Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

¿Quién está en línea?
En total hay 22 usuarios en línea: 3 Registrados, 1 Ocultos y 18 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Genesis-9, PFrois, yuka

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 98 el Lun 15 Mayo 2017, 8:44 pm.
Últimos temas
» La Religión Baha'i- Conosca su origén y la diferencia de lo que creemos los cristianos
por yuka Hoy a las 10:15 pm

» Segunda venida
por yuka Hoy a las 9:38 pm

» Película-Luchando con las Tentaciones. (Hablada en Español)
por franky Hoy a las 8:23 pm

» Hillsong En Español (El Eco de Su Voz) Album 2017
por c_millan25 Hoy a las 6:15 pm

» Jaci Velásquez (Confío) Albúm 2017
por c_millan25 Hoy a las 6:11 pm

» Salvando A Dios
por Nextor754 Hoy a las 12:45 am

» THE BLACK RIDER:REVELATION ROAD 3. Español-Latino ¡¡NUEVO LINK!!
por Nextor754 Hoy a las 12:40 am

» La Fe de nuestros Padres. (FAITH OF OUR FATHERS) 2015 en Español. ¡¡NUEVO LINK!!
por Nextor754 Hoy a las 12:35 am

» LA HISTORIA DE RON CLARK. (Precioso Mensaje) Español Latino.
por randy09 Ayer a las 10:04 pm

» La ciudad Dorada
por Evangelista Miér 16 Ago 2017, 8:43 pm

» El Señor me ha dado una palabra
por Evangelista Miér 16 Ago 2017, 12:17 am

» Si alguno dice: Yo amo á Dios
por Evangelista Mar 15 Ago 2017, 11:50 pm

» SOMBRAS EN EL ALMA: (RUST). Película ¡¡NUEVO LINK!!
por cris2016 Mar 15 Ago 2017, 2:40 am

» Dificil de Romper [DvdRip] [Español Latino] NUEVO LINK 2015
por Rmahecha Mar 15 Ago 2017, 2:38 am

» Ellos confiaron en Dios
por Evangelista Lun 14 Ago 2017, 9:51 pm

» Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta
por Evangelista Lun 14 Ago 2017, 9:45 pm

» Levanta un vallado
por Evangelista Lun 14 Ago 2017, 9:11 pm

» En Tierras Altas (Higher Ground)
por Luis Barra Lun 14 Ago 2017, 8:46 pm

» La Parábola hecha Realidad. HEART OF THE COUNTRY (2013)
por Luis Barra Lun 14 Ago 2017, 8:44 pm

» Guerra de Resistencia (War of Resistance) Pelicula en Español.
por Luis Barra Lun 14 Ago 2017, 8:41 pm

Sondeo

¿Crees que Jesús usaría Facebook hoy en día?

 
 
 

Ver los resultados

Facebook
Like/Tweet/+1
Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 


Bookmarking social

Bookmarking social Digg  Bookmarking social Delicious  Bookmarking social Reddit  Bookmarking social Stumbleupon  Bookmarking social Slashdot  Bookmarking social Yahoo  Bookmarking social Google  Bookmarking social Blinklist  Bookmarking social Blogmarks  Bookmarking social Technorati  

Conserva y comparte la dirección de Foro Huellas Cristianas La Salvación es para Todos en tu sitio de bookmarking social

Conectarse

Recuperar mi contraseña


EL CAMINO A CRISTO--GUÍA DE ESTUDIOS BÍBLICOS (02)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

EL CAMINO A CRISTO--GUÍA DE ESTUDIOS BÍBLICOS (02)

