Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

¿Quién está en línea?
En total hay 8 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 8 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 98 el Lun 15 Mayo 2017, 8:44 pm.
Últimos temas
» Enamorarse a la manera de Dios. (Old Fhasioned) Sub en Español.
por Rodolfo Aldana Ayer a las 10:35 pm

» EL LEON DE JUDA (Pelicula animada en 3D)
por YANELA2H Ayer a las 5:29 pm

» Colorear aprendiendo de las historias de la Biblia
por Rohen Vie 24 Mayo 2019, 9:02 pm

» Lucía Parker – Rey de mi Universo (2014)
por Leo123 Vie 24 Mayo 2019, 7:23 pm

» Blest (Grandes Exitos) (Album 2016).
por Leo123 Vie 24 Mayo 2019, 7:18 pm

» Música Cristiana Para Niños Vol. 1 (2015)
por Leo123 Vie 24 Mayo 2019, 7:16 pm

» Julissa (Me Vistió De Promesas) 2015.
por Leo123 Vie 24 Mayo 2019, 7:14 pm

» Jaci Velásquez (Confío) Albúm 2017
por Leo123 Vie 24 Mayo 2019, 7:12 pm

» Julissa- Corazón Latino
por Leo123 Vie 24 Mayo 2019, 7:10 pm

» Julissa - Admision General
por Leo123 Vie 24 Mayo 2019, 7:09 pm

» Lilly Goodman Temas Selectos (Recopilación) (2011)
por Leo123 Vie 24 Mayo 2019, 7:06 pm

» Pelicula Cristiana "VOLVER A CREER". Crisis en el Matrimonio.
por Leugim Vie 24 Mayo 2019, 6:58 pm

» Tentación: ¿nos prueba Dios con el mal?
por Maranata Vie 24 Mayo 2019, 3:27 pm

» INVITACIÓN A TOMAR LA CRUZ
por sefora7 Vie 24 Mayo 2019, 6:07 am

» La Iglesia Hoy [Software Administrativo para Iglesias]
por Darktiger09 Jue 23 Mayo 2019, 10:54 pm

» Un.Golpe.Del.Destino[2011].DVDRip.Castellano ¡¡NUEVO LINK!!
por inter Jue 23 Mayo 2019, 7:18 pm

» Amazing Love (La Historia De Oseas) (2012)
por juanp13 Miér 22 Mayo 2019, 12:29 am

» Al borde-On The Edge (Español-Latino) DvdRip-1link
por HOLA Mar 21 Mayo 2019, 12:36 am

» El Remanente (The Remaining) [2014] [DVDrip] [Español Latino]
por ejbm Lun 20 Mayo 2019, 2:36 am

» REPORTAR LINK CAIDOS.
por darkzone79 Dom 19 Mayo 2019, 5:33 pm

Sondeo

¿Cuales son los enemigos de la fe ?

MISIONERO: MI TESTIMONIO I_vote_lcap29%MISIONERO: MI TESTIMONIO I_vote_rcap 29% [ 2 ]
MISIONERO: MI TESTIMONIO I_vote_lcap14%MISIONERO: MI TESTIMONIO I_vote_rcap 14% [ 1 ]
MISIONERO: MI TESTIMONIO I_vote_lcap14%MISIONERO: MI TESTIMONIO I_vote_rcap 14% [ 1 ]
MISIONERO: MI TESTIMONIO I_vote_lcap43%MISIONERO: MI TESTIMONIO I_vote_rcap 43% [ 3 ]

Votos Totales : 7

Facebook
Like/Tweet/+1
Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 


Bookmarking social

Bookmarking social digg  Bookmarking social delicious  Bookmarking social reddit  Bookmarking social stumbleupon  Bookmarking social slashdot  Bookmarking social yahoo  Bookmarking social google  Bookmarking social blogmarks  Bookmarking social live      

Conserva y comparte la dirección de Foro Huellas Cristianas La Salvación es para Todos en tu sitio de bookmarking social

Conectarse

Recuperar mi contraseña


MISIONERO: MI TESTIMONIO

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por Carlos Misionero el Jue 31 Ene 2013, 5:35 pm

MI TESTIMONIO

Me llamo Carlos y me dicen El Misionero, El Güero o El Pollo. Nací en el Distrito Federal, México, en un hospital en Belem de las Flores.

Nací con problemas auditivos, que los médicos decían que era Hipoacusia Bilateral, (Sordera).

En los oídos me hicieron 13 operaciones y estuve yendo al hospital desde que nací hasta la edad de 12 años que fue la última intervención quirúrgica.

Gracias a Dios siempre conté con el amor y el apoyo de mis padres y de mis abuelos maternos. Toda mi familia era inconversa.

Había brujos, ateos, masones, espiritualistas y hasta un satanista. Mi abuela fue monja de las Carmelitas Descalzas hasta que conoció a mi abuelo y él la sacó del convento.

Por lo que tuve de niño una educación católica de manera que todo era glorificar a María. Mi abuela nos enseñó a mis hermanos, a mis primos y a mí que debido a que ‘Jesucristo fracasó en su sacrificio en la cruz del calvario, María tuvo qué intervenir para apoyar a su Hijo, por lo que la salvación venía por parte de ella’.

Muchas veces mi abuela me llegó a decir que podía yo escoger dos caminos para llegar al cielo: El que estaba lleno de espinas y de sufrimientos y que era el de Jesucristo, y el que estaba lleno de flores y que era de María.

Me decía además que para llegar al cielo había qué andar mucho, mucho tiempo descalzo y según el camino que había yo escogido, podía caminar sobre espinas o sobre flores.

Mi abuela tenía toda la casa llena de ídolos de María y de Cristo, incluyendo ‘santos’ y muchos amuletos y fetiches. Todo el tiempo la casa olía a copal y a incienso de iglesia católica.

Son innumerables los rosarios que presencié que efectuaba mi abuela con gente que la seguía, pero a pesar de todo esto, nunca me gustó postrarme ante las estatuas y desde pequeño yo sentía que no tenían vida.

Al contrario, yo las veía como algo siniestro, malévolo, confieso que les tenía mucho miedo y no quería quedarme solo en los cuartos que estaban llenos de esos iconos.

Algo me decía en mi interior que adorar esas estatuas era malo. Como mi abuela me obligaba a arrodillarme ante los ídolos tuve muchas pesadillas.

Tuve una infancia triste, porque en la escuela los niños al verme con mis gasas y mis telas adhesivas tapándome las orejas debido a mis operaciones y curaciones, me pegaban e incluso me llegaron a patear en la cabeza, al grado que dos veces tuve que ir al hospital.

Los niños fueron muy crueles conmigo. No quiero recordar las humillaciones que sufrí en manos de tres chamacos que me hicieron la vida imposible.

La situación se puso de tal manera que mi papá tuvo qué pagarle a un niño tres años más grande que yo para que fuera mi guardaespaldas.

Ese niño se llamaba Raúl y le decíamos ‘El Niño Quemado’ porque tenía marcas y cicatrices de quemaduras en los brazos. Un día que uno de los que me hacían la vida imposible me estaba pateando, llegó él con un martillo y lo dejó inconsciente en el suelo en medio de un charco de sangre.

