Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

¿Quién está en línea?
En total hay 10 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 10 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

Hubieron 287 usuarios en línea en la fecha Jue 08 Ago 2019, 10:23 pm
Últimos temas
» EL CREADOR (Dios) ... ¿Estuvo algún tiempo solo? ...
por Armisam Ayer a las 11:08 pm

» DOCTRINA UNIFICADA
por Maikol Ayer a las 9:06 pm

» Enamorarse a la manera de Dios. (Old Fhasioned) Sub en Español.
por josuehdd Ayer a las 8:54 am

» Este Cuento está mal narrado
por fla.tombesi@gmail.com Lun 19 Ago 2019, 10:08 pm

» Los superhéroes fantásticos
por fla.tombesi@gmail.com Lun 19 Ago 2019, 10:02 pm

» ¿ Que dice la biblia como debemos estar vestidos para bautizarnos ?
por Evangelista Lun 19 Ago 2019, 3:07 am

» A Las Puertas Del Armagedon |DOCUMENTAL|
por Luman Dom 18 Ago 2019, 2:08 am

» ¿Es pecado matar en defensa propia?
por Evangelista Sáb 17 Ago 2019, 2:49 am

» THE SHUNNING (La Huida)...luchando con la Identidad cristiana.
por tito9886 Sáb 17 Ago 2019, 12:32 am

» LOS OBISPOS
por Armisam Vie 16 Ago 2019, 3:52 am

» ¿QUÉ SIGNIFICA EL BAUTISMO? ...
por Armisam Vie 16 Ago 2019, 2:58 am

» Sobre el Espíritu Santo
por Alfonso González Jue 15 Ago 2019, 12:58 am

» YO DECLARO, YO DECRETO, YO ESTABLEZCO..., BÍBLICO O METAFÍSICA?
por Alfonso González Jue 15 Ago 2019, 12:38 am

» El alma humana, ¿no tiene conciencia después de la muerte?
por Alfonso González Jue 15 Ago 2019, 12:24 am

» ¿Existe la Profecía de Dios actualmente?
por Alfonso González Jue 15 Ago 2019, 12:17 am

» ¿Qué Piensas del llamado Movimiento Apostólico y Profético?
por Alfonso González Jue 15 Ago 2019, 12:02 am

» ¿SE PUEDE "MATERIALIZAR" LA TRINIDAD? ...
por Alfonso González Miér 14 Ago 2019, 11:47 pm

» ¿QUÉ ES EL ESPIRITU SANTO? ...
por Alfonso González Miér 14 Ago 2019, 11:39 pm

» Nueva - frases -reflexionando
por Evangelista Lun 12 Ago 2019, 11:04 pm

» EL LEON DE JUDA (Pelicula animada en 3D)
por vicsangc Lun 12 Ago 2019, 9:38 pm

Sondeo

¿Cuales son los enemigos de la fe ?

El arte de llevarse bien con los demás Parte I I_vote_lcap38%El arte de llevarse bien con los demás Parte I I_vote_rcap 38% [ 3 ]
El arte de llevarse bien con los demás Parte I I_vote_lcap13%El arte de llevarse bien con los demás Parte I I_vote_rcap 13% [ 1 ]
El arte de llevarse bien con los demás Parte I I_vote_lcap13%El arte de llevarse bien con los demás Parte I I_vote_rcap 13% [ 1 ]
El arte de llevarse bien con los demás Parte I I_vote_lcap38%El arte de llevarse bien con los demás Parte I I_vote_rcap 38% [ 3 ]

Votos Totales : 8

Facebook
Like/Tweet/+1
Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 


Bookmarking social

Bookmarking social digg  Bookmarking social delicious  Bookmarking social reddit  Bookmarking social stumbleupon  Bookmarking social slashdot  Bookmarking social yahoo  Bookmarking social google  Bookmarking social blogmarks  Bookmarking social live      

Conserva y comparte la dirección de Foro Huellas Cristianas La Salvación es para Todos en tu sitio de bookmarking social

Conectarse

Recuperar mi contraseña


El arte de llevarse bien con los demás Parte I

Ir abajo

El arte de llevarse bien con los demás Parte I Empty El arte de llevarse bien con los demás Parte I

Mensaje por Evangelista el Jue 16 Mayo 2013, 8:52 pm



El arte de llevarse bien con los demás Parte I

La vida está definida por las relaciones humanas.