Mensaje por ZARGOTEAM el Mar 13 Ago 2013, 6:40 am

amor infinito sobre un mundo caído. Dios sufrió con su Hijo. En la agonía del Getsemaní, en la muerte del Calvario, el corazón del Amor Infinito pagó el precio de nuestra redención. 
(12) ¿Cómo describió Jesús su participación en la salvación de la raza caída, y cómo respondió el Padre? ____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________ Juan 10: 17  
Textos relacionados: Filipenses 2:6-9; Tito 2:14; Juan 17:4, 5, 21-26; Hebreos 2:9, 14, 15 
“De tal manera te amaba mi Padre, que me ama tanto más porque di mi vida por redimirte. Porque me hice tu Sustituto y Fianza, y porque entregué mi vida y asumí tus responsabilidades y transgresiones, resultó más caro a mi Padre; mediante mi sacrificio, Dios, sin dejar de ser justo, es quien justifica al que cree en mí”. Nadie sino el Hijo de Dios podía efectuar nuestra redención; porque sólo El, que estaba en el seno del Padre, podía darle a conocer. Sólo El, que conocía la altura y la profundidad del amor de Dios, podía manifestarlo. Nada que fuese inferior al infinito sacrificio hecho por Cristo en favor del hombre podía expresar el amor del Padre hacia la perdida humanidad.  “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito.” Lo dio, no sólo para que viviese entre los hombres, llevase los pecados de ellos y muriese para expiarlos, sino que lo dio a la raza caída. Cristo debía identificarse con los intereses y las necesidades de la humanidad.
(13)  ¿De qué no se avergüenza Jesús de llamarnos?
____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________Hebreos 2:11  
Textos relacionados: Mateo 12:48-50; 25:40; Juan 17:21; 20:17; Marcos 8:38; Romanos 8:29 
El que era uno con Dios se vinculó con los hijos de los hombres mediante lazos que jamás serán quebrantados. Es nuestro Sacrificio, nuestro Abogado, nuestro Hermano, que lleva nuestra forma humana delante del trono del Padre, y por las edades eternas será uno con la raza a la cual redimió: es el Hijo del Hombre. Y todo esto para que el hombre fuese levantado de la ruina y degradación del pecado, para que reflejase el amor de Dios y compartiese el gozo de la santidad.  
(14) ¿Qué gran privilegio nos ha dado el Padre por su maravilloso amor?
___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 1 Juan 3:1  
Textos relacionados: 2 Corintios 6:18; Romanos 9:25, 26; Gálatas 4:5, 6; Oseas 1:10 
El precio pagado por nuestra redención, el sacrificio infinito que hizo nuestro Padre celestial al entregar a su Hijo para que muriese por nosotros, debe darnos un concepto elevado
de lo que podemos llegar a ser por intermedio de Cristo. Al considerar el inspirado apóstol Juan la “altura,” la “profundidad” y la “anchura” del amor del Padre hacia la raza que perecía, se llena de alabanzas y reverencia, y no pudiendo encontrar lenguaje adecuado con que expresar la grandeza y ternura de ese amor, exhorta al mundo a contemplarlo. “Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios.” 
(15) ¿Cómo llegamos a ser hijos de Dios?
______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ Juan 1:12  
Textos relacionados: Romanos 8:14-17, 21; Gálatas 3:26; Jeremías 3:14, 19, 22 
¡Cuán valioso hace esto al hombre! Por la transgresión, los hijos de los hombres son hechos súbditos de Satanás. Por la fe en el sacrificio expiatorio de Cristo, los hijos de Adán pueden llegar a ser hijos de Dios. Al revestirse de la naturaleza humana, Cristo eleva la humanidad. Al vincularse con Cristo, los hombres caídos son colocados donde ciertamente pueden llegar a ser dignos del título de “hijos de Dios.” Tal amor es incomparable. ¡Que podamos ser hijos del Rey Celestial! ¡Promesa preciosa! ¡Tema digno de la más profunda meditación! ¡Incomparable amor de Dios para con un mundo que no le amaba! Este pensamiento ejerce un poder subyugador que somete el entendimiento a la voluntad de Dios. Cuanto más estudiamos el carácter divino a la luz de la cruz, mejor vemos la misericordia, la ternura y
el perdón unidos a la equidad y la justicia, y más claramente discernimos las pruebas innumerables de un amor infinito, y de una tierna piedad que sobrepuja la ardiente simpatía y los anhelosos sentimientos de la madre para con su hijo extraviado.  
Agradezco a nuestro Padre celestial por la belleza de la naturaleza y por suplir mis necesidades y las necesidades de todos los seres vivientes. 
Circule uno:                                                    Sí                                           Indeciso 
Su amor me llena al comprender la misericordia, el sufrimiento y la compasión que me ha demostrado en el regalo de su amado Hijo. 
Circule uno:                                                    Sí                                           Indeciso 
Me maravillo al ver  cómo Jesús vino a esta tierra y demostró su amor al sanar al enfermo, dar vista al ciego, aliviar al quebrantado, y dar su vida para redimir a la humanidad caída.. 
Circule uno:                                                    Sí                                            Indeciso 
Deseo pasar más tiempo en la Palabra de Dios para comprender mejor su amor y cómo puedo ser su hijo. 
Circule uno:                                                  Sí                                              Indeciso  

