dios etc..etc..etc..


Hey, Enrique no metas a todos los carismaticos en el mismo saco, creo en los dones y por ello soy carismatico, pero no creo en la doctrina de la codicia de algunos carismaticos.

Ojo no generalices...
avatar
HERALDODECRISTO
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PREDESTINACION

Mensaje por HERALDODECRISTO el Lun 26 Nov 2012, 5:02 am

ZARGOTEAM escribió:
HERALDODECRISTO escribió:Zargo no hay merito alguno, de hecho Dios nos creo en Cristo, pero eso solo es omnisciencia, como cuando se dice que Jesus fue inmolado antes de la fundacion del mundo, eso es solo omnisciencia, literalmente eso no ocurrio como no ocurrio que Dios nos creo, pero que si en el futuro cuando naceriamos Dios nos crearia como "nuevas criaturas" porque sabia que le recibiriamos, eso solo es de loque se trata.

No eramos de Cristo, porque no habiamos nacido, pero Dios si sabia que iba,os a ser de El, asi como Cristo no habia sido inmolado antes de la fundacion del mundo, pero como el Padre sabia que esto iba a suceder entonces se dijo eso.


Contrariamente a lo que afirmas Heraldo, ésa decisión de aceptar o rechazar a Jesucristo es la única MERITORIA; de todas las que hagas en tu vida será la única que te de la vida eterna.

Cuando Dios nos crea en Cristo es muestra de su OMNIPOTENCIA y SABIDURÍA, ya que Él antes de Crear cielos y tierra ya nos había elegido con un propósito, SER SALVOS, cuando la palabra dice "para que fuésemos santos y sin mancha delante de él", te demuestra claramente que Dios ya había determinado para qué nos había elegido a Judíos y no Judíos en Cristo:

Efe 1:3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, 4 según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,

Col 1:15 El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. 16 Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. 17 Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten;

Desde que Dios nos eligió, antes de la creación, YA ÉRAMOS DE ÉL, cuando en la vida tomas la decisión de aceptar a Jesucristo, dejas de ser sólo criatura de Dios y te conviertes en Hijo, POR ELLO ES MERITORIO, que la tomes.
Lo que aún no has comprendido mi querido Heraldo es que Dios antes de Crear los cielos y la tierra ya había hecho su Plan, lo había plasmado en un libro y de manera posterior se dió a la tarea de concretarlo, por ello dice la palabra:

Sal 139:16 Mi embrión vieron tus ojos,
Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas
Que fueron luego formadas,
Sin faltar una de ellas.


Ecl 3:14 He entendido que todo lo que Dios hace será perpetuo; sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá; y lo hace Dios, para que delante de él teman los hombres. 15 Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó.

Con ello te quiero decir que Dios hizo su obra perfecta en seis días y no es óbice que el ser humano no comprenda la razón del porqué Dios lo hizo de tal o cual manera, como en el presente caso que dices cosas que no son conforme a la palabra.
En especial lo que he subrayado de tu aporte.

Saludos

Lo siento, no es meritoria, si asi fuera la salvacion fuera por el acto de no rechazar a Cristo y de alli una salvacion por obras.

Dio solo crea o hace nuevas criaturas a quienes recibieron a Jesus.

A los que Dios llamo a traves de su palabra y reciben esa palabra son llamados elegidos y esos elegidos son llamados a santificacion esto es "para que fuésemos santos y sin mancha delante de él".

Una cosa es que Dios ya haya hecho un plan antes de la creacion del mundo y otra que a lo no creado lo haya predestinado y elegido, eso es absurdo.

Solo Dios pudo haber llamado a los cristianos elegidos antes de que estos existieron porque Dios sabe lo que decidirian los creyentes.

Asi como Jesus no fue inmolado antes de la fundacion del mundo, pero se dice que fue inmolado se debe de entender la predestinacion.
avatar
HERALDODECRISTO
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PREDESTINACION

Mensaje por HERALDODECRISTO el Lun 26 Nov 2012, 5:07 am

La Predestinación: Romanos 8:28-30

Wayne Partain

I. El Propósito De Dios. Rom. 8:28-30.

Estudiemos este hermoso texto para estudiar la pregunta: ¿enseña Pablo la predestinación incondicional de algunos individuos en particular? o ¿enseña la predestinación condicional de una clase de gente? ¿Se refiere Pablo a ciertos indivi­duos o se refiere a una clase de

individuos?

A. En este texto Pablo (el Espíritu Santo) presenta el plan de Dios de principio a fin. Los que "aman a Dios" son "los que conforme a su propósito son lla­mados" por el evangelio (2 Tes. 2:14). Es decir, Pablo habla de los que voluntariamente obedecen al evangelio ("Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos" 1 Juan 5:3). Es obvio que Pablo habla de una CLASE DE GENTE, gente que ama a Dios (los que obedecen al evangelio, los cristianos). Los que no aman a Dios no se incluyen en su "propósito" de tener consigo en gloria un pueblo especial.

B. Los desobedientes, sean quienes fueran, no como individuos sino como una clase de gente, son predestinados al tor­mento eterno, como los obedientes son predestinados para vida eterna. Es decir, podemos afirmar con toda confianza que los obedientes serán salvos y los desobe­dientes serán perdidos.

C. En ambos casos es predestinación de una clase de gente. Además, es una predestinación condicional. Todo de­pende de la obediencia o de la desobe­diencia del hombre. Dios nunca predes­tinó a los que no aman a Dios para que fueran su pueblo, "hechos conformes a la imagen de su Hijo".

D. Dios "antes conoció" (aprobó, compárese Mat. 7:23; Gál. 4:9) a esta clase de gente. Dios desea tener un pueblo especial, un pueblo caracterizado por las cualidades de Dios y que fueron demostradas por Jesucristo.

1. Por lo tanto, desde el principio de su ministerio Jesús describió y ejemplificó estas cualidades. Véase Mat. 5:1-12, "Bienaventurados los pobres en es­píritu...los mansos...los misericordiosos, etc."

2. También en Hechos y en las cartas los escritores inspirados dan mucho énfa­sis a la necesidad de la santidad y del carácter piadoso.

II. "Hechos Conformes A La Imagen De Su Hijo"

A. "Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo", v. 29. Dios predestinó que los que se transforman espiritualmente en la seme­janza de Cristo fuesen hechos "semejantes a él" en aquél día (1 Juan 3:2; Fil. 3:21).

B. Pablo ya había explicado cómo se realiza la transformación espiritual en el capítulo 6. Somos bautizados en la seme­janza de su muerte y resucitados en la se­mejanza de su resurrección para andar en vida nueva (no conforme a la carne, sino conforme al Espíritu, 8:1-14).

C. En 1 Cor. 15:50-57 Pablo describe la resurrección que es la meta final.

III. ¿Cómo Nos "Llama" Dios?

A. V. 30, "Y a los que predestinó, a éstos también llamó". ¿Pero cómo? ¿Por profetas, o por sueños, o cómo?

B. Juan 6:44,45 "Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero". ¿Pero cómo nos "trae" el Padre a Jesús? V. 45 explica: "serán todos en­señados por Dios. Así que, todo aquel que oyó al Padre, y aprendió de él, viene a mí". Enseñar, oír, aprender, venir. Todos los que se salvan se llaman a través de la predicación del evangelio. No hay excep­ciones. Estúdiese cada caso de conversión en el libro

de los Hechos; todos oyeron el evangelio, creyeron y obedecieron.

C. 2 Tes. 2:14, "a lo cual (la santifi­cación) os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nues­tro Señor Jesucristo". ¿Cómo nos llama Dios? La Biblia contesta. No por visiones ni sueños, no por profetas modernos, sino por el evangelio.

D. El pueblo de Dios oye la voz de Cristo.

1. ¿Cómo es posible que el verdadero pueblo de Dios sea seleccionado por el evangelio? Porque "mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen" (Juan 10:27). Además, Cristo dice a sus após­toles, "El que a vosotros recibe, a mí me recibe" (Mateo 10:40).

2. El ministerio personal de Jesús fue para los judíos, pero El les dice: "también tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor" (Juan 10:16).

3. De estos gentiles Dios dijo a Pablo: "No temas, sino habla, y no calles; porque yo estoy contigo...yo tengo mucho pueblo en esta ciudad" (Hechos 18:10). En Co­rinto había gente dispuesta a oír el evan­gelio y obedecerlo. Eran las ovejas que oirían la voz de Cristo.

IV. ¿Cómo Somos Justificados? ("a los que llamó, a éstos también justificó). La palabra "justificar" significa pronunciar justo (que no tiene culpa). Esto se realiza cuando Dios nos perdona los pecados.

A. Justificados por su gracia, Rom. 3:24; Tito 3:7

B. Justificados por la sangre de Cristo, Rom. 5:9

C. Justificados por el evangelio, Rom. 1:16,17; 3:26; 5:1; 6:17,18

D. Justificados por la fe, Rom. 3:26, 28,30; 5:1

E. Justificados por las obras, Sant. 2:21,24 (no las obras de la ley de Moisés, Gál. 2:16, sino por las obras enseñadas por Cristo y los apóstoles).

V. "A Los Que Justificó, A Estos También Glorificó" V. 30, el paso culminante

del propósito de Dios, aunque futuro visto como ya realizado.

VI. ¿Por Que Somos Escogidos Y Llama­dos?

A. El plan y propósito de Dios es que este pueblo especial comparta eternamente su hogar celestial (Juan 14:1-3; 17:24; 1 Juan 3:1-4). Por eso es indispensable que este pueblo ponga dili­gencia en desarrollar las cualidades del carácter divino, las cualidades y caracterís­ticas propias de Dios.