Así pasó mi niñez. Yo era el consentido de mi abuela y de mis padres. Lo único que les disgustaba de mi era que yo nunca quise que me pusieran amuletos como cadenitas, ojos de venado, collares con motivos religiosos, escapularios, en fin.

Varias veces mi papá me cargó y caminó descalzo desde la colonia Lorenzo Boturini hasta la Basílica de Guadalupe para pedirle a la ‘virgen’ que me hiciera el milagro de sanarme de los oídos y nada pasó.

En la secundaria seguí mis estudios. Fui uno de los más aplicados y me encontré con niños molestones, pero mi papá ya sabía el remedio. Pagar a otro niño para que me protegiera.

Nunca me gustó rezar, ni creí en la virgen y los santos, ni rezar el rosario. Asistía y hacía como que me persignaba y todo para no hacer sentir mal a mis papás y a mi abuela.

Al lado de la casa había un templo evangélico y los hermanos venían a la casa porque mi abuelo tenía una tienda grande y les surtía de refrescos, de carnes frías y de abarrotes.

Me gustaba escuchar los himnos que cantaban ellos. Me deleitaba oyendo ‘Cuan Grande es ÉL’, ‘En la Cruz’, ‘La Senda Ancha Dejaré’, ‘Más Allá del Sol’, ‘Cómo Podré Estar Triste’, y muchos más.

Para escucharlos bien, pegaba mi oreja izquierda a la pared, ya que mi cama daba a la pared que nos dividía del templo. Mi abuela se dio cuenta y me regañó. (Es el único regaño fuerte que me ha hecho en mi vida) Me dijo que no debía de escuchar los cantos de los protestantes ya que tenían el poder de condenar a las almas al infierno.

Me habló tan mal de los evangélicos que logró convencerme que no eran buenos. Como entré a la preparatoria (El Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) plantel Oriente) yo ya era ateo.

Y mi ateísmo se reforzó mucho más porque a la edad de 17 años, quise darle ‘la última oportunidad’, según yo, a Jesucristo y buscarlo a ÉL y entregarle mi vida ahora por medio del cristianismo evangélico.

Para ello conocía a una chica llamada Berenice, quien era evangélica, su papá era pastor y ella cantaba en el coro de su iglesia. Decidí preguntarle acerca de su fe en una reunión con unos amigos que se iba a realizar en la casa de una amiga.

A mí lo que me extrañaba es que ella decía malas palabras, fumaba mucho y andaba con varios de mis amigos que no eran cristianos.

El caso es que estando en la reunión, rodeados de unos doce amigos y amigas, le pregunté a ella acerca de su fe, porque estaba interesado a conocer a ese Cristo que tanto predicaban.

Lo que me asombró y me decepcionó en gran manera fue que ella me metió un pellizco muy fuerte en el brazo y muy nerviosa les dijo a todos. ‘No es cierto, Carlos es muy bromista, no soy cristiana, no le crean’.

Eso me dolió más que el pellizco y molesto me salí de la reunión, pensando que todos los evangélicos eran hipócritas y que vivían una doble vida. Rompí con la religión y decidí vivir mi existencia como yo quisiera.

En el CCH conocí la libertad de hacer lo que yo quisiera. Me uní a los porros de la UNAM. Cantábamos rock urbano y canciones de protesta, hacíamos paros, huelgas, estuve metido en la llamada ‘grilla’ y ahí conocí mi primera borrachera, tuve mi primera novia (Leticia) y todo me pareció un mundo maravilloso.

Ahí aprendí a intimidar a la gente, a golpearla, y nos dedicábamos a pedir dinero (A botear) cantando con nuestros instrumentos musicales. Yo tocaba la guitarra.

Ahí conocí a un muchacho cristiano que se hizo novio de una de mis hermanas y él fue el instrumento para que todos le entregaran su vida a Jesucristo, menos mi hermano Manuel y yo. (Por cierto, mis abuelos tenían pocos años de haber muerto).

Ya estando en la Universidad, estuve estudiando la Licenciatura en Lengua y Literatura Hispánicas. Cuando terminé mi carrera, me he dedicado hasta la fecha a ser investigador de la UNAM y a trabajar en editoriales seculares.

Pero en aquella época, con el grupo de porros empecé a juntarme más y más con ellos. Conocí la marihuana, los hongos alucinógenos, el peyote, en fin, y me metí más y más en los libros de Carlos Castaneda y el chamanismo.

El caso es que pasó el tiempo y mis valores morales cayeron grandemente, al grado de convertirme en la oveja negra de la familia.

Era rockero, me volví satánico y conocí muchas cosas del satanismo que en otra ocasión contaré.

Formé mi pandilla, andábamos vestidos con ropas de cuero, en nuestras motos y asaltábamos gente y negocios, extorsionábamos, golpeamos a muchas personas y fue cuando busqué a los que de niño a mí me hicieron daño. La pandilla sabía que podía hacer lo que quisieran con las mujeres, después de ‘picarles las tripas’ con un picahielo a los varones.

Pero yo quería tener el privilegio de matar a sangre fría a los que me hicieron una niñez desgraciada.

Nunca los encontré, gracias a Dios. Esto me salvó de ser un asesino. En mi vida hice de todo, y solo tres cosas jamás he cometido: Asesinar a alguien, violar a mujeres inocentes y hacer cosas gay.

Hubo una cortesana que llegó a mantenerme. Cuando me cansé de ella se la dejé a uno de la pandilla.

Cuando una chica quería formar parte de la pandilla tenía qué acostarse con todos nosotros y al final se convertía en la ‘querida’ de alguno, o andaba por temporadas con uno y con otro.

Llevaba una doble vida. En las mañanas trabajaba en la editorial y en las tardes-noches andaba yo con la pandilla. Conocí la cárcel y varias veces me salvé de milagro en las balaceras.

En una ocasión, llegó un siervo del Señor a la editorial. Se trataba de Adrián Calderón, un dibujante que me dio las Buenas Nuevas.

Yo me burlé de él, lo humillé, pero Adrián oró mucho por mí y durante un largo año intercedió por mí en oración, a la vez que me regalaba discos de testimonios de ex pandilleros y ex satanistas, los cuales tiraba yo en un cajón de mi escritorio.

En la editorial era yo el director de una revista de chicas en bikini llamada ‘Bueníssima’. Además de editar la revista, coordinaba las sesiones fotográficas de las chicas modelos.

Infinidad de veces las vi desnudas y tuve relaciones sexuales con muchas de ellas. Pues hasta allá me fue a buscar Adrián para decirme que ‘Cristo me ama’.

Una mañana, desperté asqueado de mi vida. Algo me estaba pasando y me fui sin desayunar a la editorial. Estando en mi oficina sentía que la cabeza me daba vueltas.

Le dije a la secretaria que nadie me molestara porque iba a hacer una llamada telefónica muy importante a un proveedor de papel.

Estando solo, empecé a llorar. Estaba muy desconcertado porque no había llorado desde que era yo un niño. No sabía ni por qué me brotaban las lágrimas y tenía coraje conmigo mismo por lo que consideré una debilidad de mi parte.

En mi mente resonaban las palabras ‘Cristo me ama’, ‘Cristo me ama’. Yo decía de groserías en mis pensamientos y decía que Cristo no podía amarme debido a que yo hice tantas cosas malas.