  

EL PECADOR  NECESITA A CRISTO  2 - 16

(1)  ¿Qué virtudes   adquirimos si respetamos a Dios y le somos obedientes?
____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________Salmos 111:10  
Textos relacionados: Proverbios 1:7; 9:10; 10:27; Job 28:28; Deuteronomio 4:5, 6; Juan 3:17 
El hombre estaba dotado originalmente de facultades nobles y de un entendimiento bien equilibrado. Era perfecto y estaba en armonía con Dios. Sus pensamientos eran puros, sus designios santos. Pero por la desobediencia, sus facultades se pervirtieron y el egoísmo reemplazó el amor. Su naturaleza quedó tan debilitada por la transgresión que ya no pudo, por su propia fuerza, resistir el poder del mal. Fue hecho cautivo por Satanás, y hubiera permanecido así para siempre si Dios no hubiese intervenido de una manera especial. El tentador quería desbaratar el propósito que Dios había tenido cuando creó al hombre. Así llenaría la tierra de sufrimiento y desolación y luego señalaría todo ese mal como resultado de la obra de Dios al crear al hombre. 
(2) ¿Por qué se escondieron Adán y Eva de  Dios?
___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________________________Génesis 3:10  
Textos relacionados: Génesis 2:25; 1 Juan 3:20; Isaías 59:2; Éxodo 3:6; Job 23:15, 16; Salmos 119:120; Apocalipsis 3:17, 18; 16:15 
En su estado de inocencia, el hombre gozaba de completa comunión con Dios. Pero después de su caída no pudo encontrar gozo en la santidad y procuró ocultares de la presencia de Dios. Tal es aún la condición del corazón que no ha sido regenerado. No está en armonía con Dios ni encuentra gozo en la comunión con él. 
(3)    ¿Cómo responderá el in converso ante la presencia de Cristo cuándo éste vuelva otra vez?
_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________Apocalipsis 6:16  
Textos relacionados: Lucas 23:30; Jeremías 8:3; Apocalipsis 20:11; Oseas 10:8 
El pecador no podría ser feliz en la presencia de Dios; le desagradaría la compañía de los seres santos. Y si se le pudiese admitir en el cielo, no hallaría placer allí. El espíritu de amor abnegado que reina allí, donde todo corazón corresponde al corazón del Amor infinito, no haría vibrar en su alma cuerda alguna de simpatía. Sus pensamientos, sus intereses y móviles serían distintos de los que mueven a los moradores celestiales. Sería una nota discordante en la melodía del cielo. Este sería para él un lugar de tortura.  Ansiaría esconderse de la presencia de Aquel que es su luz y el centro de su gozo. No es un decreto arbitrario de parte de Dios el que excluye del cielo a los impíos. Ellos mismos se han cerrado las puertas por su propia ineptitud para el compañerismo que allí reina. La gloria de Dios sería para ellos un fuego consumidor. Desearían ser destruidos a fin de ocultarse del rostro de Aquel que murió para salvarlos. 
(4)  ¿Por qué no puede el pecador purificar su propio corazón?
___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________________________ Job 14:4  
Textos relacionados: Romanos 5:12; Salmos 51:5; Mateo 15:19 
Es imposible que escapemos por nosotros mismos del hoyo de pecado en el que estamos sumidos. Nuestro corazón es malo, y no lo podemos cambiar. “Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden”. Romanos 8:7. La educación, la cultura, el ejercicio de la voluntad, el esfuerzo humano, todos tienen su propia esfera, pero no tienen poder para salvarnos. Pueden producir una corrección externa de la conducta; pero no pueden cambiar el corazón; no pueden purificar las fuentes de la vida. Debe haber un poder que obre desde el interior, una vida nueva de lo alto, antes que el hombre pueda convertirse del pecado a la santidad. Ese poder es Cristo. Únicamente su gracia puede vivificar las facultades muertas del alma y atraer ésta a Dios, a la santidad. 
(5) ¿Qué debe ocurrir en nuestras vidas para prepararnos para entrar en el reino de Dios?
 ____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________ Juan 3:3  
Textos relacionados: Juan 1:12, 13; 1 Pedro 1:23; Efesios 2:5, 10 