B. ¿Qué nos ayuda a bien? Cada paso en el desarrollo del plan divino y propósito de Dios: antes nos conoció, nos predestinó para que fuésemos hechos conformes a la imagen de su Hijo, nos llamó por el evangelio, nos justificó y nos glorificó.
avatar
HERALDODECRISTO
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PREDESTINACION

Mensaje por HERALDODECRISTO el Lun 26 Nov 2012, 5:15 am

“Predestinados a ser hijos de Dios”

Homero Shappley

http://www.editoriallapaz.org/predestinacion_Romanos8.htm

Romanos 8:28-30

“Los que” Dios “antes conoció… predestinó… llamó… justificó… glorificó”

(28) “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. (29) Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. (30) Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.”

Nota. Estimado lector, de no haber usted leído el “Estudio 1” sobre Efesios 1:3-4, 9-11; 1 Corintios 2:7 y 1 Pedro 1:20, respetuosamente le recomendamos hacerlo antes de proseguir con este “Estudio 2”, por la razón de que no se incluyen en el presente estudio las abundantes explicaciones dadas en el primero en torno al “propósito… designio… voluntad” de Dios al tomar él, “antes de la fundación del mundo”, grandes determinaciones acerca de los seres humanos que proyectaba crear.

A. “Porque a los que antes conoció…” (Versículo 29).

1. ¿Qué es el tiempo indicado por el adverbio “antes”?

a) Se trata de un tiempo “antes de la fundación del mundo”, como dicen otros textos relacionados con la predestinación (Efesios 1:3-4; 1 Pedro 1:20). De un tiempo “antes” de ser creados los humanos. De un tiempo cuando Dios estaba planificando y proyectando la creación, anticipando algunos desenlaces, particularmente el comportamiento de los seres humanos.

b) ¿Cuánto tiempo “antes” de la creación material en términos de “años”? Hasta dónde alcance nuestro conocimiento, la Biblia arroja muy poca luz sobre esta cuestión. Nos limitamos en esta ocasión a observar que estas determinaciones del Todopoderoso fueron tomadas después de sublevarse Satanás, y los ángeles que se abanderizaron con él, contra el Soberano Dios, pues este contempla, antes de efectuarse, la intervención de su enemigo en el huerto del Edén, previendo las consecuencias trágicas que sobrevendrían a Adán y Eva, con toda su posteridad.

c) Respetado estudiante de estos temas, le invitamos a examinar el siguiente gráfico, el cual confeccionamos con la idea de proveer unas perspectivas indicadas por la expresión “antes de la fundación del mundo”.

(1) Comenzando a la derecha, en el “Presente”, viajamos en la dimensión del tiempo hacia el pasado. Cubriendo dos milenios, llegamos al año cuando nació Jesucristo. Dejando atrás esta fecha y prosiguiendo, llegamos al día cuando Moisés recibió la Antigua Ley para Israel en el monte de Sinaí, aproximadamente 1,500 años antes de Cristo. Remontándonos todavía más por épocas pasadas, nos encontramos en el tiempo muy convulsionado de Noé y el gran Diluvio. Penetramos cada vez más en el pasado, cruzando el resto de la Era Patriarcal hasta arribar en el huerto de Edén. Andando un poco más, alcanzamos ver a la tierra en su estado de “desordenada y vacía” (Génesis 1:2). Aún antes de este momento, “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” (Génesis 1:1).

(2) Enfocando de cerca el lado izquierdo del gráfico, vemos que antes de los seis días de creación presentados en Génesis 1, y aún “antes de la fundación de la tierra”, en algún tiempo previo a cualquier creación material, antes de que Dios iniciara el proceso de la creación del inmenso universo físico, él “conoció” a los seres humanos que adoptaría como “hijos suyos” (Efesios 1:4-5).

2. “…a los que conoció...” ¿Cómo conocerlos? Pues en aquel tiempo “antes de la fundación del mundo”, ¡ningún ser humano había sido creado! ¡Ni siquiera había sido creada la tierra!

a) Osamos pensar que los proyectara en la pantalla de su gran intelecto. No sin trepidación abordamos estos asuntos, “Porque, ¿quién conoció la mente del Señor?” (1 Corintios 2:16). “Mas nosotros tenemos”, escribe el apóstol Pablo en el mismo versículo, “la mente de Cristo”. Y mediante lo revelado a los apóstoles “por el Espíritu” (1 Corintios 2:9-16), se nos informan algunas determinaciones y acciones tomadas por Dios “antes de la fundación del mundo”, cosas que deberíamos poder, se supone, “discernir espiritualmente”, aunque no a plenitud como quisiéramos. Así que, revelando Pablo, por el Espíritu, que Dios “conoció”, antes de crear siquiera a la primera pareja, a los seres humanos que él iba a adoptar como “hijos suyos”, deducimos que los visualizara en su mente.

b) Allá en su morada celestial, donde “habita en luz inaccesible” (1 Timoteo 6:16), tiempo antes de comenzar a hacer realidad su idea de una creación material, Dios visualiza a la raza humana, seres hechos “a su imagen y semejanza”, los que serían la máxima expresión de su poder creativo.

(1) ¿Eligió prever a todos y cada uno de los aproximadamente doce billones (doce mil millones) de humanos que han nacido en este planeta Tierra hasta el día de hoy? ¿Por nombre y apellidos? ¿Con todo detalle de toda la vida de cada uno? Desconocemos, pero lo dudamos por la razón de que le sorprende, al parecer, la depravación extrema a la que rápido llegan los hombres en el tiempo de Noé, arrepintiéndose “Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón” (Génesis 6:1-8).

(2) Visualizando a la humanidad antes de crear a siquiera la primera pareja, Dios prevé que una porción se rebelaría contra su “propósito”, o “designio”, para los hombres, pero que, por otro lado, una porción se sujetaría al “designio de su voluntad” (Efesios 1:11). En aquel entonces, él “conoció” a quiénes aceptaría como “hijos suyos”. ¿Acaso conociera él a estos por nombre y apellidos en aquella hora cuando los visualizara? Muy dudoso, conforme a mi opinión, con la salvedad de que no estamos implicando que lo hubiese sido imposible para él. Más bien, determinaría, razonamos “conocer” y adoptar como “hijos suyos” a los seres humanos que llegaran a estar “en Cristo”, pues se propuso “en sí mismo… reunir todas las cosas en Cristo”. “Por cuanto agradó al Padre que en él (Cristo) habitase toda plenitud, y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz” (Colosenses 1:19-20). “Todas las cosas” abarcan a todo gentil y a todo israelita, a todo hombre y mujer de toda época y lugar, que se reconcilian con Dios mediante la obra redentora de Jesucristo (Hebreos 9:15). ¿A cuales seres humanos “conoció” Dios que él adoptaría como “hijos suyos”? ¡Precisa y certeramente, a los que se reconcilian con él “por medio de” Jesucristo! Esto mismo es lo que “agradó al Padre”. Esto mismo es lo que determinó él en aquel tiempo antes de la creación cuando visualizaba el futuro comportamiento de la raza humana que él iba a crear.

(a) En vano se intenta entender correctamente el significado de “a los que antes conoció” si no se tiene presente el hecho de que Dios conocería solamente a los que se reconciliaran con él por medio de su Hijo Jesucristo.

(b) Tampoco se puede entender correctamente el significado de “a los que antes conoció” si no tomamos en cuenta otro hecho evidente e irrefutable, a saber, que la reconciliación espiritual para con Dios esta condicionada no solo en la sangre de Jesús sino también en la obediencia del ser humano a los mandamientos del evangelio, pacto divino inextricablemente unido a la persona de Jesucristo. De ahí que el apóstol Pablo enseña en Colosenses 1:21-23 que Cristo “os ha reconciliado en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentaros santos y sin mancha e irreprensibles delante de él; si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin movernos de la esperanza del evangelio que habéis oído…”. “Si en verdad permanecéis…” De manera que la reconciliación ciertamente es condicional, y no absoluta o irrevocable hasta no terminar exitosamente el que se reconcilia con Dios su jornada terrenal.

(c) Además, para el entendimiento correcto de “a los que antes conoció”, es imprescindible tomar en consideración todavía otros hechos incontrovertibles, a saber, que Cristo abre la puerta de su iglesia a todo el que obedezca a su evangelio, diciendo “el que creyere y fuere bautizado, será salvo…” (Marcos 16:15-16), que Dios “quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Timoteo 2:3-4), que la Deidad no hace acepción de personas, y que el Padre Creador, habiendo dotado a los seres humanos del libre albedrío, se lo respeta, no forzando a ninguno a ser salvo, como tampoco a ser condenado.

(d) Todas estas verdades y consideraciones nos llevan a una conclusión razonable, a nuestro parecer, armoniosa con los hechos sabidos. Allá en su morada celestial, antes de crear al universo, Dios prevé la caída de la raza humana en pecado. Él, con el consentimiento y la plena colaboración de su único Hijo (Filipenses 2:5-11), determina proveer, precisamente por medio de su Hijo y el evangelio que este anunciaría, el medio de reconciliación y restauración. Visualizó a los seres humanos que se sujetarían a su designio al respecto, y de esta manera los “conoció”. Los “conoció” en sus proyecciones, antes de crear a siquiera un solo ser humano. Antes de nacer ni siquiera uno de los que él anticipaba adoptar como “hijos suyos”. Antes de tener ellos vida. Antes de tener ellos nombres y apellidos. Los “conoció” por los atributos que tendrían. “Atributos” vinculados directamente al rol redentor de su Hijo Jesucristo, rol que este ejecutaría para reconciliarlos con su Creador. No era preciso “conocerlos” individualmente. Solo hacía falta determinar los “atributos” que deberían tener los que él estuviera dispuesto a adoptar como “hijos suyos”. Entonces, cualquier ser humano que adquiera estos “atributos” se contaría automáticamente entre los elegidos a ser adoptados “hijos suyos”. Esta explicación concuerda perfectamente, a nuestro entender, con las verdades y los hechos apuntados en las partidas (a), (b) y (c).