Aunque los conflictos surgen entre las personas, los seres humanos son esencialmente criaturas gregarias.

Llevarse bien con las personas es ciertamente un prerrequisito para la felicidad y la seguridad, ya que toda la humanidad es interdependiente.

Pero, todavía más, es un anhelo del corazón que surge de la conciencia trascendente de nuestra unidad.

La gente anhela “descansar en Dios” porque saben, innatamente que son uno en Espíritu.

Y se sienten inquietos e incómodos ante el conflicto humano porque sienten que más allá de la apariencia de separación yace un vínculo de amor divino.

Lao-Tsé dijo que uno vive en proporción al número de puntos con los cuales hacemos contacto con la vida y el mundo.

Infiriendo que el fluir de la vida debe surgir para crear una relación armoniosa entre las personas.

Quien frustra este fluir con pensamientos de resistencia, prejuicio o animosidad vive sólo a medias.

Por eso Jesús enfatizó como la gran ley:

“Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas… y amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mc. 12:30-31).

El arte de llevarse bien con los demás no es una artimaña sicológica para amar lo que no puede amarse y comunicar lo incomunicable.

No es simplemente ajustarse o hacer lo mejor que se pueda con la perversidad humana.

El “llevarse bien” se relaciona solamente de manera secundaria a la otra persona.

Primordialmente, se refiere a llevarse bien con la realidad de tu Ser y con la determinación de mantener los canales de la conciencia libres de cualquier y toda obstrucción.

Una mujer describió una experiencia que tuvo cuando iba en el metro camino a su trabajo una mañana.

Ella abordó el tren en su estación y al ver un asiento vacío, caminó resueltamente hacia él.

Justo cuando estaba a punto de sentarse, otra mujer, que venía de otra puerta, “le quitó” el asiento.

La “víctima” se volvió hacia la mujer sentada con rabia.

La llamó “animal” y otras cosas de las que luego se arrepintió.

Todo el episodio la dejó en un torbellino de ira hacia la mujer y de culpa con ella misma por haber perdido los estribos.

Ella dijo: “Pero,

¿qué puedo hacer cuando alguien actúa así?

¿Cómo puedo mantenerme en el espíritu de amor y armonía cuando a todas partes donde voy me encuentro con este tipo de comportamiento? ¿Qué es lo que le pasa al mundo?

¿Puedes identificarte con esta experiencia?

En vez de un metro, podría ser un autobús o un conflicto con otro conductor mientras vas en tu automóvil.

Podría ser un conflicto con alguien en tu familia, en tu comunidad o con un compañero de trabajo en la oficina.

En vez de un asiento podría ser un ascenso, un regalo o un premio deseado.

Así que pensemos de esto como su fuera tu experiencia. Jesús dijo:

“¿Qué a ti? Sígueme tú” (Jn. 21:22).

Esto no significa estar indiferentemente ciego a lo que sucede en el mundo a tu alrededor.

Pero sí significa que antes de que trates de comprender o corregir condiciones “allá afuera”, primero necesitas establecerte conscientemente en el fluir de la vida.

Es obvio que la otra persona estaba fuera del fluir del amor y la armonía.

Mas ésa es su responsabilidad y tiene que vivir con ella.

El incidente es ciertamente externo, pero la reacción es completa e internamente tuya.