De pronto sentí la necesidad de abrir el cajón de mi escritorio y vi el Nuevo Testamento que Adrián me había dado hace meses y que yo había aventado al interior del cajón como si fuera cualquier cosa.

Lo empecé a hojear. Hubo una frase que me dejó helado: ‘El que a mí viene, no le echo fuera’.

Dejé el Nuevo Testamento a un lado y volví a llorar. Estaba consciente de que no podía ser perdonado ya que hice tantas cosas tan malas. Mi mente era un caos y sentía cómo mis manos temblaban un poco.

Mi mirada quedó fija en el interior del cajón abierto y vi un disco que en su caja decía ‘Testimonio de un ex Pandillero’.

Lo saqué y lo puse en mi grabadora. Era la historia de un niño que fue obligado a trabajar desde pequeño y como no encontraba empleo se dedicaba a robar monederos en los mercados.

Luego fue atraído por la banda de ‘Los Panchitos’ y creció siendo uno de los pandilleros más temidos de su colonia y de otras aledañas.

Cada vez estaba yo más sorprendido, ya que mucho de lo que el hermano contó, era casi tal y como me pasó a mí en mi vida, e incluso el ambiente de la pandilla, lo que se hace, como se siente uno después de una tarde de drogas y sexo, la soledad tan grande que lo embarga a uno y los sentimientos de suicidio.

Yo me sentí enojado porque pensé que Adrián Calderón me había estado espiando y le contó mi vida al ex pandillero para relatarla en el disco.

Pero me fui metiendo más y más en el testimonio. No entiendo cómo pasó ni los detalles de cómo ocurrieron las cosas, pero pronto me vi de rodillas con la cabeza en el suelo, humillado ante Jesucristo y llorando.

Dejé el suelo húmedo con mis lágrimas a la vez que le pedí perdón muchas veces. Estaba totalmente asqueado de la vida que había estado llevando y ahí, solo, con la compañía únicamente del Señor, le entregué mi vida.

Cuando salí de la oficina, la secretaria estaba muy extrañada. Posteriormente me contó que me vio algo muy especial en el rostro.

Yo me sentí por primera vez en mi vida limpio, una alegría muy grande me desbordaba y miré al mundo de otra manera. Los colores se me hacían más brillantes y lo que hice fue buscar a Adrián.

Cuando escuchó mi testimonio, nuestro hermano se puso a llorar. No cabía de felicidad. Me llevó al templo Gethsemaní donde le dimos gracias a Dios y me puso en las manos del pastor Enrique Castillo Sánchez.

Dejé la pandilla, dejé todo por mi Señor, renuncié al trabajo secular para ya no hacer la revista de chicas, aunque después mi jefe me recontrató y ahora estoy haciendo otro tipo de publicaciones de las que contaré en otra ocasión y que no ofenden al Señor.

Actualmente tres chicos y dos chicas de la pandilla le han entregado su vida a Jesucristo. Otros ya murieron y dos más están en la penitenciaría. De las chicas que no quisieron recibir al Señor, dos fallecieron y las otras son prostitutas.

Estudié en el Instituto Bíblico Mexicano y después perfeccioné mis estudios en el Instituto Juan Calvino. Soy copastor en la misión que llevamos el hermano Guillermo Esquivel y yo, y soy el pastor de los jóvenes, además que soy un activo Misionero.

Los sábados y domingos doy clases en la Iglesia, de Hermenéutica, Apologética, Escatología y Homilética.

Toda mi familia es cristiana menos mi hermano Manuel, quien es maestro de gimnasia olímpica, tiene su gimnasio el que atiende con sus hijos y además es disc jockey.

Actualmente trabajo y procuro dedicar tiempo de calidad a éste bendito foro donde me han recibido con los brazos abiertos y con mucho cariño. Alabo y glorifico a nuestro Señor por el FORO HUELLAS CRISTIANAS, porque me han permitido compartir éste laaaaargo testimonio que espero que no se hayan aburrido mucho todos ustedes.

Que Dios les bendiga…
Carlos Misionero
Carlos Misionero
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por Evangelista el Jue 31 Ene 2013, 8:35 pm

Misionero escribió:MI TESTIMONIO

Me llamo Carlos y me dicen El Misionero, El Güero o El Pollo. Nací en el Distrito Federal, México, en un hospital en Belem de las Flores.

Nací con problemas auditivos, que los médicos decían que era Hipoacusia Bilateral, (Sordera).

En los oídos me hicieron 13 operaciones y estuve yendo al hospital desde que nací hasta la edad de 12 años que fue la última intervención quirúrgica.

Gracias a Dios siempre conté con el amor y el apoyo de mis padres y de mis abuelos maternos. Toda mi familia era inconversa.

Había brujos, ateos, masones, espiritualistas y hasta un satanista. Mi abuela fue monja de las Carmelitas Descalzas hasta que conoció a mi abuelo y él la sacó del convento.

Por lo que tuve de niño una educación católica de manera que todo era glorificar a María. Mi abuela nos enseñó a mis hermanos, a mis primos y a mí que debido a que ‘Jesucristo fracasó en su sacrificio en la cruz del calvario, María tuvo qué intervenir para apoyar a su Hijo, por lo que la salvación venía por parte de ella’.

Muchas veces mi abuela me llegó a decir que podía yo escoger dos caminos para llegar al cielo: El que estaba lleno de espinas y de sufrimientos y que era el de Jesucristo, y el que estaba lleno de flores y que era de María.

Me decía además que para llegar al cielo había qué andar mucho, mucho tiempo descalzo y según el camino que había yo escogido, podía caminar sobre espinas o sobre flores.

Mi abuela tenía toda la casa llena de ídolos de María y de Cristo, incluyendo ‘santos’ y muchos amuletos y fetiches. Todo el tiempo la casa olía a copal y a incienso de iglesia católica.

Son innumerables los rosarios que presencié que efectuaba mi abuela con gente que la seguía, pero a pesar de todo esto, nunca me gustó postrarme ante las estatuas y desde pequeño yo sentía que no tenían vida.

Al contrario, yo las veía como algo siniestro, malévolo, confieso que les tenía mucho miedo y no quería quedarme solo en los cuartos que estaban llenos de esos iconos.

Algo me decía en mi interior que adorar esas estatuas era malo. Como mi abuela me obligaba a arrodillarme ante los ídolos tuve muchas pesadillas.

Tuve una infancia triste, porque en la escuela los niños al verme con mis gasas y mis telas adhesivas tapándome las orejas debido a mis operaciones y curaciones, me pegaban e incluso me llegaron a patear en la cabeza, al grado que dos veces tuve que ir al hospital.

Los niños fueron muy crueles conmigo. No quiero recordar las humillaciones que sufrí en manos de tres chamacos que me hicieron la vida imposible.

La situación se puso de tal manera que mi papá tuvo qué pagarle a un niño tres años más grande que yo para que fuera mi guardaespaldas.

Ese niño se llamaba Raúl y le decíamos ‘El Niño Quemado’ porque tenía marcas y cicatrices de quemaduras en los brazos. Un día que uno de los que me hacían la vida imposible me estaba pateando, llegó él con un martillo y lo dejó inconsciente en el suelo en medio de un charco de sangre.