(3) Una comparanza. Tres personas sumamente ricas deciden repartir gran parte de sus enormes riquezas de tal manera que se beneficien sustancialmente la sociedad, y por ende, la economía.

Discuten animadamente su obra, visualizándola. Forman una organización sin fines de lucro, estableciendo metas específicas. ¿Quiénes serán los afortunados recipientes de los donativos contemplados? ¿Durante qué período serán repartidos los donativos, y en qué lugar? Lo más importante es determinar cuidadosa y sabiamente quiénes recibirán las aportaciones. Los tres acaudalados se dedican a la tarea de seleccionarlos, asentando como directriz la de ser completamente imparciales en lo tocante a raza, nacionalidad o rango social. Determinan que la selección será efectuada, no por nombre y apellido, individual y personalmente, sino por “atributos específicos y el cumplimiento cabal de exigencias definidas con rigorosa exactitud”. Fijan una semana particular para la distribución, y un lugar específico. Dadas estas circunstancias, efectivamente, ya “conocen”, tan pronto formalicen su plan, quiénes serán los beneficiarios. El que llena perfectamente los requisitos, al llegar al lugar previamente especificado y durante el tiempo fijado, ¡cualifica automáticamente como uno de los agraciados!

-Asimismo, Dios “conoció”, tan pronto formalizara su plan de rescatar a los humanos de las garras de Satanás, a los que él adoptaría como “hijos suyos”, no obstante lo de no haber creado todavía a siquiera un solo ser humano.

B. “Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.”

1. “…también los predestinó…” Dios “los predestinó” a ser “hijos suyos” solo a los que “conoció” de la manera que acabamos de explicar, y en aquella misma ocasión “antes de la fundación de la tierra” cuando visualizaba las consecuencias del comportamiento de la raza humana proyectada a ser creada. Los predestinó “según el designio de su voluntad”, designio que la Deidad misma reveló al escribir el apóstol Pablo que Dios se propuso “en sí mismo… reunir todas las cosas en Cristo” (Efesios 1:4-5, 9-11). Escrutar en el gráfico el texto a la izquierda de la fotografía de una gran multitud de personas. En el “Estudio 1”, analizamos detenidamente el significado de “propósito… designio… voluntad… en Cristo”, llave que abre el entendimiento de la predestinación enseñada en la Biblia.

2. “…para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo…” Aplicando esta enseñanza solo a la Era Cristiana, sabemos que nacen “del agua y del Espíritu” (Juan 3:1-7) los seres humanos que obedecen al evangelio, creyendo en Cristo, arrepintiéndose y bautizándose “para perdón de los pecados” (Hechos 2:38). Lavados sus pecados (Hechos 22:16), son contados como “hijos de Dios” (Romanos 8:16), siendo añadidos a la iglesia de Cristo Jesús (Hechos 2:38-47). Esto es meramente el principio del proceso de ser “hechos conformes a la imagen” del Hijo de Dios. El nuevo hombre así creado “se va renovando hasta el conocimiento pleno…”, precisamente “conforme a la imagen del que lo creó” (Colosenses 3:10), proceso que continúa hasta el fin de sus días en la tierra. A los que serían adoptados como “hijos suyos” Dios los predestinó, pues, a hasta renovación constante “hasta que Cristo sea formado” en ellos (Gálatas 4:19). Los “predestinó” a ser moldeados completamente conforme “a la imagen de su Hijo”.

C. “Y a los que predestinó, a éstos también llamó…”

1. En la visualización de su mente, allá en sus recámaras celestiales, antes de crear cosa alguna, Dios no solo “conoció” a los que serían sus hijos adoptados, predestinándolos a ser “hechos conformes a la imagen de su Hijo”, sino también los “llamó”. ¿Cómo proyectó llamarlos? Una respuesta inspirada, muy acorde, dicho sea de paso, con lo que estamos exponiendo, se halla en 2 Tesalonicenses 2:13-15. “Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad, a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo.”

a) ¿Cómo escogió Dios “desde el principio” a los que iban a ser salvos? La divina respuesta: “mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad”.

b) ¿Cómo los llamó? “Mediante nuestro evangelio…”
Con diáfana claridad se nos enseña que Dios proyectó llamar a los que él adoptaría como “hijos suyos” mediante el “evangelio”. No serían sus “hijos” sin escuchar jamás el evangelio. No serían sus “hijos” pese a que jamás obedecieran al evangelio. Serían llamados mediante el evangelio, y esto significa implícitamente que deberían obedecer al evangelio. Así Dios lo proyectó, y asimismo se está realizando hasta el sol de hoy, pues la Deidad sigue llamando a través del evangelio. A quienes piensan que Dios llame por medio de “sueños, vocecitas, escalofríos, temblequeos, sensaciones o sentimientos” les convendría deshacerse de ilusiones engañosas. ¡El llamado oficial y universal de Dios se hace mediante el evangelio. Recalcamos: “os llamó mediante nuestro evangelio”. Más claro no canta un gallo.

2. “Muchos son llamados, mas pocos escogidos”, apunta Jesucristo en Mateo 20:16. Tristemente, esto ocurre porque solo “pocos” de entre todos los “llamados” se someten a “la santificación por el Espíritu”, teniendo “fe en la verdad”. Solo estos “pocos” adquieren los atributos y llenan las exigencias para figurar entre los “predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad” (Efesios 1:11).

D. “…y a los que llamó, a éstos también justificó…” ¿Cómo “justificarlos” antes de ser creados o nacer? Sencillamente, lo hizo en las proyecciones de su intelecto al trazar en su mente el plan de rescatar del dominio de Satanás a los seres humanos que se sujetarían al “designio de su voluntad”. A estos los justificaría, “no por obras” (Efesios 2:9), sino por la sangre de su Hijo, “destinado desde antes de la fundación del mundo” para ser el “cordero sin mancha y sin contaminación”, mediante cuya “sangre preciosa” serían “rescatados” (1 Pedro 1:18-20). “…estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira” (Romanos 5:9).

“Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo” (Romanos 5:1). Todo esto Dios lo determinó antes de crear cualquier cosa material, antes de crear al primer ser humano. Y determinándolo, lo dio por hecho, pues no era posible que su poderosa voluntad divina fuese frustrada. Entendemos que por esta simple razón el Espíritu Santo utiliza el pretérito “justificó”.

E. “…y a los que justificó, a éstos también glorificó.” Es decir, los ve en sus proyecciones como “glorificados ya”. No serían glorificados hasta no ser “transformados”, recibiendo un nuevo “cuerpo espiritual”, glorioso, poderoso, incorruptible e inmortal (1 Corintios 15:42-58). Pero, ya que esto ocurrirá ineludiblemente en el caso de todos los que permanecen hasta el fin de sus días “fundados y firmes en la fe, y sin moverse de la esperanza del evangelio” (Colosenses 1:23), ¡se da por hecho! De cierto, se dio por hecho tan pronto Dios determinara hacerlo, allá “antes de la fundación del mundo”, antes de la creación de cualquier cosa, cuando planificó librar a los seres humanos del poderío de Satanás, es decir, a los que aceptarían su bondadosa oferta de “libertad”. “A libertad fuisteis llamados”, recuerda el apóstol Pablo a los gálatas (Gálatas 5:13). Y libertados, no volviendo a esclavizarse “de nuevo a los débiles y pobres rudimentos” (Gálatas 4:9), a las “contaminaciones del mundo” (2 Pedro 2:20-22), alcanzarán “la libertad gloriosa de los hijos de Dios” (Romanos 8:21). ¡Serán glorificados! Esto Dios lo proyectó como realidad antes de siquiera existir el universo material.

Conclusión. A resumida cuenta, los cinco verbos pretéritos “conoció… predestinó… llamó… justificó… glorificó” describen acciones que Dios proyectó en su mente al planificar la redención y restauración de los hombres. Decidido él a tomarlas, se dieron por hechas. A esta realidad obedece el uso del pretérito. Está en proceso de cumplimiento todo lo proyectado por Dios “antes de la fundación del mundo”. Desde la creación del universo hasta el día de hoy vemos cómo la mano del Padre Creador está haciendo cumplirse lo que planificó con tanto esmero, amor y misericordia. “En amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado” (Efesios 1:5-6).

Amigo lector, ¿figura usted entre los que Dios previo como seres que serían “aceptos en el Amado”, predestinados a “ser adoptados hijos suyos”?

http://www.editoriallapaz.org/predestinacion_Romanos8.htm
avatar
HERALDODECRISTO
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PREDESTINACION

Mensaje por HERALDODECRISTO el Lun 26 Nov 2012, 5:21 am

http://www.bibleserralta.com/Predestination_spanish.pdf

avatar
HERALDODECRISTO
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PREDESTINACION

Mensaje por ZARGOTEAM el Lun 26 Nov 2012, 6:40 am

Enrique escribió:NO se como subir una foto pero bueno lo expresare asi:

Dos niños uno pobre tan pobre que morira sin remision de hambre y el otro no morira de hambre sino que esta gordo y lustroso,que no morira de hambre ¿Quien tiene la culpa de todo esto?....Segun los de la predestinacion absoluta uno es elegido por DIOS para que no muera de hambre y el otro niño si muera de hambre.

Es asi como ellos piensan y creen unos elegidos y otros NO unos para condenacion y otros para salvacion. Esta linea es peligrosisima ya que todo lo que pasa EL culpable es DIOS. Tanto los CALVINISTAS EXTREMOS Y LOS CARISMATICOS EXTREMISTAS O DE LOS DE LA PALABRA DE FE COMO ELLOS SE LLAMAN TANTO UNO COMO EL OTRO ECHAN LA CULPA A DIOS DE TODO.

