Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

¿Quién está en línea?
En total hay 21 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 21 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 98 el Lun 15 Mayo 2017, 8:44 pm.
Últimos temas
» Revelation Road 1 (Dvdrip Subtitulada en Español)
por Diogenes Jesus Oscar Ayer a las 11:43 pm

» El Hijo Prodigo - Hablada en Español HD
por cris2016 Ayer a las 2:43 am

» Guerra de Resistencia (War of Resistance) Pelicula en Español.
por cris2016 Ayer a las 2:34 am

» Como el barco en la tormenta
por Evangelista Miér 18 Oct 2017, 10:16 pm

» Enamorarse a la manera de Dios. (Old Fhasioned) Sub en Español.
por carlitosbond Miér 18 Oct 2017, 8:54 am

» Una promesa para Cuidar. (Dvdrip Español Latino)
por trovitas Miér 18 Oct 2017, 7:17 am

» EL APOSTOL PEDRO Y LA ULTIMA CENA 2012 ¡¡NUEVO LINK!!
por carlitosbond Miér 18 Oct 2017, 4:43 am

» Película-Luchando con las Tentaciones. (Hablada en Español)
por carlitosbond Miér 18 Oct 2017, 3:58 am

» EL LADRÓN DE LA ALEGRÍA-Obra de Teatro
por rubenz_7 Miér 18 Oct 2017, 12:44 am

» El payaso no se cree merecedor de ese amor
por rubenz_7 Miér 18 Oct 2017, 12:43 am

» Obra de Teratro: DIOS CREÓ LA TIERRA
por rubenz_7 Miér 18 Oct 2017, 12:43 am

» Obra de Teatro: DIOS SIEMPRE NOS CUIDA
por rubenz_7 Miér 18 Oct 2017, 12:42 am

» EL SECRETO- Obra de Teatro para niños
por rubenz_7 Miér 18 Oct 2017, 12:40 am

» BIBLIA ARCOIRIS [Rainbow Bible SPANISH]
por luisitoc2 Mar 17 Oct 2017, 11:50 pm

» Una Segunda Oportunidad (The Second Chance) ¡¡NUEVO LINK!!
por Genesis-9 Mar 17 Oct 2017, 1:41 pm

» Me Presento
por Genesis-9 Mar 17 Oct 2017, 1:37 pm

» LA HISTORIA DE RON CLARK. (Precioso Mensaje) Español Latino.
por carlitosbond Mar 17 Oct 2017, 7:07 am

» El Ascenso ( The Climb) DvdRip-Latino
por carlitosbond Mar 17 Oct 2017, 5:57 am

» El Caso para Cristo (The Case for Christ) Basado en Hechos Reales
por Genesis-9 Lun 16 Oct 2017, 5:15 pm

» Toma tu Cruz cada dia y sigue a Jesús
por Evangelista Dom 15 Oct 2017, 9:33 pm

Sondeo

¿Debemos tener miedo de las fuerzas ocultas?

 
 
 

Ver los resultados

Facebook
Like/Tweet/+1
Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 


Bookmarking social

Bookmarking social Digg  Bookmarking social Delicious  Bookmarking social Reddit  Bookmarking social Stumbleupon  Bookmarking social Slashdot  Bookmarking social Yahoo  Bookmarking social Google  Bookmarking social Blinklist  Bookmarking social Blogmarks  Bookmarking social Technorati  

Conserva y comparte la dirección de Foro Huellas Cristianas La Salvación es para Todos en tu sitio de bookmarking social

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Palabras claves

until  obras  promesa  teatro  forever  rainbow  diezmo  para  implicaciones  cuidar  biblia  


Lutero Su Vida

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lutero Su Vida

Mensaje por Evangelista el Lun 14 Nov 2011, 12:31 am

La vida de Martin Lutero


1 Parte :

Martín Lutero nace un 10 de Noviembre de 1483 en la ciudad alemana de Eisleben. Sus padres son Margarita Ziegler y Juan Lutero. Su padre de origen campesino se convierte en minero. Posteriormente, toma en arriendo dos hornos de fundición en Mansfeld, lo que luego le permite ser elegido como concejal del ayuntamiento de esa ciudad.

Su infancia trascurre en una situación de extrema pobreza que incluso obliga a su madre a salir a los bosques a recoger leña que luego llevaba sobre sus espaldas para poder venderla y así poder contribuir a la endeble economía familiar, de la misma manera que lo hacen miles de mujeres salvadoreñas.

Martín era un niño vivaz y alegre, que al ir a la escuela pronto se ganó la amistad de sus compañeros así como aprendió rápidamente los 10 mandamientos, el Padre Nuestro, himnos, salmos y oraciones. No obstante en aquella época existía una disciplina cuartelaría en la escuela que muchas veces cayó sobre el pequeño Martín, quien ya adulto aconsejaba: "bueno es castigar a los niños, pero lo principal es amarlos".

Cuando Martín cumplió once años fue enviado a estudiar a la ciudad de Magdeburgo, y un año después a Eisenach, ciudad en la que él mismo tuvo que costear sus estudios cantando de puerta en puerta junto con otros niños el "Panem propter Deum" (Pan por amor de Dios).

