Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

¿Quién está en línea?
En total hay 11 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 11 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 98 el Lun 15 Mayo 2017, 8:44 pm.
Últimos temas
» No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová
por Evangelista Ayer a las 10:57 pm

» ¿Por qué no eres el pastor?
por Evangelista Ayer a las 9:46 pm

» Me senté a contemplar el mar
por Evangelista Ayer a las 5:17 pm

» Cuando perdida miras tu imagen
por Evangelista Ayer a las 12:57 am

» Danny Totocayo-
por HERALDODECRISTO Ayer a las 12:15 am

» Nuestra felicidad depende de Dios
por Evangelista Dom 22 Oct 2017, 11:48 pm

» NO ES FÁCIL TAREA
por sefora7 Dom 22 Oct 2017, 6:45 pm

» Pido Oración Para Salvar Mi Matrimonio
por Pido a dios Dom 22 Oct 2017, 2:36 pm

» Recuerda que es tu fe lo que activa la mano de Dios
por Evangelista Dom 22 Oct 2017, 1:17 pm

» Para los niños de escuelita dominical
por Evangelista Sáb 21 Oct 2017, 1:08 am

» El Medallón Perdido DVDRip (2013)
por level-b Vie 20 Oct 2017, 3:50 pm

» Revelation Road 1 (Dvdrip Subtitulada en Español)
por Diogenes Jesus Oscar Jue 19 Oct 2017, 11:43 pm

» El Hijo Prodigo - Hablada en Español HD
por cris2016 Jue 19 Oct 2017, 2:43 am

» Guerra de Resistencia (War of Resistance) Pelicula en Español.
por cris2016 Jue 19 Oct 2017, 2:34 am

» Como el barco en la tormenta
por Evangelista Miér 18 Oct 2017, 10:16 pm

» Enamorarse a la manera de Dios. (Old Fhasioned) Sub en Español.
por carlitosbond Miér 18 Oct 2017, 8:54 am

» Una promesa para Cuidar. (Dvdrip Español Latino)
por trovitas Miér 18 Oct 2017, 7:17 am

» EL APOSTOL PEDRO Y LA ULTIMA CENA 2012 ¡¡NUEVO LINK!!
por carlitosbond Miér 18 Oct 2017, 4:43 am

» Película-Luchando con las Tentaciones. (Hablada en Español)
por carlitosbond Miér 18 Oct 2017, 3:58 am

» EL LADRÓN DE LA ALEGRÍA-Obra de Teatro
por rubenz_7 Miér 18 Oct 2017, 12:44 am

Sondeo

¿Debemos tener miedo de las fuerzas ocultas?

 
 
 

Ver los resultados

Facebook
Like/Tweet/+1
Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 


Bookmarking social

Bookmarking social Digg  Bookmarking social Delicious  Bookmarking social Reddit  Bookmarking social Stumbleupon  Bookmarking social Slashdot  Bookmarking social Yahoo  Bookmarking social Google  Bookmarking social Blinklist  Bookmarking social Blogmarks  Bookmarking social Technorati  

Conserva y comparte la dirección de Foro Huellas Cristianas La Salvación es para Todos en tu sitio de bookmarking social

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Palabras claves

teatro  rainbow  obras  biblia  para  cuidar  until  implicaciones  forever  promesa  diezmo  


---Lorenzo---

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

---Lorenzo---

Mensaje por Evangelista el Dom 05 Mayo 2013, 11:30 pm




Hermano Lorenzo (1605-1691) Vivir como adorador



El hermano Lorenzo había descubierto que, en medio del bullicio de la cocina, conseguía retirarse a un lugar quieto y solitario en su corazón, un espacio sagrado en el que disfrutaba de la más íntima y bella comunión con Dios.

¿Lo sabía usted?
·         El libro del Hermano Lorenzo, La práctica de la presencia de Dios, es uno de los más leídos en la historia de la iglesia, aunque él no lo escribió.

·         Lorenzo se acercó a un monasterio en busca de la forma de hacer penitencia por sus muchas torpezas e ignorancias.

·         Aunque pasó la mayor parte de su vida trabajando en una cocina, no le gustaba ese oficio.

·         Consideraba las disciplinas del monasterio como un estorbo para cumplir su deseo de llevar una vida de mayor devoción y entrega a Dios.