En otras palabras los calvinistas dicen algo asi lo siento si no eres elegido se siente Dios no te eligio para salvacion, el otro los carismaticos o mejor dicho los de la prosperidad dicen algo asi si no eres prosperado o eres rico es porque no reclamas lo que es tuyo o mejor dicho eres un elegido por Dios reclama lo que es tuyo el dinero de todo el mundo. Tanto unos como el otro son extremistas en otras palabras uno culpa a Dios y el otro culpa a Dios en si es decir tienes que reclamarlo dar ordenes a Dios etc..etc..etc..
El problema del hombre es que carece de sabiduría para entender la que Dios ha plasmado en su palabra, no podemos aunque intentemos igualarnos a Él, Dios altísimo, y como consecuencia decimos muchos disparates (digo decimos porque me incluyo en ello) como los que se publican en diversos medios sobre temas bíblicos como la predestinación o la doctrina de la prosperidad.

La biblia dice muy claro para qué fuimos PREDESTINADOS, pero el hombre a pesar de ello tuerce las cosas y muchos siguen el ejemplo, abajo aparecen los motivos por los cuales Dios nos ha predestinado.


Efe 1:5 en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,
Efe 1:6 para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,

Efe 1:11 En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, 12 a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo.


Cuando te enteras de la verdad ves las cosas de otra manera, pero antes incluso te ríes de lo que no entiendes. Eso es lo que nos pasa a los hombres que estamos sin la sabiduría y entendimiento de Dios.
Saludos
avatar
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PREDESTINACION

Mensaje por ZARGOTEAM el Lun 26 Nov 2012, 7:34 am

HERALDODECRISTO escribió:“Predestinados a ser hijos de Dios”

Homero Shappley

http://www.editoriallapaz.org/predestinacion_Romanos8.htm

Romanos 8:28-30

“Los que” Dios “antes conoció… predestinó… llamó… justificó… glorificó”

(28) “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. (29) Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. (30) Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.”

Nota. Estimado lector, de no haber usted leído el “Estudio 1” sobre Efesios 1:3-4, 9-11; 1 Corintios 2:7 y 1 Pedro 1:20, respetuosamente le recomendamos hacerlo antes de proseguir con este “Estudio 2”, por la razón de que no se incluyen en el presente estudio las abundantes explicaciones dadas en el primero en torno al “propósito… designio… voluntad” de Dios al tomar él, “antes de la fundación del mundo”, grandes determinaciones acerca de los seres humanos que proyectaba crear.

A. “Porque a los que antes conoció…” (Versículo 29).

1. ¿Qué es el tiempo indicado por el adverbio “antes”?

a) Se trata de un tiempo “antes de la fundación del mundo”, como dicen otros textos relacionados con la predestinación (Efesios 1:3-4; 1 Pedro 1:20). De un tiempo “antes” de ser creados los humanos. De un tiempo cuando Dios estaba planificando y proyectando la creación, anticipando algunos desenlaces, particularmente el comportamiento de los seres humanos.

b) ¿Cuánto tiempo “antes” de la creación material en términos de “años”? Hasta dónde alcance nuestro conocimiento, la Biblia arroja muy poca luz sobre esta cuestión. Nos limitamos en esta ocasión a observar que estas determinaciones del Todopoderoso fueron tomadas después de sublevarse Satanás, y los ángeles que se abanderizaron con él, contra el Soberano Dios, pues este contempla, antes de efectuarse, la intervención de su enemigo en el huerto del Edén, previendo las consecuencias trágicas que sobrevendrían a Adán y Eva, con toda su posteridad.

c) Respetado estudiante de estos temas, le invitamos a examinar el siguiente gráfico, el cual confeccionamos con la idea de proveer unas perspectivas indicadas por la expresión “antes de la fundación del mundo”.

(1) Comenzando a la derecha, en el “Presente”, viajamos en la dimensión del tiempo hacia el pasado. Cubriendo dos milenios, llegamos al año cuando nació Jesucristo. Dejando atrás esta fecha y prosiguiendo, llegamos al día cuando Moisés recibió la Antigua Ley para Israel en el monte de Sinaí, aproximadamente 1,500 años antes de Cristo. Remontándonos todavía más por épocas pasadas, nos encontramos en el tiempo muy convulsionado de Noé y el gran Diluvio. Penetramos cada vez más en el pasado, cruzando el resto de la Era Patriarcal hasta arribar en el huerto de Edén. Andando un poco más, alcanzamos ver a la tierra en su estado de “desordenada y vacía” (Génesis 1:2). Aún antes de este momento, “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” (Génesis 1:1).

(2) Enfocando de cerca el lado izquierdo del gráfico, vemos que antes de los seis días de creación presentados en Génesis 1, y aún “antes de la fundación de la tierra”, en algún tiempo previo a cualquier creación material, antes de que Dios iniciara el proceso de la creación del inmenso universo físico, él “conoció” a los seres humanos que adoptaría como “hijos suyos” (Efesios 1:4-5).

2. “…a los que conoció...” ¿Cómo conocerlos? Pues en aquel tiempo “antes de la fundación del mundo”, ¡ningún ser humano había sido creado! ¡Ni siquiera había sido creada la tierra!

a) Osamos pensar que los proyectara en la pantalla de su gran intelecto. No sin trepidación abordamos estos asuntos, “Porque, ¿quién conoció la mente del Señor?” (1 Corintios 2:16). “Mas nosotros tenemos”, escribe el apóstol Pablo en el mismo versículo, “la mente de Cristo”. Y mediante lo revelado a los apóstoles “por el Espíritu” (1 Corintios 2:9-16), se nos informan algunas determinaciones y acciones tomadas por Dios “antes de la fundación del mundo”, cosas que deberíamos poder, se supone, “discernir espiritualmente”, aunque no a plenitud como quisiéramos. Así que, revelando Pablo, por el Espíritu, que Dios “conoció”, antes de crear siquiera a la primera pareja, a los seres humanos que él iba a adoptar como “hijos suyos”, deducimos que los visualizara en su mente.

b) Allá en su morada celestial, donde “habita en luz inaccesible” (1 Timoteo 6:16), tiempo antes de comenzar a hacer realidad su idea de una creación material, Dios visualiza a la raza humana, seres hechos “a su imagen y semejanza”, los que serían la máxima expresión de su poder creativo.

(1) ¿Eligió prever a todos y cada uno de los aproximadamente doce billones (doce mil millones) de humanos que han nacido en este planeta Tierra hasta el día de hoy? ¿Por nombre y apellidos? ¿Con todo detalle de toda la vida de cada uno? Desconocemos, pero lo dudamos por la razón de que le sorprende, al parecer, la depravación extrema a la que rápido llegan los hombres en el tiempo de Noé, arrepintiéndose “Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón” (Génesis 6:1-8).

(2) Visualizando a la humanidad antes de crear a siquiera la primera pareja, Dios prevé que una porción se rebelaría contra su “propósito”, o “designio”, para los hombres, pero que, por otro lado, una porción se sujetaría al “designio de su voluntad” (Efesios 1:11). En aquel entonces, él “conoció” a quiénes aceptaría como “hijos suyos”. ¿Acaso conociera él a estos por nombre y apellidos en aquella hora cuando los visualizara? Muy dudoso, conforme a mi opinión, con la salvedad de que no estamos implicando que lo hubiese sido imposible para él. Más bien, determinaría, razonamos “conocer” y adoptar como “hijos suyos” a los seres humanos que llegaran a estar “en Cristo”, pues se propuso “en sí mismo… reunir todas las cosas en Cristo”. “Por cuanto agradó al Padre que en él (Cristo) habitase toda plenitud, y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz” (Colosenses 1:19-20). “Todas las cosas” abarcan a todo gentil y a todo israelita, a todo hombre y mujer de toda época y lugar, que se reconcilian con Dios mediante la obra redentora de Jesucristo (Hebreos 9:15). ¿A cuales seres humanos “conoció” Dios que él adoptaría como “hijos suyos”? ¡Precisa y certeramente, a los que se reconcilian con él “por medio de” Jesucristo! Esto mismo es lo que “agradó al Padre”. Esto mismo es lo que determinó él en aquel tiempo antes de la creación cuando visualizaba el futuro comportamiento de la raza humana que él iba a crear.

(a) En vano se intenta entender correctamente el significado de “a los que antes conoció” si no se tiene presente el hecho de que Dios conocería solamente a los que se reconciliaran con él por medio de su Hijo Jesucristo.

(b) Tampoco se puede entender correctamente el significado de “a los que antes conoció” si no tomamos en cuenta otro hecho evidente e irrefutable, a saber, que la reconciliación espiritual para con Dios esta condicionada no solo en la sangre de Jesús sino también en la obediencia del ser humano a los mandamientos del evangelio, pacto divino inextricablemente unido a la persona de Jesucristo. De ahí que el apóstol Pablo enseña en Colosenses 1:21-23 que Cristo “os ha reconciliado en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentaros santos y sin mancha e irreprensibles delante de él; si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin movernos de la esperanza del evangelio que habéis oído…”. “Si en verdad permanecéis…” De manera que la reconciliación ciertamente es condicional, y no absoluta o irrevocable hasta no terminar exitosamente el que se reconcilia con Dios su jornada terrenal.