Así pasó mi niñez. Yo era el consentido de mi abuela y de mis padres. Lo único que les disgustaba de mi era que yo nunca quise que me pusieran amuletos como cadenitas, ojos de venado, collares con motivos religiosos, escapularios, en fin.

Varias veces mi papá me cargó y caminó descalzo desde la colonia Lorenzo Boturini hasta la Basílica de Guadalupe para pedirle a la ‘virgen’ que me hiciera el milagro de sanarme de los oídos y nada pasó.

En la secundaria seguí mis estudios. Fui uno de los más aplicados y me encontré con niños molestones, pero mi papá ya sabía el remedio. Pagar a otro niño para que me protegiera.

Nunca me gustó rezar, ni creí en la virgen y los santos, ni rezar el rosario. Asistía y hacía como que me persignaba y todo para no hacer sentir mal a mis papás y a mi abuela.

Al lado de la casa había un templo evangélico y los hermanos venían a la casa porque mi abuelo tenía una tienda grande y les surtía de refrescos, de carnes frías y de abarrotes.

Me gustaba escuchar los himnos que cantaban ellos. Me deleitaba oyendo ‘Cuan Grande es ÉL’, ‘En la Cruz’, ‘La Senda Ancha Dejaré’, ‘Más Allá del Sol’, ‘Cómo Podré Estar Triste’, y muchos más.

Para escucharlos bien, pegaba mi oreja izquierda a la pared, ya que mi cama daba a la pared que nos dividía del templo. Mi abuela se dio cuenta y me regañó. (Es el único regaño fuerte que me ha hecho en mi vida) Me dijo que no debía de escuchar los cantos de los protestantes ya que tenían el poder de condenar a las almas al infierno.

Me habló tan mal de los evangélicos que logró convencerme que no eran buenos. Como entré a la preparatoria (El Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) plantel Oriente) yo ya era ateo.

Y mi ateísmo se reforzó mucho más porque a la edad de 17 años, quise darle ‘la última oportunidad’, según yo, a Jesucristo y buscarlo a ÉL y entregarle mi vida ahora por medio del cristianismo evangélico.

Para ello conocía a una chica llamada Berenice, quien era evangélica, su papá era pastor y ella cantaba en el coro de su iglesia. Decidí preguntarle acerca de su fe en una reunión con unos amigos que se iba a realizar en la casa de una amiga.

A mí lo que me extrañaba es que ella decía malas palabras, fumaba mucho y andaba con varios de mis amigos que no eran cristianos.

El caso es que estando en la reunión, rodeados de unos doce amigos y amigas, le pregunté a ella acerca de su fe, porque estaba interesado a conocer a ese Cristo que tanto predicaban.

Lo que me asombró y me decepcionó en gran manera fue que ella me metió un pellizco muy fuerte en el brazo y muy nerviosa les dijo a todos. ‘No es cierto, Carlos es muy bromista, no soy cristiana, no le crean’.

Eso me dolió más que el pellizco y molesto me salí de la reunión, pensando que todos los evangélicos eran hipócritas y que vivían una doble vida. Rompí con la religión y decidí vivir mi existencia como yo quisiera.

En el CCH conocí la libertad de hacer lo que yo quisiera. Me uní a los porros de la UNAM. Cantábamos rock urbano y canciones de protesta, hacíamos paros, huelgas, estuve metido en la llamada ‘grilla’ y ahí conocí mi primera borrachera, tuve mi primera novia (Leticia) y todo me pareció un mundo maravilloso.

Ahí aprendí a intimidar a la gente, a golpearla, y nos dedicábamos a pedir dinero (A botear) cantando con nuestros instrumentos musicales. Yo tocaba la guitarra.

Ahí conocí a un muchacho cristiano que se hizo novio de una de mis hermanas y él fue el instrumento para que todos le entregaran su vida a Jesucristo, menos mi hermano Manuel y yo. (Por cierto, mis abuelos tenían pocos años de haber muerto).

Ya estando en la Universidad, estuve estudiando la Licenciatura en Lengua y Literatura Hispánicas. Cuando terminé mi carrera, me he dedicado hasta la fecha a ser investigador de la UNAM y a trabajar en editoriales seculares.

Pero en aquella época, con el grupo de porros empecé a juntarme más y más con ellos. Conocí la marihuana, los hongos alucinógenos, el peyote, en fin, y me metí más y más en los libros de Carlos Castaneda y el chamanismo.

El caso es que pasó el tiempo y mis valores morales cayeron grandemente, al grado de convertirme en la oveja negra de la familia.

Era rockero, me volví satánico y conocí muchas cosas del satanismo que en otra ocasión contaré.

Formé mi pandilla, andábamos vestidos con ropas de cuero, en nuestras motos y asaltábamos gente y negocios, extorsionábamos, golpeamos a muchas personas y fue cuando busqué a los que de niño a mí me hicieron daño. La pandilla sabía que podía hacer lo que quisieran con las mujeres, después de ‘picarles las tripas’ con un picahielo a los varones.

Pero yo quería tener el privilegio de matar a sangre fría a los que me hicieron una niñez desgraciada.

Nunca los encontré, gracias a Dios. Esto me salvó de ser un asesino. En mi vida hice de todo, y solo tres cosas jamás he cometido: Asesinar a alguien, violar a mujeres inocentes y hacer cosas gay.

Hubo una cortesana que llegó a mantenerme. Cuando me cansé de ella se la dejé a uno de la pandilla.

Cuando una chica quería formar parte de la pandilla tenía qué acostarse con todos nosotros y al final se convertía en la ‘querida’ de alguno, o andaba por temporadas con uno y con otro.

Llevaba una doble vida. En las mañanas trabajaba en la editorial y en las tardes-noches andaba yo con la pandilla. Conocí la cárcel y varias veces me salvé de milagro en las balaceras.

En una ocasión, llegó un siervo del Señor a la editorial. Se trataba de Adrián Calderón, un dibujante que me dio las Buenas Nuevas.

Yo me burlé de él, lo humillé, pero Adrián oró mucho por mí y durante un largo año intercedió por mí en oración, a la vez que me regalaba discos de testimonios de ex pandilleros y ex satanistas, los cuales tiraba yo en un cajón de mi escritorio.

En la editorial era yo el director de una revista de chicas en bikini llamada ‘Bueníssima’. Además de editar la revista, coordinaba las sesiones fotográficas de las chicas modelos.

Infinidad de veces las vi desnudas y tuve relaciones sexuales con muchas de ellas. Pues hasta allá me fue a buscar Adrián para decirme que ‘Cristo me ama’.

Una mañana, desperté asqueado de mi vida. Algo me estaba pasando y me fui sin desayunar a la editorial. Estando en mi oficina sentía que la cabeza me daba vueltas.

Le dije a la secretaria que nadie me molestara porque iba a hacer una llamada telefónica muy importante a un proveedor de papel.

Estando solo, empecé a llorar. Estaba muy desconcertado porque no había llorado desde que era yo un niño. No sabía ni por qué me brotaban las lágrimas y tenía coraje conmigo mismo por lo que consideré una debilidad de mi parte.