·         Creía que el secreto de una vida de intimidad con Dios no era buscarlo a él, sino reconocer su presencia en el lugar donde uno se encontrara, sea este la iglesia, la calle, la cocina o el patio.

·         Lorenzo nunca consideró la guía de un mentor espiritual, porque creía que el mejor remedio para el pecado y las fragilidades de la vida era acercarse a Dios con sencilla devoción, convencido de que el Señor era suficiente para corregir, incluso, sus peores hábitos.


Breve reseña de su vida

Los franceses experimentaron abundantes tumultos y mucha inestabilidad durante el siglo XVII, incluida su participación en dos guerras que duraron más de treinta años. En medio de este entorno surgieron figuras espirituales de impresionante talla, tales como Blaise Pascal, Francisco de Sales, Madame Guyon y Francois Fénelon. Cada uno de ellos aportó dirección espiritual acerca del camino por recorrer para conectarse con Dios. Ninguno de ellos logró, sin embargo, tan profundo impacto como la vida de un humilde ayudante de cocina que residía en el corazón de París, en un monasterio de la Orden de los Carmelitas Descalzos.



El hermano Lorenzo demostró, por su sencilla devoción, en medio de las más mundanas actividades, que la vida en Cristo conseguían disfrutarla hasta las personas de la más modesta condición. Su humilde testimonio, sin embargo, nunca hubiera llegado a nosotros de no ser por los diálogos que sostuvo con él el cardenal Beaufort, quien se sintió seducido por el espíritu de reposado gozo que percibía en la vida de aquel sencillo hombre. El hermano Lorenzo le concedió cuatro entrevistas, bajo la condición de que no compartiera con otros el contenido de la plática. Solamente después de su muerte se publicó un pequeño libro, La práctica de la presencia de Dios, que en corto tiempo se convirtió en un libro de referencia para todos aquellos que buscaban una relación más profunda con Dios.



Lorenzo nació con el nombre de Nicolás Herman, en una familia de campesinos pobres. De joven buscó escaparse de la abrumadora penuria en que vivían sus padres alistándose en el ejército. En una de las batallas sufrió una herida severa y, aunque logró recuperarse, se vio obligado a abandonar la vida de soldado. Nunca se recuperó de aquellas lesiones, por lo que cojeaba cuando caminaba. En la vejez estas lesiones le ocasionaron mucho dolor. Trabajó por un tiempo como sirviente, pero lo frustraba su enorme torpeza.



La experiencia de contemplar un árbol deshojado y sin vida, en pleno invierno, lo transformó para siempre. Percibió que esa condición cambiaría con la llegada de la primavera, momento en que la vida volvería a manifestarse en las ramas del árbol. Lorenzo alcanzó a entender que él era como ese árbol. Podía experimentar un renacer intenso si le permitía a Cristo manifestar, en su interior, la vida que promete a aquellos que creen en su nombre.



Las escasas aptitudes que poseía Lorenzo para una vocación religiosa llevaron a las autoridades del monasterio a asignarle las más humildes tareas de la cocina. En medio del bullicio, las órdenes de sus superiores, y el tedioso trabajo de pelar papas y lavar ollas, Lorenzo descubrió que podía vivir una intensa relación de amor con el Señor. «Los hombres inventan muchos caminos y sistemas para conectarse con Dios —observaba—, los cuales terminan trayendo innecesarias complicaciones a la vida. Resulta mucho más sencillo si cumplimos las tareas de nuestro quehacer cotidiano enteramente por amor a él».










________________


Última edición por Evangelista el Jue 03 Jul 2014, 3:29 pm, editado 1 vez



avatar
Evangelista
Administración de Huellas Cristianas
Administración de Huellas Cristianas


Volver arriba Ir abajo

Re: ---Lorenzo---

Mensaje por Evangelista el Dom 05 Mayo 2013, 11:31 pm




*********************

Las responsabilidades de cada día, por más mundanas que fueran, representaban para Lorenzo el medio ideal para experimentar el amor de Dios.

El asunto por resolver no era lo sagrado o mundano de la tarea, sino la motivación con la que uno desempeña esas tareas.

De ese modo, advertía:

«No es necesario que se nos asignen grandes o importantes responsabilidades. Podemos también llevar adelante pequeñas tareas para el Señor. Puedo voltear la torta en la sartén y hacerlo por amor a Dios. Si no aparece otra tarea que deba completar, me postro, allí en la cocina, y lo adoro a él. Luego me levanto con más alegría que nunca. Si barro el piso, lo hago para él; por eso, esa tarea que llevo a cabo me llena el corazón».