(c) Además, para el entendimiento correcto de “a los que antes conoció”, es imprescindible tomar en consideración todavía otros hechos incontrovertibles, a saber, que Cristo abre la puerta de su iglesia a todo el que obedezca a su evangelio, diciendo “el que creyere y fuere bautizado, será salvo…” (Marcos 16:15-16), que Dios “quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Timoteo 2:3-4), que la Deidad no hace acepción de personas, y que el Padre Creador, habiendo dotado a los seres humanos del libre albedrío, se lo respeta, no forzando a ninguno a ser salvo, como tampoco a ser condenado.

(d) Todas estas verdades y consideraciones nos llevan a una conclusión razonable, a nuestro parecer, armoniosa con los hechos sabidos. Allá en su morada celestial, antes de crear al universo, Dios prevé la caída de la raza humana en pecado. Él, con el consentimiento y la plena colaboración de su único Hijo (Filipenses 2:5-11), determina proveer, precisamente por medio de su Hijo y el evangelio que este anunciaría, el medio de reconciliación y restauración. Visualizó a los seres humanos que se sujetarían a su designio al respecto, y de esta manera los “conoció”. Los “conoció” en sus proyecciones, antes de crear a siquiera un solo ser humano. Antes de nacer ni siquiera uno de los que él anticipaba adoptar como “hijos suyos”. Antes de tener ellos vida. Antes de tener ellos nombres y apellidos. Los “conoció” por los atributos que tendrían. “Atributos” vinculados directamente al rol redentor de su Hijo Jesucristo, rol que este ejecutaría para reconciliarlos con su Creador. No era preciso “conocerlos” individualmente. Solo hacía falta determinar los “atributos” que deberían tener los que él estuviera dispuesto a adoptar como “hijos suyos”. Entonces, cualquier ser humano que adquiera estos “atributos” se contaría automáticamente entre los elegidos a ser adoptados “hijos suyos”. Esta explicación concuerda perfectamente, a nuestro entender, con las verdades y los hechos apuntados en las partidas (a), (b) y (c).

(3) Una comparanza. Tres personas sumamente ricas deciden repartir gran parte de sus enormes riquezas de tal manera que se beneficien sustancialmente la sociedad, y por ende, la economía.

Discuten animadamente su obra, visualizándola. Forman una organización sin fines de lucro, estableciendo metas específicas. ¿Quiénes serán los afortunados recipientes de los donativos contemplados? ¿Durante qué período serán repartidos los donativos, y en qué lugar? Lo más importante es determinar cuidadosa y sabiamente quiénes recibirán las aportaciones. Los tres acaudalados se dedican a la tarea de seleccionarlos, asentando como directriz la de ser completamente imparciales en lo tocante a raza, nacionalidad o rango social. Determinan que la selección será efectuada, no por nombre y apellido, individual y personalmente, sino por “atributos específicos y el cumplimiento cabal de exigencias definidas con rigorosa exactitud”. Fijan una semana particular para la distribución, y un lugar específico. Dadas estas circunstancias, efectivamente, ya “conocen”, tan pronto formalicen su plan, quiénes serán los beneficiarios. El que llena perfectamente los requisitos, al llegar al lugar previamente especificado y durante el tiempo fijado, ¡cualifica automáticamente como uno de los agraciados!

-Asimismo, Dios “conoció”, tan pronto formalizara su plan de rescatar a los humanos de las garras de Satanás, a los que él adoptaría como “hijos suyos”, no obstante lo de no haber creado todavía a siquiera un solo ser humano.

B. “Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.”

1. “…también los predestinó…” Dios “los predestinó” a ser “hijos suyos” solo a los que “conoció” de la manera que acabamos de explicar, y en aquella misma ocasión “antes de la fundación de la tierra” cuando visualizaba las consecuencias del comportamiento de la raza humana proyectada a ser creada. Los predestinó “según el designio de su voluntad”, designio que la Deidad misma reveló al escribir el apóstol Pablo que Dios se propuso “en sí mismo… reunir todas las cosas en Cristo” (Efesios 1:4-5, 9-11). Escrutar en el gráfico el texto a la izquierda de la fotografía de una gran multitud de personas. En el “Estudio 1”, analizamos detenidamente el significado de “propósito… designio… voluntad… en Cristo”, llave que abre el entendimiento de la predestinación enseñada en la Biblia.

2. “…para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo…” Aplicando esta enseñanza solo a la Era Cristiana, sabemos que nacen “del agua y del Espíritu” (Juan 3:1-7) los seres humanos que obedecen al evangelio, creyendo en Cristo, arrepintiéndose y bautizándose “para perdón de los pecados” (Hechos 2:38). Lavados sus pecados (Hechos 22:16), son contados como “hijos de Dios” (Romanos 8:16), siendo añadidos a la iglesia de Cristo Jesús (Hechos 2:38-47). Esto es meramente el principio del proceso de ser “hechos conformes a la imagen” del Hijo de Dios. El nuevo hombre así creado “se va renovando hasta el conocimiento pleno…”, precisamente “conforme a la imagen del que lo creó” (Colosenses 3:10), proceso que continúa hasta el fin de sus días en la tierra. A los que serían adoptados como “hijos suyos” Dios los predestinó, pues, a hasta renovación constante “hasta que Cristo sea formado” en ellos (Gálatas 4:19). Los “predestinó” a ser moldeados completamente conforme “a la imagen de su Hijo”.

C. “Y a los que predestinó, a éstos también llamó…”

1. En la visualización de su mente, allá en sus recámaras celestiales, antes de crear cosa alguna, Dios no solo “conoció” a los que serían sus hijos adoptados, predestinándolos a ser “hechos conformes a la imagen de su Hijo”, sino también los “llamó”. ¿Cómo proyectó llamarlos? Una respuesta inspirada, muy acorde, dicho sea de paso, con lo que estamos exponiendo, se halla en 2 Tesalonicenses 2:13-15. “Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad, a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo.”

a) ¿Cómo escogió Dios “desde el principio” a los que iban a ser salvos? La divina respuesta: “mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad”.

b) ¿Cómo los llamó? “Mediante nuestro evangelio…”
Con diáfana claridad se nos enseña que Dios proyectó llamar a los que él adoptaría como “hijos suyos” mediante el “evangelio”. No serían sus “hijos” sin escuchar jamás el evangelio. No serían sus “hijos” pese a que jamás obedecieran al evangelio. Serían llamados mediante el evangelio, y esto significa implícitamente que deberían obedecer al evangelio. Así Dios lo proyectó, y asimismo se está realizando hasta el sol de hoy, pues la Deidad sigue llamando a través del evangelio. A quienes piensan que Dios llame por medio de “sueños, vocecitas, escalofríos, temblequeos, sensaciones o sentimientos” les convendría deshacerse de ilusiones engañosas. ¡El llamado oficial y universal de Dios se hace mediante el evangelio. Recalcamos: “os llamó mediante nuestro evangelio”. Más claro no canta un gallo.

2. “Muchos son llamados, mas pocos escogidos”, apunta Jesucristo en Mateo 20:16. Tristemente, esto ocurre porque solo “pocos” de entre todos los “llamados” se someten a “la santificación por el Espíritu”, teniendo “fe en la verdad”. Solo estos “pocos” adquieren los atributos y llenan las exigencias para figurar entre los “predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad” (Efesios 1:11).

D. “…y a los que llamó, a éstos también justificó…” ¿Cómo “justificarlos” antes de ser creados o nacer? Sencillamente, lo hizo en las proyecciones de su intelecto al trazar en su mente el plan de rescatar del dominio de Satanás a los seres humanos que se sujetarían al “designio de su voluntad”. A estos los justificaría, “no por obras” (Efesios 2:9), sino por la sangre de su Hijo, “destinado desde antes de la fundación del mundo” para ser el “cordero sin mancha y sin contaminación”, mediante cuya “sangre preciosa” serían “rescatados” (1 Pedro 1:18-20). “…estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira” (Romanos 5:9).

“Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo” (Romanos 5:1). Todo esto Dios lo determinó antes de crear cualquier cosa material, antes de crear al primer ser humano. Y determinándolo, lo dio por hecho, pues no era posible que su poderosa voluntad divina fuese frustrada. Entendemos que por esta simple razón el Espíritu Santo utiliza el pretérito “justificó”.

E. “…y a los que justificó, a éstos también glorificó.” Es decir, los ve en sus proyecciones como “glorificados ya”. No serían glorificados hasta no ser “transformados”, recibiendo un nuevo “cuerpo espiritual”, glorioso, poderoso, incorruptible e inmortal (1 Corintios 15:42-58). Pero, ya que esto ocurrirá ineludiblemente en el caso de todos los que permanecen hasta el fin de sus días “fundados y firmes en la fe, y sin moverse de la esperanza del evangelio” (Colosenses 1:23), ¡se da por hecho! De cierto, se dio por hecho tan pronto Dios determinara hacerlo, allá “antes de la fundación del mundo”, antes de la creación de cualquier cosa, cuando planificó librar a los seres humanos del poderío de Satanás, es decir, a los que aceptarían su bondadosa oferta de “libertad”. “A libertad fuisteis llamados”, recuerda el apóstol Pablo a los gálatas (Gálatas 5:13). Y libertados, no volviendo a esclavizarse “de nuevo a los débiles y pobres rudimentos” (Gálatas 4:9), a las “contaminaciones del mundo” (2 Pedro 2:20-22), alcanzarán “la libertad gloriosa de los hijos de Dios” (Romanos 8:21). ¡Serán glorificados! Esto Dios lo proyectó como realidad antes de siquiera existir el universo material.

Conclusión. A resumida cuenta, los cinco verbos pretéritos “conoció… predestinó… llamó… justificó… glorificó” describen acciones que Dios proyectó en su mente al planificar la redención y restauración de los hombres. Decidido él a tomarlas, se dieron por hechas. A esta realidad obedece el uso del pretérito. Está en proceso de cumplimiento todo lo proyectado por Dios “antes de la fundación del mundo”. Desde la creación del universo hasta el día de hoy vemos cómo la mano del Padre Creador está haciendo cumplirse lo que planificó con tanto esmero, amor y misericordia. “En amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado” (Efesios 1:5-6).