En mi mente resonaban las palabras ‘Cristo me ama’, ‘Cristo me ama’. Yo decía de groserías en mis pensamientos y decía que Cristo no podía amarme debido a que yo hice tantas cosas malas.

De pronto sentí la necesidad de abrir el cajón de mi escritorio y vi el Nuevo Testamento que Adrián me había dado hace meses y que yo había aventado al interior del cajón como si fuera cualquier cosa.

Lo empecé a hojear. Hubo una frase que me dejó helado: ‘El que a mí viene, no le echo fuera’.

Dejé el Nuevo Testamento a un lado y volví a llorar. Estaba consciente de que no podía ser perdonado ya que hice tantas cosas tan malas. Mi mente era un caos y sentía cómo mis manos temblaban un poco.

Mi mirada quedó fija en el interior del cajón abierto y vi un disco que en su caja decía ‘Testimonio de un ex Pandillero’.

Lo saqué y lo puse en mi grabadora. Era la historia de un niño que fue obligado a trabajar desde pequeño y como no encontraba empleo se dedicaba a robar monederos en los mercados.

Luego fue atraído por la banda de ‘Los Panchitos’ y creció siendo uno de los pandilleros más temidos de su colonia y de otras aledañas.

Cada vez estaba yo más sorprendido, ya que mucho de lo que el hermano contó, era casi tal y como me pasó a mí en mi vida, e incluso el ambiente de la pandilla, lo que se hace, como se siente uno después de una tarde de drogas y sexo, la soledad tan grande que lo embarga a uno y los sentimientos de suicidio.

Yo me sentí enojado porque pensé que Adrián Calderón me había estado espiando y le contó mi vida al ex pandillero para relatarla en el disco.

Pero me fui metiendo más y más en el testimonio. No entiendo cómo pasó ni los detalles de cómo ocurrieron las cosas, pero pronto me vi de rodillas con la cabeza en el suelo, humillado ante Jesucristo y llorando.

Dejé el suelo húmedo con mis lágrimas a la vez que le pedí perdón muchas veces. Estaba totalmente asqueado de la vida que había estado llevando y ahí, solo, con la compañía únicamente del Señor, le entregué mi vida.

Cuando salí de la oficina, la secretaria estaba muy extrañada. Posteriormente me contó que me vio algo muy especial en el rostro.

Yo me sentí por primera vez en mi vida limpio, una alegría muy grande me desbordaba y miré al mundo de otra manera. Los colores se me hacían más brillantes y lo que hice fue buscar a Adrián.

Cuando escuchó mi testimonio, nuestro hermano se puso a llorar. No cabía de felicidad. Me llevó al templo Gethsemaní donde le dimos gracias a Dios y me puso en las manos del pastor Enrique Castillo Sánchez.

Dejé la pandilla, dejé todo por mi Señor, renuncié al trabajo secular para ya no hacer la revista de chicas, aunque después mi jefe me recontrató y ahora estoy haciendo otro tipo de publicaciones de las que contaré en otra ocasión y que no ofenden al Señor.

Actualmente tres chicos y dos chicas de la pandilla le han entregado su vida a Jesucristo. Otros ya murieron y dos más están en la penitenciaría. De las chicas que no quisieron recibir al Señor, dos fallecieron y las otras son prostitutas.

Estudié en el Instituto Bíblico Mexicano y después perfeccioné mis estudios en el Instituto Juan Calvino. Soy copastor en la misión que llevamos el hermano Guillermo Esquivel y yo, y soy el pastor de los jóvenes, además que soy un activo Misionero.

Los sábados y domingos doy clases en la Iglesia, de Hermenéutica, Apologética, Escatología y Homilética.

Toda mi familia es cristiana menos mi hermano Manuel, quien es maestro de gimnasia olímpica, tiene su gimnasio el que atiende con sus hijos y además es disc jockey.

Actualmente trabajo y procuro dedicar tiempo de calidad a éste bendito foro donde me han recibido con los brazos abiertos y con mucho cariño. Alabo y glorifico a nuestro Señor por el FORO HUELLAS CRISTIANAS, porque me han permitido compartir éste laaaaargo testimonio que espero que no se hayan aburrido mucho todos ustedes.

Que Dios les bendiga…


Wuauuuuuuuuuuuu !!! impresionante testimonio gloria a Dios, te aseguro que me ha encantado leerlo , es más si hubiera tenido que quedarme leyendo 100 paginas las hubiera leido todas , un testimonio muy impactante , Aleluya al que Vive y Reyna , Jesucristo el Señor , Amén-

MISIONERO: MI TESTIMONIO Bfi12216

Por compartirnos , y sea el Señor moviendose poderosamente en tu vida, para darte la guia y la Bendición, de que seas vaso de Honrra en las manos del Alfarero , Amén-



un abrazo en Cristo mi hermanito

Bendiciones- Judith


MISIONERO: MI TESTIMONIO 13-09-10

Evangelista
Evangelista
Administración de Huellas Cristianas
Administración de Huellas Cristianas


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por Daniel el Jue 31 Ene 2013, 8:44 pm

¡Hermoso testimonio hermano Misionero!

Gloria a Dios, Él estuvo siempre contigo esperando a que recibieras de su amor. Ya nuestro Señor te estuvo llamando de pequeño cuando arrimabas tu oreja izquierda en la pared de tu habitación. Él siempre estuvo al lado tuyo solo faltaba tu parte, reconocerlo. Como bien dices y ante este pasaje bíblico te quedaste helado, "El que a mí viene, no le echo fuera", desde que lo recibiste en tu corazón tu has comenzado a ser un "Instrumento en las manos de nuestro Señor" y eso se ve hermano. Es hermoso el ministerio en el cual Dios te ha puesto.

Mira, escucha, predica, alaba, adora, (Dios te ha dado el don de poder oir al necesitado y transmitir de su Palabra)...


Bendicion

Daniel
Daniel
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por Carlos Misionero el Jue 31 Ene 2013, 10:18 pm

Evangelista escribió:Wuauuuuuuuuuuuu !!! impresionante testimonio gloria a Dios, te aseguro que me ha encantado leerlo , es más si hubiera tenido que quedarme leyendo 100 paginas las hubiera leído todas , un testimonio muy impactante , Aleluya al que Vive y Reina , Jesucristo el Señor , Amén-

Gracias por compartirnos , y sea el Señor moviéndose poderosamente en tu vida, para darte la guía y la Bendición, de que seas vaso de Honra en las manos del Alfarero , Amén-

Un abrazo en Cristo mi hermanito

Bendiciones- Judith

Gracias a ti, querida Judith, por la paciencia que tuviste al leerlo de principio a fin.
Realmente escribí la versión resumida, ya que sucedieron muchas otras cosas que posteriormente te contaré.
Por el temor a fastidiarlos si leían un testimonio demasiado largo, omití mi iniciación en la masonería y el satanismo a los 24 años de edad, así como mi intento fallido de suicidio a los 30, entre otras cosas más.
Dios te bendiga y te guarde. alegria
Carlos Misionero
Carlos Misionero
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por Carlos Misionero el Jue 31 Ene 2013, 10:42 pm

Daniel escribió:¡Hermoso testimonio hermano Misionero!