El Salvador dijo que a menos que recibamos un nuevo corazón que contenga deseos puros, propósitos renovados y nuevos motivos que conduzcan a una nueva vida, no se “puede ver el reino de Dios”. La idea de que lo único necesario es que se desarrolle lo bueno que existe en el hombre por naturaleza, es un engaño fatal.  
(6)  ¿Cuál es la única manera de entender los asuntos espirituales?
____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________Corintios 2:14  
Textos relacionados: 1 Corintios 2:14; 1 Juan 2:27; Romanos 8:5-7; Mateo 16:17 
“Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura; y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.” “No te maravilles de que te dije: “Os es necesario nacer de nuevo.” 1 Corintios 2:14; Juan 3:7.  Se ha escrito de Cristo: “En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres”–el único “nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”. Juan 1:4; Hechos 4:12. 
(7)  ¿Por qué continuamos  luchando con el pecado aún después de conocer lo que es la justicia?
_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________  Romanos 7:14, 15  
Textos relacionados: Isaías 50:1; 59:2; Romanos 5:12-14; 8:22; Jeremías 17:9; 13:23 
No basta comprender la amante  bondad de Dios ni percibir la benevolencia y ternura paternal de su carácter. No basta discernir la sabiduría y justicia de su ley, ver que está fundada sobre el eterno principio del amor.   El apóstol Pablo veía todo esto cuando exclamó: “Apruebo que la ley es buena”, “la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno.” Ansiaba la pureza, la justicia que no podía alcanzar por sí mismo, y dijo: “¡Miserable de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte?” Romanos 7:24. La misma exclamación ha subido en todas partes y en todo tiempo. 
(8) ¿Quién es el único mediador que puede restaurar la comunicación entre el pecador y Dios?
____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________________________     1 Timoteo 2:5  
Textos relacionados: Hebreos 9:15; Romanos 5:1, 2; Juan 17:3; 1 Corintios 8:6 
Muchas son las figuras por las cuales el Espíritu de Dios ha procurado ilustrar esta verdad y hacerla clara a las almas que desean verse libres de la carga de culpabilidad. Cuando Jacob huyó de la casa de su padre, después de haber pecado engañando a Esaú, estaba agobiado por el peso de su culpa. Se sentía solo, abandonado y separado de todo lo que le hacía preciosa la vida. El pensamiento que sobre todo oprimía su alma era el temor de que su pecado le hubiese apartado de Dios y separado del cielo. Embargado por la tristeza, se recostó para descansar sobre la tierra desnuda. Le rodeaban las solitarias montañas y la bóveda celeste lo cubría con su manto de estrellas. Habiéndose dormido, una luz extraña embargó su visión; y he aquí, de la llanura donde estaba acostado, una amplia escalera etérea parecía conducir a lo alto, hasta las mismas puertas del cielo, y los ángeles de Dios subían y descendían por ella, mientras que desde la gloria de las alturas se oía que la voz divina pronunciaba un mensaje de consuelo y esperanza. Así fue revelado a Jacob lo que satisfacía la necesidad y ansia de su alma: un Salvador. Con gozo y gratitud vio que se le mostraba un camino por el cual él, aunque pecador, podía nuevamente tener comunión con Dios. La mística escalera de su sueño representaba al Señor Jesús, el único medio de comunicación entre Dios y el hombre. Esta es la misma figura a la que Cristo se refirió en su conversación con Natanael cuando dijo: “Desde ahora veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subiendo y bajando sobre el Hijo del hombre.” Juan 1:51. 
(9)¿Cuál es la única forma de ir al Padre?
_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________  Juan 14:6  
Textos relacionados: Juan 10:9; Romanos 5:10; Efesios 2:18; Hechos 4:12; Mateo 11:27 