Amigo lector, ¿figura usted entre los que Dios previo como seres que serían “aceptos en el Amado”, predestinados a “ser adoptados hijos suyos”?

http://www.editoriallapaz.org/predestinacion_Romanos8.htm

Todo ésto que dices encuentra explicación en que fuimos creados por Dios en Cristo para salvación por medio de Él.
Aunque los ejemplos que agregas distan muchísimo de lo que Dios planeó, plasmó en su libro y posteriormente creó.
Un ejemplo que se acercaría más a lo comentado, sería el del GUIONISTA, PRODUCTOR Y DIRECTOR de una película (también hizo el "casting"), donde Dios creó el guión, selecciona actores, produjo y dirije hasta éste momento las cosas, Él conoce todo porque YA LO HIZO.

Ecl 3:15 Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó.
avatar
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PREDESTINACION

Mensaje por Evangelista el Lun 26 Nov 2012, 1:44 pm

Enrique escribió:¿como puedo subir una foto o una imagen?...Gracias...

Bendiciones en Cristo Enrique mi hermanito ,

decirte me alegra verte por aqui , bueno para poner imagenes o fotos , leé el siguiente tutorial

http://www.forohuellascristianas.com/t3754-poner-imagenes-en-los-mensajes#24878

Bendiciones. Judith



avatar
Evangelista
Administración de Huellas Cristianas
Administración de Huellas Cristianas


Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: LA PREDESTINACION

Mensaje por ZARGOTEAM el Lun 26 Nov 2012, 5:35 pm

yo soy pentecostal a secas si lee un poco veras que digo pentecostal a secas y no pentecostal extremista. digo calvinistas extremistas y carismaticos extremistas o pentecostales extremistas ¿que diferencia hay?...un abismo entre carimaticos extremistas y carismaticos a secas. No meto a todos en el mismo saco.En otras palabras son radicales y fanaticos los calvinistas,pentecostales y carismaticos extremistas esta es la diferencia.
iucundum necopi, Siempre creí que eras católico Enrique, con todo el respeto que me mereces, me dejaste con tremenda sorpresa.
Saludos
avatar
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PREDESTINACION

Mensaje por HERALDODECRISTO el Lun 26 Nov 2012, 6:24 pm

ZARGOTEAM escribió:
HERALDODECRISTO escribió:“Predestinados a ser hijos de Dios”

Homero Shappley

http://www.editoriallapaz.org/predestinacion_Romanos8.htm

Romanos 8:28-30

“Los que” Dios “antes conoció… predestinó… llamó… justificó… glorificó”

(28) “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. (29) Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. (30) Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.”

Nota. Estimado lector, de no haber usted leído el “Estudio 1” sobre Efesios 1:3-4, 9-11; 1 Corintios 2:7 y 1 Pedro 1:20, respetuosamente le recomendamos hacerlo antes de proseguir con este “Estudio 2”, por la razón de que no se incluyen en el presente estudio las abundantes explicaciones dadas en el primero en torno al “propósito… designio… voluntad” de Dios al tomar él, “antes de la fundación del mundo”, grandes determinaciones acerca de los seres humanos que proyectaba crear.

A. “Porque a los que antes conoció…” (Versículo 29).

1. ¿Qué es el tiempo indicado por el adverbio “antes”?

a) Se trata de un tiempo “antes de la fundación del mundo”, como dicen otros textos relacionados con la predestinación (Efesios 1:3-4; 1 Pedro 1:20). De un tiempo “antes” de ser creados los humanos. De un tiempo cuando Dios estaba planificando y proyectando la creación, anticipando algunos desenlaces, particularmente el comportamiento de los seres humanos.

b) ¿Cuánto tiempo “antes” de la creación material en términos de “años”? Hasta dónde alcance nuestro conocimiento, la Biblia arroja muy poca luz sobre esta cuestión. Nos limitamos en esta ocasión a observar que estas determinaciones del Todopoderoso fueron tomadas después de sublevarse Satanás, y los ángeles que se abanderizaron con él, contra el Soberano Dios, pues este contempla, antes de efectuarse, la intervención de su enemigo en el huerto del Edén, previendo las consecuencias trágicas que sobrevendrían a Adán y Eva, con toda su posteridad.

c) Respetado estudiante de estos temas, le invitamos a examinar el siguiente gráfico, el cual confeccionamos con la idea de proveer unas perspectivas indicadas por la expresión “antes de la fundación del mundo”.

(1) Comenzando a la derecha, en el “Presente”, viajamos en la dimensión del tiempo hacia el pasado. Cubriendo dos milenios, llegamos al año cuando nació Jesucristo. Dejando atrás esta fecha y prosiguiendo, llegamos al día cuando Moisés recibió la Antigua Ley para Israel en el monte de Sinaí, aproximadamente 1,500 años antes de Cristo. Remontándonos todavía más por épocas pasadas, nos encontramos en el tiempo muy convulsionado de Noé y el gran Diluvio. Penetramos cada vez más en el pasado, cruzando el resto de la Era Patriarcal hasta arribar en el huerto de Edén. Andando un poco más, alcanzamos ver a la tierra en su estado de “desordenada y vacía” (Génesis 1:2). Aún antes de este momento, “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” (Génesis 1:1).

(2) Enfocando de cerca el lado izquierdo del gráfico, vemos que antes de los seis días de creación presentados en Génesis 1, y aún “antes de la fundación de la tierra”, en algún tiempo previo a cualquier creación material, antes de que Dios iniciara el proceso de la creación del inmenso universo físico, él “conoció” a los seres humanos que adoptaría como “hijos suyos” (Efesios 1:4-5).

2. “…a los que conoció...” ¿Cómo conocerlos? Pues en aquel tiempo “antes de la fundación del mundo”, ¡ningún ser humano había sido creado! ¡Ni siquiera había sido creada la tierra!

a) Osamos pensar que los proyectara en la pantalla de su gran intelecto. No sin trepidación abordamos estos asuntos, “Porque, ¿quién conoció la mente del Señor?” (1 Corintios 2:16). “Mas nosotros tenemos”, escribe el apóstol Pablo en el mismo versículo, “la mente de Cristo”. Y mediante lo revelado a los apóstoles “por el Espíritu” (1 Corintios 2:9-16), se nos informan algunas determinaciones y acciones tomadas por Dios “antes de la fundación del mundo”, cosas que deberíamos poder, se supone, “discernir espiritualmente”, aunque no a plenitud como quisiéramos. Así que, revelando Pablo, por el Espíritu, que Dios “conoció”, antes de crear siquiera a la primera pareja, a los seres humanos que él iba a adoptar como “hijos suyos”, deducimos que los visualizara en su mente.

b) Allá en su morada celestial, donde “habita en luz inaccesible” (1 Timoteo 6:16), tiempo antes de comenzar a hacer realidad su idea de una creación material, Dios visualiza a la raza humana, seres hechos “a su imagen y semejanza”, los que serían la máxima expresión de su poder creativo.

(1) ¿Eligió prever a todos y cada uno de los aproximadamente doce billones (doce mil millones) de humanos que han nacido en este planeta Tierra hasta el día de hoy? ¿Por nombre y apellidos? ¿Con todo detalle de toda la vida de cada uno? Desconocemos, pero lo dudamos por la razón de que le sorprende, al parecer, la depravación extrema a la que rápido llegan los hombres en el tiempo de Noé, arrepintiéndose “Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón” (Génesis 6:1-8).

(2) Visualizando a la humanidad antes de crear a siquiera la primera pareja, Dios prevé que una porción se rebelaría contra su “propósito”, o “designio”, para los hombres, pero que, por otro lado, una porción se sujetaría al “designio de su voluntad” (Efesios 1:11). En aquel entonces, él “conoció” a quiénes aceptaría como “hijos suyos”. ¿Acaso conociera él a estos por nombre y apellidos en aquella hora cuando los visualizara? Muy dudoso, conforme a mi opinión, con la salvedad de que no estamos implicando que lo hubiese sido imposible para él. Más bien, determinaría, razonamos “conocer” y adoptar como “hijos suyos” a los seres humanos que llegaran a estar “en Cristo”, pues se propuso “en sí mismo… reunir todas las cosas en Cristo”. “Por cuanto agradó al Padre que en él (Cristo) habitase toda plenitud, y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz” (Colosenses 1:19-20). “Todas las cosas” abarcan a todo gentil y a todo israelita, a todo hombre y mujer de toda época y lugar, que se reconcilian con Dios mediante la obra redentora de Jesucristo (Hebreos 9:15). ¿A cuales seres humanos “conoció” Dios que él adoptaría como “hijos suyos”? ¡Precisa y certeramente, a los que se reconcilian con él “por medio de” Jesucristo! Esto mismo es lo que “agradó al Padre”. Esto mismo es lo que determinó él en aquel tiempo antes de la creación cuando visualizaba el futuro comportamiento de la raza humana que él iba a crear.

(a) En vano se intenta entender correctamente el significado de “a los que antes conoció” si no se tiene presente el hecho de que Dios conocería solamente a los que se reconciliaran con él por medio de su Hijo Jesucristo.

(b) Tampoco se puede entender correctamente el significado de “a los que antes conoció” si no tomamos en cuenta otro hecho evidente e irrefutable, a saber, que la reconciliación espiritual para con Dios esta condicionada no solo en la sangre de Jesús sino también en la obediencia del ser humano a los mandamientos del evangelio, pacto divino inextricablemente unido a la persona de Jesucristo. De ahí que el apóstol Pablo enseña en Colosenses 1:21-23 que Cristo “os ha reconciliado en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentaros santos y sin mancha e irreprensibles delante de él; si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin movernos de la esperanza del evangelio que habéis oído…”. “Si en verdad permanecéis…” De manera que la reconciliación ciertamente es condicional, y no absoluta o irrevocable hasta no terminar exitosamente el que se reconcilia con Dios su jornada terrenal.