Gloria a Dios, Él estuvo siempre contigo esperando a que recibieras de su amor. Ya nuestro Señor te estuvo llamando de pequeño cuando arrimabas tu oreja izquierda en la pared de tu habitación. Él siempre estuvo al lado tuyo solo faltaba tu parte, reconocerlo. Como bien dices y ante este pasaje bíblico te quedaste helado, "El que a mí viene, no le echo fuera", desde que lo recibiste en tu corazón tu has comenzado a ser un "Instrumento en las manos de nuestro Señor" y eso se ve hermano. Es hermoso el ministerio en el cual Dios te ha puesto.

Mira, escucha, predica, alaba, adora, (Dios te ha dado el don de poder oír al necesitado y transmitir de su Palabra)...

Gracias, Daniel, procuraré aportar cosas de gran bendición en el foro y gracias por el cariño en el Señor que me han dado.
Voy a organizar mis apuntes y mis libretas para compartir en el foro y además de mis sermones pondré mi bitácora de trabajo misionero entre otras cosas.
Ustedes me dicen si amplío el testimonio.
Carlos Misionero
Carlos Misionero
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por Evangelista el Jue 31 Ene 2013, 10:54 pm

Ustedes me dicen si amplío el testimonio.

Pues claro si tú crees que debes de contarlo para que sea de edificación ,puedes hacerlo mi hermanito -

Bendicion


MISIONERO: MI TESTIMONIO 13-09-10

Evangelista
Evangelista
Administración de Huellas Cristianas
Administración de Huellas Cristianas


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por Carlos Misionero el Jue 31 Ene 2013, 11:17 pm

Gracias, Judith, voy a prepararlo.
Dime si sigo con las lecciones en el tema ESTUDIO.- El Evangelio de San Juan.
Solo estoy esperando tu aprobación.
Carlos Misionero
Carlos Misionero
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por Daniel el Jue 31 Ene 2013, 11:23 pm

amen ¡Hermano Carlos!

Tu testimonio será luz en las tinieblas, así como lo fue para tí el testimonio que te dejó Adrián Calderón en ese tan ungido video que significó la conversión de tu alma a Cristo Jesús y el recibirlo a Él como tu único y suficiente salvador.


mkoi
Daniel
Daniel
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por Evangelista el Jue 31 Ene 2013, 11:25 pm

Misionero escribió:Gracias, Judith, voy a prepararlo.
Dime si sigo con las lecciones en el tema ESTUDIO.- El Evangelio de San Juan.
Solo estoy esperando tu aprobación.


!!!Claro que si mi hermanito!!! adelante con los aportes ,

los he estado revisando y me parecén muy buenos , claro que si .

Bendiciones. Judith


MISIONERO: MI TESTIMONIO 13-09-10

Evangelista
Evangelista
Administración de Huellas Cristianas
Administración de Huellas Cristianas


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por Carlos Misionero el Vie 01 Feb 2013, 12:37 am

Entonces continuamos con los aportes.
También tengo estudios de Salmos, Proverbios, Mateo, Génesis, y otros más que iré poniendo en su momento.
Gracias, Judith. abrazooso
Carlos Misionero
Carlos Misionero
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por MariaASanz el Dom 03 Feb 2013, 1:51 am

Wooooooooooaaaoooo!!!!

Impactante testimonio hermano, de verdad una vida pasada oscura....pero Dios te mostró la LUZ! que es Jesucristo ;D

MISIONERO: MI TESTIMONIO 550065_484316751628370_511581661_n

Hermano, que Dios te siga iluminando tu mente, tu corazón, todo tu ser, que la Paz del Señor esté en donde estés, en cualquier parte del mundo, que la luz y el amor de Jesucristo alumbre a muchos.

Dios te Bendiga a ti y a tu familia, y ten fe de que tu hermano llegará también a conocer la Luz de Cristo Jesús y llegar hasta su camino.
MariaASanz
MariaASanz
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por ZARGOTEAM el Dom 03 Feb 2013, 3:23 am

Un abrazo cordial Misionero por tener el valor de comentar tu testimonio en el Foro, sé que servirá para bendecir la vida de muchos en cuanto lo vean.

Me trae muchas cosas a la mente de los años de juventud, recuerdo también a los "panchitos" tristemente célebres.

Espero te animes a continuar con dicho testimonio, será de edificación.
QUE DIOS SIGA BENDICIENDO TU VIDA.
ZARGOTEAM
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por Carlos Misionero el Dom 03 Feb 2013, 8:46 am

En la semana continúo con mi testimonio.
estoy preparando más lecciones para ESTUDIO: El Evangelio de San Juan, y lecciones del Libro de Proverbios.
Carlos Misionero
Carlos Misionero
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por EBEN-EZER el Miér 06 Feb 2013, 3:27 am

En primer lugar te saludo Misionero con la paz del Señor. Te pido disculpas sino conteste antes tu M.P. Estuve ausente de casa,F.H.C.por unos días (previo aviso a Antonio, Judiht, Daniel, José,) He regresado no hace muchas horas, luego de cumplir con mis hijas que me esperaban, trate de llegar lo antes posible para saludar a quienes considero mi familia en el amor de Cristo. Cuan grande fue mi sorpresa al leer tu mensaje; te agradezco de corazón. Como ves aquí te contesto dándote la prueba que termino de leer tu testimonio. Una vez mas el amor del Señor es mas fuerte que todo aquello que se imponga a su santa y divina voluntad. Solo se pierde el hijo de perdición pero los escogidos del Señor aun que se escondieran debajo de la tierra, desde allí los sacara el Señor y los pondrá a su lado. Dura copa bebiste para la gloria del Señor; hoy trabaja sin desmayos pues eres ya su discípulo amado, sembraras la semilla llorando, mas volverás cantando; trayendo tu gavilla a las plantas del Señor. Muchos son los llamados pocos los escogidos, tu nombre esta escrito en el libro de la vida. Te dejo un gran abrazo mi dulce nieto nuevo diciéndote, con mucha ternura ... No desmayes Cristo al frente esta. Tu abuela que te ama en el amor del Señor.
la abuela Eben
Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos,
porque nunca decayeron sus misericordias.
Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.
Lamentaciones 3:22-23 ALTISIMO



EBEN-EZER
EBEN-EZER
Moderadores
Moderadores


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por Carlos Misionero el Jue 07 Feb 2013, 1:48 am

Muchas gracias, abue Eben.
No he escrito en éstos días mucho en el foro porque he cumplido con mi trabajo y con unos asuntos de la Iglesia, pero voy a aportar mucho más como siempre.
Gracias a Dios ya estás de regreso. Gracias por darme tu amor y tu cariño.
Que Dios te bendiga.
Carlos Misionero
Carlos Misionero
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por EBEN-EZER el Jue 07 Feb 2013, 4:26 am

MISIONERO: MI TESTIMONIO 563040_424089531013003_1336334016_n
tu abu
la abuela Eben



EBEN-EZER
EBEN-EZER
Moderadores
Moderadores


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por Carlos Misionero el Jue 21 Feb 2013, 1:33 am

No había entrado al foro por andar precisamente de misionero.
Regreso desde mañana. Espero que pueda postear y participar más continuamente.
Carlos Misionero
Carlos Misionero
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por EBEN-EZER el Jue 21 Feb 2013, 5:20 am