En 1501, Martín ingresó a la Universidad de Erfurt a estudiar filosofía. Fue un estudiante muy aplicado al estudio, de carácter alegre y que iniciaba el día con oraciones y asistiendo a la iglesia. De esta época él señalaba que: "haber orado bien, adelanta en más de la mitad el trabajo de estudiar".

Es precisamente en la Universidad de Erfurt, en su biblioteca, que un día descubre la copia de una Biblia Latina. Para el fue un descubrimiento maravilloso, embargado de emoción estrechó la Biblia contra su pecho y empezó a leer palabra por palabra, debe tomarse en cuenta que en aquella época la Biblia era un libro clandestino.

No existía aún la imprenta y todos los libros eran manuscritos en hebreo, griego o latín. El se encargaría unos años después de traducir la Biblia al alemán y de esta forma devolver la Sagrada Escritura al pueblo, a todos los creyentes.

Una de las lecturas de la Biblia que más impresionó su espíritu fue la historia de Ana y del joven Samuel dedicado al servicio del señor desde muy pequeños (1 Samuel).

En 1505 se gradúo de Doctor en filosofía, luego de vencer una grave enfermedad que lo mantuvo en cama por varios meses, este tiempo le sirvió para reflexionar sobre la pregunta: ¿qué es lo que debo hacer para ser salvo ? a lo que se respondió que la vida en un convento con sus ayunos, oraciones y vigilias era el camino mas seguro para la salvación. Pero aun no se decidía a dar ese paso.

La decisión de entrar en el convento se fortalece como resultado de una experiencia vital. Un día regresando de la casa Paterna en Mansfeld, le sorprendió en el camino una fuerte tempestad que lo hizo esconderse en un árbol, de repente un rayo cayó cerca de él y lo lanzó al suelo. Era la señal que esperaba, la decisión estaba tomada y solo faltaba implementarla.

Regresó a la universidad y convoco a sus amigos para confesarles la decisión de ingresar al convento. Esa misma noche, tocó las puerta del convento de los agustinos en Erfurt, y a los 21 años se alejaba del mundo, de la Universidad y de sus amigos. Se convierte en el Fraile Agustín. Era un 17 de julio de 1905, su vida tomaba así un giro definitivo, el niño pobre que cantaba de casa en casa, el estudiante alegre y talentoso, iniciaba el camino que lo conduciría a la reforma de la Iglesia.

Un Fraile Ejemplar

Con su ingreso al convento, Martín Lutero daba los primeros pasos, en la ruta que lo conduciría unos años mas tarde a conmover los cimientos de Europa Medieval y abrir las puertas a una nueva época, a una nueva manera de ser Cristiano y de ser Iglesia.

En el convento, la admiración inicial que produce su ingreso se transforma velozmente en rechazo y obligan al "Doctor" a realizar las faenas mas agotadoras: limpiar la iglesia, barrer las celdas de los frailes, hacer mandados, etc. Y cuando terminaba todas las tareas le ordenaban salir a la ciudad, con el saco en el hombro, a pedir limosna de puerta en puerta.


 Continuará.....


Última edición por Evangelista el Jue 03 Jul 2014, 3:53 pm, editado 1 vez



avatar
Evangelista
Administración de Huellas Cristianas
Administración de Huellas Cristianas


Volver arriba Ir abajo

Re: Lutero Su Vida

Mensaje por Evangelista el Lun 14 Nov 2011, 2:08 am

2 Parte :

Y cuando terminaba todas las tareas le ordenaban salir a la ciudad, con el saco en el hombro, a pedir limosna de puerta en puerta.

Pero estas pruebas no lo amilanaban, sino que las cumplía con gusto ya que eran el camino que él había decidido para alcanzar la salvación. Algo que sí le afecto, pero que tuvo que tolerar, fue la cruel decisión de sus superiores de prohibirle la lectura. Este fue un golpe bajo que también tuvo que asimilar con paciencia y resignación.

Posteriormente, y gracias a la intervención de la Universidad de Erfurt, Martín es relevado de sus ocupaciones de hacer limpieza y se le permite dedicarse a sus libros. El se lanza de lleno a la lectura de la Biblia.

Como dato curioso es de señalar que la Biblia que Martín encuentra en el convento se halla sujeta a la pared, con una pesada cadena, ya que en esa época las Biblia costaban una fortuna y había que guardarlas con mucha seguridad.

Martín fue un fraile muy apegado a letra y al espíritu del convento. En su esfuerzo por alcanzar su santidad, no escatimó tiempo y energía en la mortificación de su cuerpo con vigilias, ayunos, y castigos corporales en la creencia de que por estos medios se glorificaba el nombre del Señor.

No obstante estos tormentos y a pesar de haber sido ordenado como sacerdote y haber celebrado su primera misa el 2 de mayo de 1507, Martín no lograba alcanzar la tranquilidad de su espíritu, y su alma se encontraba atribulada, ya que los golpes que se propinaba no le ofrecían respuesta a las múltiples dudas que acompañaban sus largos días y frías noches en penitencia.

