Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

¿Quién está en línea?
En total hay 15 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 15 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 98 el Lun 15 Mayo 2017, 8:44 pm.
Últimos temas
» LA PREDESTINACION
por Armisam Hoy a las 6:57 am

» El Diablo y el Espiritu Santo no pueden Estar en un mismo lugar al mismo tiempo...
por Armisam Hoy a las 6:26 am

» Es Biblica o satanica el dicho Dios aborrece el pecado pero ama al pecador
por Armisam Hoy a las 5:51 am

» ¿CUAL ES NUESTRA REACCION CUANDO DIOS DICE NO?
por Armisam Hoy a las 4:50 am

» CONTRA LA INCREDULIDAD
por sefora7 Hoy a las 3:15 am

» ¿Testigos de Jehová o testigos de Cristo ?
por Armisam Ayer a las 6:24 pm

» Carlos "Cash" Luna En Plena Contradicción E Incongruencia
por Armisam Ayer a las 3:36 pm

» ¿ESTO ES CRISTIANO? ¿TU QUE OPINAS?
por Armisam Ayer a las 3:18 pm

» ¿porque los testigos de jehova no creen en la existencia del infierno?
por Armisam Ayer a las 3:08 pm

» ¿Dios creó a Jesús y Jesús creó Todo?
por Armisam Ayer a las 2:03 pm

» Crees que el ecumenismo, iglesia evangelica-catolica, es positivo?
por Armisam Ayer a las 1:04 pm

» ¿La Biblia es inspirada?
por Armisam Ayer a las 6:04 am

» Necesito consejo
por Evangelista Ayer a las 12:43 am

» Los Testigos de Jehová
por Armisam Vie 15 Dic 2017, 7:54 pm

» La 'Ley de la Afirmación'
por Armisam Vie 15 Dic 2017, 5:54 pm

» ELIJE EL TEMA
por Armisam Vie 15 Dic 2017, 5:21 pm

» la mentira de Rahab
por Armisam Vie 15 Dic 2017, 5:07 pm

» ¿CUÁL CREES TU QUE SON LAS OBRAS Y MANDAMIENTOS QUE SE DEBEN GUARDAR EN LA GRACIA?
por Armisam Vie 15 Dic 2017, 2:21 pm

» ¿ Crees que se deberia luchar para que exista una nueva reforma?
por Armisam Vie 15 Dic 2017, 1:52 pm

» porque los testigos de jehova son los mas odiados y ultrajados por otras religiones ?
por Armisam Vie 15 Dic 2017, 7:23 am

Sondeo

¿ la Biblia que prefieres leer?

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ver los resultados

Facebook
Colectivo Cristiano Ekkaleim

Like/Tweet/+1
Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 


Bookmarking social

Bookmarking social digg  Bookmarking social delicious  Bookmarking social reddit  Bookmarking social stumbleupon  Bookmarking social slashdot  Bookmarking social yahoo  Bookmarking social google  Bookmarking social blogmarks  Bookmarking social live      

Conserva y comparte la dirección de Foro Huellas Cristianas La Salvación es para Todos en tu sitio de bookmarking social

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Dios no me dejaba ir

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dios no me dejaba ir

Mensaje por Evangelista el Mar 30 Abr 2013, 10:12 pm



Dios no me dejaba ir
_________________________


Un joven llamado Joe llamó a la casa de mi mamá y le dijo que el hogar para las muchachas estaba abierto ahora si queríamos entrar.

Llamó otra vez e hizo una cita para recogernos y llevarnos al hogar.

Matilda, Letty, Joe y yo fuimos en el carro de un amigo.

Escuchamos música, hicimos escándalo y actuamos alocadamente mientras fumábamos y tirábamos el humo en la cara de Joe.

Él no decía una palabra ni nos pedía que paráramos. El viaje duró como una hora.

Finalmente llegamos, entramos al estacionamiento y vi esta casa hermosa.

Celebraban la inauguración y había muchas muchas personas cantando.

Después de eso, este muchacho empezó a predicar.

No recuerdo lo que predicó, pero recuerdo que nos llamó y fuimos.

Él dijo que nosotras éramos las primeras en llegar a este programa, nos dio una palabra de ánimo y oró por nosotras.