Al caer en pecado, el hombre se enajenó de Dios;  la tierra quedó separada del cielo. A través del abismo existente entre ambos no podía haber comunicación alguna. Sin embargo, mediante el Señor Jesucristo, el mundo fue nuevamente unido al cielo. Con sus propios méritos, Cristo creó un puente sobre el abismo que el pecado había abierto, de tal manera que los hombres pueden tener ahora comunión con los ángeles ministradores. Cristo une con la Fuente del poder infinito al hombre caído, débil y desamparado. 
(10)  ¿Por qué es en vano cualquier intento que hacemos por salvarnos a nosotros mismos de los rasgos de la raza caída?
___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________________________ Efesios 2:8-9  
Textos relacionados: Romanos 6:23; 3:20, 23; Gálatas 2:16; 2 Timoteo 1:9 
Vanos son los sueños de progreso de los hombres, vanos todos sus esfuerzos por elevar a la humanidad, si menosprecian la única fuente de esperanza y ayuda para la raza caída. “Toda buena dádiva y todo don perfecto” provienen de Dios. Santiago 1:17. Fuera de él, no hay verdadera excelencia de carácter, y el único camino para ir a Dios es Cristo. 
(11)¿Qué gran sacrificio nos ha dado el cielo para nuestra redención?
___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________________________Hebreos 9:26    Textos relacionados: Hebreos 9:12; 7:27; 1 Pedro 2:24; 3:18; Juan 10:11 
El corazón de Dios suspira por sus hijos terrenales con un amor más fuerte que la muerte. Al dar a su Hijo nos ha vertido todo el cielo en un don. La vida, la muerte y la intercesión del Salvador, el ministerio de los ángeles, las súplicas del Espíritu Santo, el Padre que obra sobre todo y por todo, el interés incesante de los seres celestiales, todo es movilizado en favor de la redención del hombre. ¡Oh, contemplemos el sacrificio  asombroso que fue hecho para nuestro beneficio! Procuremos apreciar el trabajo y la energía que el cielo consagra a la misión de rescatar al perdido y hacerlo volver a la casa de su Padre. Jamás podrían haberse puesto en acción motivos más fuertes y energías más poderosas. ¿Acaso los grandiosos galardones por el bien hacer, el disfrute del cielo, la compañía de los ángeles, la comunión y el amor de Dios y de su Hijo, la elevación y el acrecentamiento de todas nuestras facultades por las edades eternas no son incentivos y estímulos poderosos que nos instan a dedicar a nuestro Creador y Salvador el amante servicio de nuestro corazón? Y por otra parte, los juicios de Dios pronunciados contra el pecado, la retribución inevitable, la degradación de nuestro carácter y la destrucción final se presentan en la Palabra de Dios para amonestarnos contra el servicio de Satanás.  ¿No apreciaremos la misericordia de Dios? ¿Qué más podía él hacer? Entremos en perfecta relación con Aquel que nos amó con amor asombroso. Aprovechemos los medios que nos han sido provistos para que seamos transformados conforme a su semejanza y restituidos a la comunión de los ángeles ministradores, a la armonía y comunión del Padre y del Hijo. 
Ahora comprendo que Dios creó al hombre prefecto con poderes nobles, y en armonía con el mismo Dios. Pero después, por medio de la desobediencia, nuestra naturaleza se hizo débil, y sin la intervención de Dios, somos cautivos a Satanás y no podemos resistir el mal.  

Circule uno:                                                           Sí                                   Indeciso 
Me doy cuenta que por esta apostasía, el hombre se ha separado de Dios y que la única manera de regresar a Dios es a través de Jesucristo. 
Circule uno:                                                           Sí                                   Indeciso 
Veo mi incapacidad y me doy cuenta de mi gran necesidad de Jesús como mi salvador. 
Circule uno:                                                           Sí                                   Indeciso 
 Estoy agradecido por el amor de Dios y por el plan de la redención. Deseo aceptar su oferta que me entrega con tanta generosidad. 
Circule uno:                                                           Sí                                   Indeciso 
avatar
ZARGOTEAM
Colaboradores
Colaboradores


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.