(c) Además, para el entendimiento correcto de “a los que antes conoció”, es imprescindible tomar en consideración todavía otros hechos incontrovertibles, a saber, que Cristo abre la puerta de su iglesia a todo el que obedezca a su evangelio, diciendo “el que creyere y fuere bautizado, será salvo…” (Marcos 16:15-16), que Dios “quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Timoteo 2:3-4), que la Deidad no hace acepción de personas, y que el Padre Creador, habiendo dotado a los seres humanos del libre albedrío, se lo respeta, no forzando a ninguno a ser salvo, como tampoco a ser condenado.

(d) Todas estas verdades y consideraciones nos llevan a una conclusión razonable, a nuestro parecer, armoniosa con los hechos sabidos. Allá en su morada celestial, antes de crear al universo, Dios prevé la caída de la raza humana en pecado. Él, con el consentimiento y la plena colaboración de su único Hijo (Filipenses 2:5-11), determina proveer, precisamente por medio de su Hijo y el evangelio que este anunciaría, el medio de reconciliación y restauración. Visualizó a los seres humanos que se sujetarían a su designio al respecto, y de esta manera los “conoció”. Los “conoció” en sus proyecciones, antes de crear a siquiera un solo ser humano. Antes de nacer ni siquiera uno de los que él anticipaba adoptar como “hijos suyos”. Antes de tener ellos vida. Antes de tener ellos nombres y apellidos. Los “conoció” por los atributos que tendrían. “Atributos” vinculados directamente al rol redentor de su Hijo Jesucristo, rol que este ejecutaría para reconciliarlos con su Creador. No era preciso “conocerlos” individualmente. Solo hacía falta determinar los “atributos” que deberían tener los que él estuviera dispuesto a adoptar como “hijos suyos”. Entonces, cualquier ser humano que adquiera estos “atributos” se contaría automáticamente entre los elegidos a ser adoptados “hijos suyos”. Esta explicación concuerda perfectamente, a nuestro entender, con las verdades y los hechos apuntados en las partidas (a), (b) y (c).

(3) Una comparanza. Tres personas sumamente ricas deciden repartir gran parte de sus enormes riquezas de tal manera que se beneficien sustancialmente la sociedad, y por ende, la economía.

Discuten animadamente su obra, visualizándola. Forman una organización sin fines de lucro, estableciendo metas específicas. ¿Quiénes serán los afortunados recipientes de los donativos contemplados? ¿Durante qué período serán repartidos los donativos, y en qué lugar? Lo más importante es determinar cuidadosa y sabiamente quiénes recibirán las aportaciones. Los tres acaudalados se dedican a la tarea de seleccionarlos, asentando como directriz la de ser completamente imparciales en lo tocante a raza, nacionalidad o rango social. Determinan que la selección será efectuada, no por nombre y apellido, individual y personalmente, sino por “atributos específicos y el cumplimiento cabal de exigencias definidas con rigorosa exactitud”. Fijan una semana particular para la distribución, y un lugar específico. Dadas estas circunstancias, efectivamente, ya “conocen”, tan pronto formalicen su plan, quiénes serán los beneficiarios. El que llena perfectamente los requisitos, al llegar al lugar previamente especificado y durante el tiempo fijado, ¡cualifica automáticamente como uno de los agraciados!

-Asimismo, Dios “conoció”, tan pronto formalizara su plan de rescatar a los humanos de las garras de Satanás, a los que él adoptaría como “hijos suyos”, no obstante lo de no haber creado todavía a siquiera un solo ser humano.

B. “Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.”

1. “…también los predestinó…” Dios “los predestinó” a ser “hijos suyos” solo a los que “conoció” de la manera que acabamos de explicar, y en aquella misma ocasión “antes de la fundación de la tierra” cuando visualizaba las consecuencias del comportamiento de la raza humana proyectada a ser creada. Los predestinó “según el designio de su voluntad”, designio que la Deidad misma reveló al escribir el apóstol Pablo que Dios se propuso “en sí mismo… reunir todas las cosas en Cristo” (Efesios 1:4-5, 9-11). Escrutar en el gráfico el texto a la izquierda de la fotografía de una gran multitud de personas. En el “Estudio 1”, analizamos detenidamente el significado de “propósito… designio… voluntad… en Cristo”, llave que abre el entendimiento de la predestinación enseñada en la Biblia.

2. “…para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo…” Aplicando esta enseñanza solo a la Era Cristiana, sabemos que nacen “del agua y del Espíritu” (Juan 3:1-7) los seres humanos que obedecen al evangelio, creyendo en Cristo, arrepintiéndose y bautizándose “para perdón de los pecados” (Hechos 2:38). Lavados sus pecados (Hechos 22:16), son contados como “hijos de Dios” (Romanos 8:16), siendo añadidos a la iglesia de Cristo Jesús (Hechos 2:38-47). Esto es meramente el principio del proceso de ser “hechos conformes a la imagen” del Hijo de Dios. El nuevo hombre así creado “se va renovando hasta el conocimiento pleno…”, precisamente “conforme a la imagen del que lo creó” (Colosenses 3:10), proceso que continúa hasta el fin de sus días en la tierra. A los que serían adoptados como “hijos suyos” Dios los predestinó, pues, a hasta renovación constante “hasta que Cristo sea formado” en ellos (Gálatas 4:19). Los “predestinó” a ser moldeados completamente conforme “a la imagen de su Hijo”.

C. “Y a los que predestinó, a éstos también llamó…”

1. En la visualización de su mente, allá en sus recámaras celestiales, antes de crear cosa alguna, Dios no solo “conoció” a los que serían sus hijos adoptados, predestinándolos a ser “hechos conformes a la imagen de su Hijo”, sino también los “llamó”. ¿Cómo proyectó llamarlos? Una respuesta inspirada, muy acorde, dicho sea de paso, con lo que estamos exponiendo, se halla en 2 Tesalonicenses 2:13-15. “Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad, a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo.”

a) ¿Cómo escogió Dios “desde el principio” a los que iban a ser salvos? La divina respuesta: “mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad”.

b) ¿Cómo los llamó? “Mediante nuestro evangelio…”
Con diáfana claridad se nos enseña que Dios proyectó llamar a los que él adoptaría como “hijos suyos” mediante el “evangelio”. No serían sus “hijos” sin escuchar jamás el evangelio. No serían sus “hijos” pese a que jamás obedecieran al evangelio. Serían llamados mediante el evangelio, y esto significa implícitamente que deberían obedecer al evangelio. Así Dios lo proyectó, y asimismo se está realizando hasta el sol de hoy, pues la Deidad sigue llamando a través del evangelio. A quienes piensan que Dios llame por medio de “sueños, vocecitas, escalofríos, temblequeos, sensaciones o sentimientos” les convendría deshacerse de ilusiones engañosas. ¡El llamado oficial y universal de Dios se hace mediante el evangelio. Recalcamos: “os llamó mediante nuestro evangelio”. Más claro no canta un gallo.

2. “Muchos son llamados, mas pocos escogidos”, apunta Jesucristo en Mateo 20:16. Tristemente, esto ocurre porque solo “pocos” de entre todos los “llamados” se someten a “la santificación por el Espíritu”, teniendo “fe en la verdad”. Solo estos “pocos” adquieren los atributos y llenan las exigencias para figurar entre los “predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad” (Efesios 1:11).

D. “…y a los que llamó, a éstos también justificó…” ¿Cómo “justificarlos” antes de ser creados o nacer? Sencillamente, lo hizo en las proyecciones de su intelecto al trazar en su mente el plan de rescatar del dominio de Satanás a los seres humanos que se sujetarían al “designio de su voluntad”. A estos los justificaría, “no por obras” (Efesios 2:9), sino por la sangre de su Hijo, “destinado desde antes de la fundación del mundo” para ser el “cordero sin mancha y sin contaminación”, mediante cuya “sangre preciosa” serían “rescatados” (1 Pedro 1:18-20). “…estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira” (Romanos 5:9).

“Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo” (Romanos 5:1). Todo esto Dios lo determinó antes de crear cualquier cosa material, antes de crear al primer ser humano. Y determinándolo, lo dio por hecho, pues no era posible que su poderosa voluntad divina fuese frustrada. Entendemos que por esta simple razón el Espíritu Santo utiliza el pretérito “justificó”.

E. “…y a los que justificó, a éstos también glorificó.” Es decir, los ve en sus proyecciones como “glorificados ya”. No serían glorificados hasta no ser “transformados”, recibiendo un nuevo “cuerpo espiritual”, glorioso, poderoso, incorruptible e inmortal (1 Corintios 15:42-58). Pero, ya que esto ocurrirá ineludiblemente en el caso de todos los que permanecen hasta el fin de sus días “fundados y firmes en la fe, y sin moverse de la esperanza del evangelio” (Colosenses 1:23), ¡se da por hecho! De cierto, se dio por hecho tan pronto Dios determinara hacerlo, allá “antes de la fundación del mundo”, antes de la creación de cualquier cosa, cuando planificó librar a los seres humanos del poderío de Satanás, es decir, a los que aceptarían su bondadosa oferta de “libertad”. “A libertad fuisteis llamados”, recuerda el apóstol Pablo a los gálatas (Gálatas 5:13). Y libertados, no volviendo a esclavizarse “de nuevo a los débiles y pobres rudimentos” (Gálatas 4:9), a las “contaminaciones del mundo” (2 Pedro 2:20-22), alcanzarán “la libertad gloriosa de los hijos de Dios” (Romanos 8:21). ¡Serán glorificados! Esto Dios lo proyectó como realidad antes de siquiera existir el universo material.