MISIONERO: MI TESTIMONIO 581123_582284898450341_463162838_n

Seas bienvenido amado hijo de Dios, que bueno saberte nuevamente en casa:F.H.C. pero también me alegro si en la viña del Señor estas sembrando para su gloria y su honra. Te dejo un gran abrazo, un abrazo de abuela.
tu abu la abuela Eben



EBEN-EZER
EBEN-EZER
Moderadores
Moderadores


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por Carlos Misionero el Miér 21 Ago 2013, 11:53 pm

Mi preciosa abuela, ya estoy de regreso.
cerezit
Carlos Misionero
Carlos Misionero
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por EBEN-EZER el Jue 22 Ago 2013, 6:20 am

Que alegría saberte en casa nuevamente F.H.C., ya con tu flamante titulo como decia aquella historia....DÍGAME LICENCIADO---- Felicitaciones por el logro obtenido--- Recordaba cuando preguntabas por las estrellitas,
querías tener tus propias estrellitas, jajajaja que bueno porque no se si hago bien dejarlo en publico; porque tu sabes que Para mi, tu abuela del corazón sos mi lucerito----no se dar estrellitas pero en mi corazón sos mi precioso lucerito.
Damos gracias al Señor por tan grande bendición. Te dejo este pequeño corito que es muy viejito no tanto como esta abuela pero si es viejito jajajaja

Mi gozo es grande al verte,
mi gozo es grande al verte, 
mi gozo es grande grande
 al volverte a ver- 
la paz de Dios te deseo,
la paz de Dios te deseo,
la paz de Dios de Dios deseo para ti---- 

MISIONERO: MI TESTIMONIO 1005674_701255996565806_927607041_n
TU ABU: EBEN



EBEN-EZER
EBEN-EZER
Moderadores
Moderadores


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por ingrid zetterberg el Sáb 09 Mayo 2015, 12:37 pm

Hermano Carlos, ¡qué testimonio más lindo y poderoso!....¡cuánto has sufrido! ¡cuánto has tenido que pasar para llegar a los pies de Cristo!!! El Señor tuvo misericordia de ti, desde un principio, desde que notó que a ti no te atraían las imágenes de tu abuelita, y él ha estado tratando con tu vida todo el tiempo, sin que tú te dieras cuenta, hasta que llegó el bendito hermano Adrián a tu destino y estoy segura de que él ha estado orando por ti fervientemente, y es por eso que hoy eres una nueva criatura, transformado por el poder de nuestro amado Salvador, pobres de tus amigos que se perdieron, aquellos de la pandilla, y de las chicas que murieron en sus pecados. ¡Qué desgracia! Amigo, somos muy afortunados porque el Señor nos escogió desde el vientre de nuestra madre, y nos miró con compasión, porque la Palabra de Dios dice que la Salvación viene de lo alto. Dios te continúe bendiciendo hermano. Un saludo fraternal. Ingrid Zetterberg
ingrid zetterberg
ingrid zetterberg
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por ingrid zetterberg el Sáb 09 Mayo 2015, 12:49 pm

Mi estimado amigo y hermano en Cristo, me entristece que hayan desactivado la opción de enviar mensajes privados, pero quise enviarte el siguiente mensaje por privado, y no hay opción, bueno, no es nada que necesite de tanta privacidad así que me atrevo con mi mejor intención de escribirte aquí mi testimonio de como fue que recibí el bautismo del Espíritu Santo:


Hermano Carlos, te contaré como fue que el Señor Jesucristo me bautizó con su Santo Espíritu, yo estaba en las clases de bautismo recuerdo, es decir en las clases del bautismo en agua, porque en la Iglesia pentecostal en la que yo me congregaba en aquel entonces, se requería recibir algunas charlas que practicamente duraban alrededor de 7 meses a un año, y luego de eso, teníamos una entrevista con el pastor, y si él veía en nosotros un cambio favorable, y que también ayunábamos nos aprobaban para el bautismo en agua, el cual se realizaba siempre en verano.


Recuerdo que en una de esas clases uno de los pastores habló de la importancia de orar por el bautismo del Espíritu Santo, ya que era necesario que todo cristiano recibiera esa bendita promesa del Señor. Y entonces yo alzé mi mano para hacerle una pregunta que nunca olvidaré al pastor: Y le dije: ¿Pastor, para que quiero yo el bautismo del Espíritu Santo, si se supone que eso es más bien solamente para los pastores, y yo no soy pastora, para qué lo quiero?


Entonces recuerdo que el pastor se sonrió y me dijo, No, Ingrid, todos necesitamos el bautismo del Espíritu Santo, porque eso nos ayudará a pelear contra principados y demonios.
Amigoooo.....nunca debí hacerle esa pregunta al pastor, porque Dios me oyó, y desde ese día el Señor puso en mí alma una sed inmensa por recibir su Santo Espíritu, y el Señor me ponía una carga muy grande, y una gran angustia, y le pedía y le clamaba hasta casi desmayar llorando porque me bautizara con su Espíritu Santo....y yo me dí cuenta que por haberle dicho al pastor tal pregunta, y por haber menospreciado en mi corazón la idea de tener la llenura del Espíritu Santo, es que Dios me estaba dando esa angustia y ese clamor para rogarle porque me bautizara con su Santo Espíritu. Bueno amigo, volvamos ahora a lo del bautismo en agua.
 
Nunca olvidaré ese gran día, fue glorioso para mí, recuerdo que yo misma me cosí mi túnica blanca para el bautismo, con la misma ilusión con que una novia cose su vestido para casarse. Es que yo estaba ya para ese momento tan enamorada de mi Cristo, que brillaba de felicidad mientras me preparaba para el bautismo. Recuerdo que llegó aquella mañana, y había como 700 hermanos entre hombres y mujeres que nos ibamos a bautizar, y fue en una piscina enorme en un local que los pastores de mi Iglesia alquilaron, habían varios pastores allí con nosotros, y algunos que habían venido del extranjero, fue en el tiempo de una Convención internacional que se celebraba en la ciudad de Lima, (de donde yo soy).....y muchos pastores de Puerto Rico y otros países habían venido.


Bueno, bajé a las aguas del bautismo gozosa, y toda esa mañana de marzo bajo un ardiente sol estuvimos cantando coros, orando y luego fue el bautizo, ¡imagínate, eramos 700 personas! tuvimos que bautizarnos por turnos porque eramos muchos. 