Yo empecé a llorar; no había llorado en mucho tiempo.

Recuerdo que la última vez que lloré fue cuando mi hermano Richard murió y eso era cuando yo tenía unos 12 años.

Yo ni siquiera lloré por mi papá cuando murió.

Haber llorado ese día cuando el predicador oró por nosotras fue un milagro.

Después que se acabó el servicio, nos llevaron para hacernos una entrevista y luego nos revisaron para ver si teníamos drogas encima.

Durante la entrevista, pregunté si nos iban a dar algo para sacar la heroína del cuerpo.

La entrevistadora, Jenny Tapia, contestó:

“Nosotros no damos nada aquí, ningún tipo de medicamento. Nosotros podemos orar por ti. Sabemos que Dios puede tocar tu vida y tu cuerpo, y no pasarás ninguna crisis”.

Yo la miré y dije:

“Yo me voy de aquí. No puedo romper este vicio a sangre fría o sin la ayuda de algo; no lo creo”.

Ella dijo: “Ada, dale a Dios una oportunidad”.

Yo lo pensé por un momento y dije:

“Ok, pero al momento que yo sienta dolor, me voy”.

Atravesar por crisis de drogas es horrible.

Te sientes tan mal, te duele todo el cuerpo, todos los huesos, estás temblando, moqueando y tienes diarrea.

Es como si tuvieras gripe, pero 500 veces peor y no estoy exagerando.

Yo nunca le desearía eso a nadie, ni siquiera a mi peor enemigo.

Esa noche ellos oraron por mi hermana Letty, por Matilda y por mí, durante más o menos media hora.

Yo deseaba que avanzaran y terminaran de orar.

Finalmente pararon y nos fuimos a la cama. Todo lo que yo pensaba era:

“Ok, ahora espera por lo que nunca pasó”.

Yo no sentía nada. Para ser honesta, nunca tuve crisis.

Me sentía mucho mejor en ese entonces que con todo el dolor que una adicta siente cuando le falta la heroína.

No dormí, pero tampoco me sentí incómoda.

Me decía a mí misma que tal vez estas cosas de Dios eran reales.

Creo que me quedé dormida como a las 5:30 de la mañana, pero no por mucho rato, ya que nos despertaban a las 7:30 a. m.

Aunque no tuve crisis, lo único que ocurrió fue que no pude dormir durante casi un mes.

Se me hacía bien difícil dormir.

Si dormía de una a tres horas, me despertaba y no dormía por el resto de la noche.

Era bien frustrante no poder dormir y todos los días me decía “me voy”, pero todas las mañanas todavía estaba allí.

Yo quería irme todos los días, pero Dios no me dejaba.

Yo digo Dios porque yo sentía que si me iba, me perdería lo que Dios tenía para mi vida.

Yo sabía que Dios tenía cosas grandes para mí, pero también sabía que si me iba, moriría.

En el momento que yo volviera a la calle a comprar drogas, alguien me mataría, o cuando la droga entrara en mi cuerpo, iba a morir de una sobredosis.

Estos eran mis pensamientos y sentimientos.

Dios ya tenía sus manos en mi vida y de eso yo estaba segura.

Pasaron semanas y un día fui a mi consejera y le dije:

“Quiero dejar entrar a Cristo en mi corazón”.

Pero antes de que eso pasara, le pregunté si ella estaba segura de que mi vida iba a cambiar y si era verdad que Jesús me había perdonado todo lo que yo había hecho.

Ella me dijo:

“Ada, si eso no fuera verdad, yo no estaría aquí diciéndotelo.

Jesús no es un mentiroso y Él hace lo que dice que va a hacer”.

Dije: “Entonces yo estoy lista para tomar una decisión”.

Así que ese día 14 de febrero de 1971, le pedí a Jesús que viniera a mi vida y me cambiara. Recuerdo muy bien que al día siguiente, me levanté con una gran sonrisa.

—Extracto tomado del libro ¡Cambia mi vida Señor! de Ada Rosa.

Una publicación de Casa Creación. Usado con permiso.








avatar
Evangelista
Administración de Huellas Cristianas
Administración de Huellas Cristianas


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.