Conclusión. A resumida cuenta, los cinco verbos pretéritos “conoció… predestinó… llamó… justificó… glorificó” describen acciones que Dios proyectó en su mente al planificar la redención y restauración de los hombres. Decidido él a tomarlas, se dieron por hechas. A esta realidad obedece el uso del pretérito. Está en proceso de cumplimiento todo lo proyectado por Dios “antes de la fundación del mundo”. Desde la creación del universo hasta el día de hoy vemos cómo la mano del Padre Creador está haciendo cumplirse lo que planificó con tanto esmero, amor y misericordia. “En amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado” (Efesios 1:5-6).

Amigo lector, ¿figura usted entre los que Dios previo como seres que serían “aceptos en el Amado”, predestinados a “ser adoptados hijos suyos”?

http://www.editoriallapaz.org/predestinacion_Romanos8.htm

Todo ésto que dices encuentra explicación en que fuimos creados por Dios en Cristo para salvación por medio de Él.
Aunque los ejemplos que agregas distan muchísimo de lo que Dios planeó, plasmó en su libro y posteriormente creó.
Un ejemplo que se acercaría más a lo comentado, sería el del GUIONISTA, PRODUCTOR Y DIRECTOR de una película (también hizo el "casting"), donde Dios creó el guión, selecciona actores, produjo y dirije hasta éste momento las cosas, Él conoce todo porque YA LO HIZO.

Ecl 3:15 Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó.

Solo dices tus propias palabras en lugar de dar una explicacion biblica.

Por cierto la explicacion que da el teologo Shappley no pudiste refutar.
Dios no lo hizo, como no sacrifico a Cristyo antes de la fundacion del mundo, lo unico que paso es que Dios supo lo que iba a pasar despues de la creacion y por eso se dice que Cristo fue inmolado antes de la fundacion del mundo.

¿Te es dificil aceptar la palabra de Dios?
avatar
HERALDODECRISTO
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PREDESTINACION

Mensaje por HERALDODECRISTO el Lun 26 Nov 2012, 6:25 pm

Enrique escribió:
HERALDODECRISTO escribió:
Enrique escribió:NO se como subir una foto pero bueno lo expresare asi:

Dos niños uno pobre tan pobre que morira sin remision de hambre y el otro no morira de hambre sino que esta gordo y lustroso,que no morira de hambre ¿Quien tiene la culpa de todo esto?....Segun los de la predestinacion absoluta uno es elegido por DIOS para que no muera de hambre y el otro niño si muera de hambre.

Es asi como ellos piensan y creen unos elegidos y otros NO unos para condenacion y otros para salvacion. Esta linea es peligrosisima ya que todo lo que pasa EL culpable es DIOS. Tanto los CALVINISTAS EXTREMOS Y LOS CARISMATICOS EXTREMISTAS O DE LOS DE LA PALABRA DE FE COMO ELLOS SE LLAMAN TANTO UNO COMO EL OTRO ECHAN LA CULPA A DIOS DE TODO.

En otras palabras los calvinistas dicen algo asi lo siento si no eres elegido se siente Dios no te eligio para salvacion, el otro los carismaticos o mejor dicho los de la prosperidad dicen algo asi si no eres prosperado o eres rico es porque no reclamas lo que es tuyo o mejor dicho eres un elegido por Dios reclama lo que es tuyo el dinero de todo el mundo. Tanto unos como el otro son extremistas en otras palabras uno culpa a Dios y el otro culpa a Dios en si es decir tienes que reclamarlo dar ordenes a Dios etc..etc..etc..


Hey, Enrique no metas a todos los carismaticos en el mismo saco, creo en los dones y por ello soy carismatico, pero no creo en la doctrina de la codicia de algunos carismaticos.

Ojo no generalices...

yo soy pentecostal a secas si lee un poco veras que digo pentecostal a secas y no pentecostal extremista. digo calvinistas extremistas y carismaticos extremistas o pentecostales extremistas ¿que diferencia hay?...un abismo entre carimaticos extremistas y carismaticos a secas. No meto a todos en el mismo saco.En otras palabras son radicales y fanaticos los calvinistas,pentecostales y carismaticos extremistas esta es la diferencia.
okey
avatar
HERALDODECRISTO
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PREDESTINACION

Mensaje por ZARGOTEAM el Lun 26 Nov 2012, 7:43 pm

NO, por el contrario, es a ti a quien le resulta difícil aceptar lo que dice la biblia, refutar lo que dice el hombre es conceder mayor importancia a su dicho que a lo que establece la biblia, ésa es la razón, no te equivoques; máxime cuando está meridianamente lejos de la verdad bíblica

Dicho de otra manera, le concedes más importancia a lo que dice el hombre sobre la palabra de Dios que a la propia biblia.
Ése es tu caso, pues por lo que afirmas parece que te merece mayor respeto el comentario humano sobre los versículos bíblicos que la propia Palabra de Dios.
Los textos bíblicos sobre la predestinación y el porqué y para qué es dicha predestinación fueron agregados ya, pero como de costumbre los ignoras, no lees lo que otros aportan.

Dios no sólo planeó en su mente las cosas como afirman equivocadamente, y que tú te adhieres lisa y llanamente a tal equívoco, la biblia dice que lo que él planeó lo plasmó en su libro y después lo hizo, lo llevó a cabo, como el Único y mejor de los arquitectos que pudiese haber en el cielo, guardando la debida proporción.
Algunos textos de los que sostienen lo que digo:

Sal 139:16 Mi embrión vieron tus ojos,
Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas
Que fueron luego formadas,
Sin faltar una de ellas.


Sal 56:8 Mis huidas tú has contado; Pon mis lágrimas en tu redoma; ¿No están ellas en tu libro?
Isa 14:24 Jehová de los ejércitos juró diciendo: Ciertamente se hará de la manera que lo he pensado, y será confirmado como lo he determinado;

Apo 13:8 Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.


Efe 1:5 en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,
Efe 1:6 para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,

Efe 1:11 En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, 12 a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo.
Y por supuesto el de Ecl 3:15 que ya fué agregado con los de la predestinación, en negro.

Saludos
avatar
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: LA PREDESTINACION

Mensaje por ZARGOTEAM el Mar 27 Nov 2012, 6:08 pm

Enrique escribió:[img] [/img]

El niño de la izquierda esta gordo y lustroso, el de la derecha esta sentenciado a morir de hambre sin remision ¿Quien tiene la culpa de que muera de hambre?....Segun los predestinatarios absoluta no es el hombre ES DIOS. ¿Porque?.... porque segun ellos todos estamos predestinados unos para vivir como reyes y otros a morir de hambre. En otras palabras unos para vida eterna y otros para condenacion eterna ¿es cierto esto?... ¿Que dice la Bilbia?...Segun la Biblia todos tenemos derecho a la vida eterna Cristo pago para que todos el que quiera bebe y coma de su pan y su agua.

No Enrique, LA BIBILIA NO DICE ÉSO, es el hombre quien lo afirma.
La biblia dice que Dios nos predestinó para ser sus hijos, para alabanza de su gloria, tal y como aparece de los textos agregados en mi aporte anterior.
Saludos.

avatar
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PREDESTINACION

Mensaje por HERALDODECRISTO el Mar 27 Nov 2012, 6:42 pm

ZARGOTEAM escribió:
NO, por el contrario, es a ti a quien le resulta difícil aceptar lo que dice la biblia, refutar lo que dice el hombre es conceder mayor importancia a su dicho que a lo que establece la biblia, ésa es la razón, no te equivoques; máxime cuando está meridianamente lejos de la verdad bíblica

Dicho de otra manera, le concedes más importancia a lo que dice el hombre sobre la palabra de Dios que a la propia biblia.
Ése es tu caso, pues por lo que afirmas parece que te merece mayor respeto el comentario humano sobre los versículos bíblicos que la propia Palabra de Dios.
Los textos bíblicos sobre la predestinación y el porqué y para qué es dicha predestinación fueron agregados ya, pero como de costumbre los ignoras, no lees lo que otros aportan.

Dios no sólo planeó en su mente las cosas como afirman equivocadamente, y que tú te adhieres lisa y llanamente a tal equívoco, la biblia dice que lo que él planeó lo plasmó en su libro y después lo hizo, lo llevó a cabo, como el Único y mejor de los arquitectos que pudiese haber en el cielo, guardando la debida proporción.
Algunos textos de los que sostienen lo que digo:

Sal 139:16 Mi embrión vieron tus ojos,
Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas
Que fueron luego formadas,
Sin faltar una de ellas.


Sal 56:8 Mis huidas tú has contado; Pon mis lágrimas en tu redoma; ¿No están ellas en tu libro?
Isa 14:24 Jehová de los ejércitos juró diciendo: Ciertamente se hará de la manera que lo he pensado, y será confirmado como lo he determinado;

Apo 13:8 Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.


Efe 1:5 en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,
Efe 1:6 para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,

Efe 1:11 En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, 12 a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo.
Y por supuesto el de Ecl 3:15 que ya fué agregado con los de la predestinación, en negro.

Saludos

Justamente porque eres un hombre no creo lo que tu dices, prefiero creer lo que dice la biblia que creer lo que dijo calvino y lo que tu repites de el.

¿Tambien crees que Jesus fue inmolado antes de la fundacion del mundo? ¿O que fue planeado el que Jesus muriera para salvacion despues de la creacion?

¿tanto te cuesta responder?
avatar
HERALDODECRISTO
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PREDESTINACION

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.