Ese día fue un sábado, y recuerdo que al día siguiente, el domingo, había un culto especial en un gran coliseo llamado Coliseo Dibós....Y yo asistí al primer culto de la mañana, muy temprano. Y empezaron las alabanzas preciosas, las de avivamiento, que son las que más me llenan el corazón....y de pronto en esa alabanza cuya letra dice: "Peleando Jacob con el ángel de Jehová,....peleando Jacob con el ángel de Jehová....peleando le decía, si no me bendices no te vas, peleando le decía, si no me bendices no te vas....etc.  y recuerdo que el hermano que dirigía los coros estaba lleno de unción, y empezó a bajar desde lo alto el poder de Dios, y seguía bajando con fuerza su deliciosa presencia, y todos estábamos con los ojos cerrados cantando....y de pronto yo he visto así con mis ojos cerrados como unos rayos de color azul y anaranjado que descendían de lo alto, y seguía cantando, pero ya sentía que algo sobrenatural bajaba hacia mí, entonces yo le dije al Señor: LLÉNAME...LLÉNAME....POR FAVOR  LLÉNAME....y recuerdo que al instante como un calor fuerte se posó en mi cabeza, y yo seguía: "LLÉVAME CONTIGO PADRE, SI TU QUIERES LLÉVAME CONTIGO.....y fue allí hermano Carlos que ese calor inundó mi cara y descendió hasta mi pecho, y yo me estremecía y empezé a hablar involuntariamente en lenguas extrañas, yo misma no me reconocía, no podía creer que pudiera hablar algo que primero no lo hubiera pensado, sencillamente hermano esas lenguas, ese lenguaje desconocido salía de mi boca, y era bello, de pronto supe que el Espíritu Santo es muy humilde...nunca lo olvidaré, hermano, y mi cuerpo se estremecía, y tenía que agarrarme de la banca de adelante para no caerme....era tan sobrenatural aquello, pero yo no sentía ningún miedo....solamente sentía que anhelaba entregarme toda a Cristo.....y si él me quería sacar del cuerpo, pues que me sacara, no tenía miedo alguno.


 De pronto la manifestación del Espíritu de Dios cesó....y yo quedé con un gozo tan indescriptible, que rebosaba por todos mis poros una alegría que jamás había sentido. Recuerdo que abrí mis ojos y había una hermana a mi costado, que me dijo al instante: HERMANA, A USTED LA ACABA DE BAUTIZAR EL ESPÍRITU SANTO.....y yo solamente atiné a decirle: SI HERMANA, y luego nos abrazamos. Mi gozo era inmenso. 


Hermano Carlos, y aquí viene lo que te quiero agregar: Para tener el hablar en lenguas, que es la primera señal de haber sido bautizado con el Espíritu Santo de la promesa, HAY QUE ORAR HERMANO, HAY QUE GEMIR Y CLAMAR CON EL ALMA.....PORQUE DE OTRO MODO, EL SEÑOR NO TE BAUTIZA, HAY QUE ANHELARLO EN EL CORAZÓN.  Por allí empieza todo hermanito. Recuerdo que una de las hermanas de la Iglesia contó algo bien triste, dice que en el momento que ya el Señor la iba a bautizar, que ya sentía que bajaba el poder de Dios sobre ella, sintió MIEDO...y el Espíritu Santo se retiró y no la bautizó hermano, es que el Espíritu de Dios es un caballero, nunca te va a bautizar en forma obligada, y si de pronto sientes temor, el SANTO ESPÍRITU de Dios se contrista y se aleja. Fue muy triste lo que le pasó a esa hermana, y me decía que por más que ella volvía a orar, ya nada pasaba.


Yo tuve la bendición de no tener miedo alguno, porque ese poder que bajaba poco a poco hasta mí, yo lo recibí con gozo, sin miedo alguno, lo recibí con entrega, y eso es lo que quiere el Señor de nosotros, LA ENTREGA, EL CLAMOR, así es hermanito. Luego del hablar en lenguas vienen otros dones, que también yo tengo uno de ellos, que es el sentir lo que otros sienten....es decir, el Señor me revela lo que otros hermanos sienten, quizás algún sufrimiento,algún rechazo hacia Dios, etc. el Señor me revela en lo íntimo de mi corazón lo que algunas personas sienten o están pasando espiritualmente. Hermano, eso es todo lo que quería explicarte, ahora ya sabes que tienes que clamar mucho para obtener la promesa. Y lo de las visiones que yo tengo hermano, eso lo he tenido desde el momento de mi conversión, aún antes de ser bautizada con el Espíritu Santo, mucho antes. Eso es aparte, y la verdad es un gran privilegio que Dios me ha dado. Recibe mi saludo fraternal, y gracias también por el dato que me has dado acerca de a quien debo enviar un mensaje para el asunto de mi firma. Sinceramente, tu amiga y hermana en Cristo, Ingrid Zetterberg
ingrid zetterberg
ingrid zetterberg
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por Evangelista el Sáb 09 Mayo 2015, 7:41 pm

ingrid zetterberg escribió:Hermano Carlos, ya que han desactivado los mensajes privados, (pues me aparece un anuncio que dice que los administradores los han desactivado) por favor háblale tú a Génesis, (Antonio) y explícale que mi firma no aparece debajo de mis escritos, para que él pueda ayudarme y entrar a mi perfil y ver cual es el problema que ocurre. Un saludo y gracias anticipadas, Ingrid Zetterberg

NOTA ADMINISTRACION
Bendiciones en Cristo Ingrid, mira, lo que pasa que tenemos puesto unos codigos de medidas de seguridad, para los miembros inactivos, donde se le desactiva los mp, y otras funciones, pero si los miembros inactivos visitan con mas actividad el foro de nuevo se les añadira esas funciones. te pido que por favor para llevar en orden el foro y los repectivos temas te abtengas de comentar estas cosas por este medio, siempre podeis abrir un tema en el foro de contactar a los moderadores y administracion, gracias, Dios te Bendiga


MISIONERO: MI TESTIMONIO 13-09-10

Evangelista
Evangelista
Administración de Huellas Cristianas
Administración de Huellas Cristianas


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por ingrid zetterberg el Lun 11 Mayo 2015, 7:56 pm

Tengo algo que decirte hermano Carlos. He notado en la última contestación que me diste, como enojo en tus palabras. Y eso francamente no me ha gustado. También he notado que en esta página que se hace llamar "cristiana" hay mucha envidia espiritual en muchos de sus miembros. Es por eso que me iré de este foro, y ya no volveré a entrar. Les dejo mis testimonios y el único poema que he publicado aquí, quizás les sirva de edificación a verdaderos cristianos, que tengan buena voluntad. Me despido deseándote muchas bendiciones. Sinceramente, Ingrid Zetterberg
ingrid zetterberg
ingrid zetterberg
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por Carlos Misionero el Lun 11 Mayo 2015, 8:48 pm

Dios te bendiga, Ingrid.
No entiendo de qué mensaje hablas en el que notaste enojo conmigo.
No he escrito en el foro desde ese día (Creo que miércoles o jueves de la semana pasada) que te mandé el privado, ya que salí a una misión a otro Estado de la República Mexicana y apenas llegué al Distrito Federal ayer domingo en la noche.
A lo mejor te estás confundiendo. No he escrito aquí desde ese día. 
No te sientas mal, me alegra y le doy Gloria a Dios por tu vida y porque ÉL te ha bautizado y te ha llevado en esa forma tan maravillosa, por eso me extraña tu mensaje, ya que no he escrito desde ese día y no sé de qué nuevo mensaje me hablas.
Sé que la Administración restablecerá tus mensajes privados y pondrán tu firma, por lo que te animo a que sigas adelante.
Quisiera platicar más a fondo contigo en el foro, pero también las ocupaciones seculares y ministeriales nos hacen que solamente podamos entrar al Foro en ratos y en ocasiones algo limitados.

Dios te bendiga, tu amigo:

Carlos Misionero.
Carlos Misionero
Carlos Misionero
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

MISIONERO: MI TESTIMONIO Empty Re: MISIONERO: MI TESTIMONIO

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.