El arte de llevarse bien con los demás Parte I Icono_16




El arte de llevarse bien con los demás Parte I 12-08-10

Evangelista
Evangelista
Administración de Huellas Cristianas
Administración de Huellas Cristianas


Volver arriba Ir abajo

El arte de llevarse bien con los demás Parte I Empty Re: El arte de llevarse bien con los demás Parte I

Mensaje por Evangelista el Jue 16 Mayo 2013, 9:00 pm



Hay un fluir de armonía y amor en todas partes, bien sea que estés consciente de él o no y que te muevas conscientemente en él o no.

Esto es lo que la “omnipresencia de Dios” significa.

No es que dejas la presencia de Dios fluir de la vida y el amor cuando estás negativo o te resistes a algo. Lo que dejas es la conciencia de la Presencia. Pero estás en el fluir y el fluir está en ti en todo momento y en cada experiencia.

Quizás no sepas exactamente cómo o por qué pierdes la conciencia y la experiencia envolvente del fluir, pero de una cosa puedes estar seguro:

si estás a merced de las circunstancias, estás fuera de él.

Puede que quieras luchar o decir que no es justo.

Puedes tener la certeza de que el problema está “allá afuera”, mas el deseo de retaliación o incriminación es un estado de tu conciencia.

Si dices, “es que la otra persona es un animal,” ¿qué ganas con convertirte en un animal también?

Dos animales no fomentan la armonía ni dos errores logran algo bueno.

Jesús dijo: “Amad a vuestros enemigos… para que seáis hijos de vuestro Padre” (Mt. 5:44-45).

Lo cual quiere decir: Deja de resistir y comienza a amar. Regresa al fluir.

Es una lección difícil pero importante, admitir que tu ira repentina puso en evidencia que debajo de la fachada de serenidad había caos en ti.

De aquí que lo que sucedió te perturbó, porque pudiste ser perturbado.

Si hubieras estado un una conciencia más amorosa, probablemente hubieras tratado la situación de una manera completamente diferente.

Podrías haberte dicho:

“Supongo que tenía la misma intención que yo de tomar el asiento y a lo mejor no me vio.

Quizás ahora se siente tan mal como yo acerca de lo que pasó”.

En efecto, cuando Jesús dijo:

“Orad por los que os ultrajan y os persiguen”, indicó la necesidad de elevar tus pensamientos acerca de ellos, porque son tus pensamientos lo que obstruyen el fluir en tu mente.

Puedes sentir que ya has pensado lo suficiente en esta persona.

En realidad, no has pensado en ella en lo absoluto.

Simplemente has rumiado acerca de tu concepto erróneo de ella.

Puedes decir: “Toda la gente es igual”.

Pero las personas no son todas iguales.

Son únicas e individuales y con problemas y conflictos personales que surgen cuando se salen del fluir.

La Verdad es que, si pudieras conocer realmente a esta persona y ella conocerte realmente a ti, hubiese habido sólo amor entre ustedes.

Porque ésa es la realidad de la vida la cual tiende a ser oscurecida por las experiencias y reacciones humanas.

Un hombre estaba al borde con un compañero de trabajo.

Por años había resentido la actitud y comportamiento de esta persona, su irritabilidad, sus modales bruscos y su indiferencia.

Entonces, un día, la historia fue revelada.

La persona irritable era un viudo que tenía a su cargo el cuidado de cuatro hijos pequeños.

Desempeñaba el papel de padre y madre, y por eso estaba preocupado todo el tiempo con los problemas de su vida familiar.

Venía al trabajo cansado y molesto personalmente avergonzado porque estaba haciendo lo que le parecía “oficios de mujer” en casa.

Dudaba de su masculinidad y pensaba que sus compañeros de trabajo lo rechazaban.

Al darse cuenta de lo equivocado que había estado, el asociado se hizo su amigo.

Su esposa y él “adoptaron” a esta familia e hicieron muchas cosas para ayudarlos a enfrentar su crisis. Con el tiempo, llegaron a ser buenos amigos.