El hermano Lorenzo había descubierto que, en medio del bullicio de la cocina, conseguía retirarse a un lugar quieto y solitario en su corazón, un espacio sagrado en el que disfrutaba de la más íntima y bella comunión con Dios.

«Intento —señalaba— entrar a su presencia cuántas veces pueda, para adorarlo, para contemplar la hermosura de su rostro».

Aunque muchas veces lidiaba con dificultades para lograr esta quietud interior, Lorenzo comprendió que esta lucha era parte de la experiencia que Dios había reservado para él y aprendió a amar el proceso de buscar el rostro de su Señor.


Lorenzo trabajó en la cocina por el resto de su vida, aunque por un tiempo lo trasladaron a la zapatería, donde reparaba las sandalias de sus hermanos.

No obstante el humilde servicio que prestaba, muchos comenzaron a notar la hermosura de su personalidad, la quietud y el gozo con que vivía.

Aunque él huía del reconocimiento que le querían dar, comenzaron a buscar sus consejos para poder vivir una vida similar a la que él gozaba.

Le llegaban cartas de otras partes de Francia y él, con mucha diligencia, las respondía, siempre guiado por el mismo espíritu sencillo que lo caracterizaba.

La sabiduría contenida en estos humildes escritos formaron parte del libro que se publicó, luego de su muerte.

«El secreto de mi vida —comentaba— es que he logrado vivir como si a la tierra la habitaran solamente dos personas: Dios y yo».

Juntos, Lorenzo y el Señor cocinaban, realizaban las compras, fregaban los pisos, limpiaban las ollas y soportaban el desprecio de otros que se consideraban más importantes.

Para vivir en esa comunión perenne con Dios se necesita disciplinar la mente y el corazón, que con tanta frecuencia se desvían hacia ocupaciones menos productivas.

La falta de sofisticación y preparación teológica de Lorenzo le resultaron singularmente favorables, pues fijó sus ojos en la persona de Dios con una devoción poco común entre los hombres.


Las estrictas disciplinas de la Orden de los Carmelitas Descalzos tampoco le servían de mucho.

Aunque él participaba de la rutina que era parte de la vida del monasterio, descubrió que no recibía mucho beneficio al repetir las oraciones y las rutinas asignadas para esos periodos.

Su aparente «torpeza» para las cosas de Dios lo condujeron a complementar estos momentos formales con conversaciones más intimas y sencillas, durante el transcurso del día, que satisfacían mucho más su corazón.

Sin darse cuenta, había descubierto el secreto de una vida plena en Dios, que es vivir al Señor todo el día, en todo lugar.

A los ochenta y seis años de edad el hermano Lorenzo partió para estar con su Señor.

Pocas veces había salido del entorno del monasterio en el que transcurrió gran parte de su vida.

El legado que dejó, sin embargo, se convirtió en uno de los clásicos de la literatura cristiana.

Aunque contiene escasas treinta y tres páginas, ha sido reproducido en más idiomas y más formatos que cualquier otro libro, fuera de la Biblia.

El testimonio de un humilde y pobre cocinero de monasterio sigue siendo, hasta el día de hoy, una de las más preciosas perlas en la historia del pueblo de Dios.


_________________________________

Principios dignos de imitación

· No es el oficio lo que define nuestro impacto sobre los demás, sino la intensidad de nuestra devoción por Dios.

· Podemos ejercer una gran influencia sobre muchos, aun sin movernos del lugar más humilde donde servimos. El Señor se encarga de «mostrar en público» lo que nosotros hemos «sembrado en secreto».

· La práctica de gozar la presencia de Dios no conoce horarios, ni fechas ni lugares, porque se funda en una relación de amor; además, dos personas enamoradas no admiten restricciones sobre la relación que viven.

· Como seres humanos poseemos una fuerte tendencia a complicar lo sencillo. En ocasiones, sin embargo, necesitaremos recuperar la sencillez de los niños, si queremos vivir todo lo que Dios ha reservado para nosotros.

BENDICIONES-




_________________________



avatar
Evangelista
Administración de Huellas Cristianas
Administración de Huellas Cristianas


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.