El arte de llevarse bien con los demás Parte I Icono_17




El arte de llevarse bien con los demás Parte I 12-08-10

Evangelista
Evangelista
Administración de Huellas Cristianas
Administración de Huellas Cristianas


Volver arriba Ir abajo

El arte de llevarse bien con los demás Parte I Empty Re: El arte de llevarse bien con los demás Parte I

Mensaje por Evangelista el Jue 16 Mayo 2013, 9:19 pm



Esto revela una tendencia humana muy común.

Tendemos, de manera poco realista, a esperar que el mundo nos provea el tipo de paz, seguridad y amor que sólo puede provenir de nuestro interior.

No aceptamos a las personas como son, sino dependiendo de si encajan o no en nuestros requerimientos y nuestras expectativas.

Entonces, de una vez, los rechazamos o tratamos de cambiarlos para que estén de acuerdo con nuestro concepto de lo que deben ser.

Esto da pie a la idea errónea de hacer amigos.

Normalmente un amigo es una persona que está de acuerdo contigo o alguien a quien has amoldado a tus maneras, y la amistad dura siempre y cuando la persona continúe de ese modo.

En Verdad, no puedes hacer amigos, sólo puedes aceptar amigos.

Y esta aceptación conlleva una forma de namaskar, la palabra sánscrita que significa

“saludo a la divinidad en ti”.

En la mitología griega, existe un personaje llamado Procusto, quien era algo menos que el anfitrión perfecto.

Los huéspedes que se quedaban a pasar la noche siempre eran invitados a dormir en el

“lecho de Procusto”.

En un sentido pervertido de hospitalidad, él insistía que tuvieran el tamaño adecuado para la cama. Si eran muy pequeños, los estiraba para que dieran la talla.

Y si eran muy grandes, simplemente les cortaba las piernas.

Éste es el origen del término procusteanismo.

Significa la tendencia a insistir en que todo el mundo se adapte a tu concepto de quienes deberían ser.

No importa cómo sea la persona, acéptala. Puede que no sea como tú y quizás tú no le gustes.

¡Déjala tranquila! Puede que no estés de acuerdo con la manera de vivir y de trabajar de esa persona.

Pero por el hecho de que sean diferentes no son necesariamente incorrectas.

Está dispuesto a aceptar que la persona está en el fluir del proceso creativo interno.

Al hacerlo, permanecerás en la conciencia del fluir expresada en ti y como tú.

El trabajo, como toda área importante de la experiencia de vida, es una oportunidad maravillosa para crecer.

Se habla de “trabajos sin esfuerzo” o de “trabajos interesantes”, pero éste es un enfoque no realista de la vida.

En esta misma conciencia, podríamos preguntar:

“¿Cuál es el sueldo?”

Esto refleja que la expectativa de la vida y los medios para vivir provienen de afuera.

En realidad, la vida fluye desde lo interno. En un sentido más amplio, un trabajo no paga.

Es una evidencia que alguien necesita un servicio y contrata a alguien para que lo preste.

El trabajador entra en el fluir de la creatividad a medida que da o recibe.

El cheque de pago viene como un reembolso, pero es sólo un símbolo de un ciclo económico que comienza en un fluir dentro del trabajador.

Las actitudes de resistencia frustran el fluir y disminuyen la industria y la creatividad.

No hay “trabajo sin esfuerzo” excepto donde el trabajador está tan en paz con el trabajo y ha expresado a tal punto el libre fluir de la creatividad que el trabajo parece que se realiza solo.

No existe el trabajo interesante, excepto cuando la persona pone interés y entusiasmo en las tareas que tiene por hacer.

En todo caso, la actitud del trabajador, y no el trabajo, hace la diferencia.

Sigue la segunda parte de este articulo -

Autor : Eric Butterworth





El arte de llevarse bien con los demás Parte I 12-08-10

Evangelista
Evangelista
Administración de Huellas Cristianas
Administración de Huellas Cristianas


Volver arriba Ir abajo

El arte de llevarse bien con los demás Parte I Empty Re: El arte de llevarse bien con los demás Parte I

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.