En esas difíciles circunstancias, un rayo de luz iluminó su angustiada existencia, cuando en una visita que realizó al convento de Erfurt, el vicario general de los agustinos, Dr. Staupitz, Martín pudo confiarle sus dudas y encontró en él un amigo que comprendía y compartía sus angustias.

Ambos establecieron un fructífero dialogo y relación. Uno de los principales concejos del Dr. Staupitz para el joven Martín fue el de leer diariamente la Biblia, en especial las cartas del apóstol Pablo, así como los escrito de San Agustín.

A los 26 años, en 1509 por influencias directas del Dr. Staupitz, Martín es nombrado Catedrático de Filosofía en la recién fundada Universidad de Wittenberg. Ese mismo año se graduó de Bachiller en Teología e impartió Cátedra de Teología Bíblica.

Luego añadiría a su oficio de catedrático el de predicador ya que el ayuntamiento de la ciudad le nombro predicador de la Iglesia Principal de Wittenberg, como reconocimiento a su conocimiento del evangelio.

Esta posición le obligaba a ser confesor de su congregación y por lo tanto le dio mucha experiencia pastoral y conocimiento de la Iglesia, lo cual junto con la firmeza que había adquirido como Fraile lo iban preparando para la misión que Dios le tenia destinada: la reforma de la Iglesia.

Navidad y Vida familiar:

A Martín Lutero se le conoce como brillante polemista, profundo conocedor del Evangelio, paciente traductor de las Sagradas Escrituras; pero se soslaya habitualmente una de sus facetas mas interesantes: Su vida familiar y el papel que en esta desempeñaban festividades como las de Navidad.

El matrimonio de Martín con Catalina de Bora se realizó el 13 de Junio de 1525. Catalina fue monja durante diez años en el Convento de Nimptschen, pero en 1523, junto con otras ocho hermanas asumieron el movimiento de Reforma, y renunciaron a sus votos. Su matrimonio con Catalina fue un acto de amor y al mismo tiempo una declaración publica de ruptura con la institución del celibato.

Como frutos de este matrimonio nacieron seis hijos e hijas: Juan, Isabel, Magdalena, Martín, Pablo y Margarita. Cada uno de ellos disfrutó del amor familiar, la seguridad, alegría y amor a Jesucristo que reinaba en este hogar cristiano.

Una de las bases fundamentales de este hogar cristiano eran las relaciones entre Martín y Catalina, que se sustentaban en el respeto mutuo, el cariño compartido y la visión conjunta de ser siervos de nuestro Señor Jesucristo.

Es en la relación con sus hijos e hijas que Martín y Catalina más se esmeraban. Luego de las faenas diarias, ambos organizaban reuniones familiares en las que intercambiaban impresiones, contaban anécdotas, recitaban poemas y por supuesto, cantaban himnos.

Efectivamente, fueron de estas reuniones familiares que surgieron los primeros himnos evangélicos, a los cuales el mismo Martín se encargaba de componer la música y posteriormente de pedir la opinión a los múltiples amigos que frecuentaban su hogar.

Pero también, Martín conoció el dolor y la tristeza. Sufrió de varias enfermedades graves y también la pérdida de un ser querido. En 1542 a la edad de 14 años falleció en sus brazos su querida hija Magdalena. Ante este trágico hecho, el expresó: "la amo de corazón, más, Dios mío, si es tu voluntad, si tu quieres tomarla, también me será grato verla unida contigo en el cielo"



avatar
Evangelista
Administración de Huellas Cristianas
Administración de Huellas Cristianas


Volver arriba Ir abajo

Re: Lutero Su Vida

Mensaje por Evangelista el Lun 14 Nov 2011, 2:09 am

3 Parte :


Por otra parte escribió para el deleite de su primer hijo Juan, de cuatro años, una carta-cuento que dice en parte "querido señor, tengo un niño llamado Juanito: ¿no podré también venir a este jardín para comer estas exquisitas frutas, montar en estos preciosos caballitos y jugar con estos niños?"

Martín también se refirió a la necesidad de disfrutar de la alegría, dijo: "alegrarse con hombres honrados y piadosos en el temor de Dios, complace a Dios, porque, el mismo ha mandado que nos alegremos delante de el, y no le gustan ofrendas tristes"

La época navideña era para Martín una oportunidad para reunirse con su familia y amigos para alabar al Señor. Es más, uno de los símbolos más significativos, el árbol con sus adornos, surgió de la imaginación de este pastor evangélico y padre de familia.

El ejemplo de vida hogareña de la familia Lutero nos exhorta a cultivar en nuestras familias y en especial, en esta época navideña, los valores de la amistad, la alegría y el amor a nuestro Señor Jesucristo, como pilares sólidos de nuestra vida cristiana.

Las noventa y cinco tesis que conmovieron al mundo

La tarde del 31 de octubre de 1517, ante la mirada sorprendida de muchos peregrinos, Martín Lutero clavó en la puerta de su parroquia de Wittenberg, las noventa y cinco tesis. Con este acto inició un proceso de profunda renovación de la iglesia, que conmovió los cimientos de la sociedad europea de aquella época.

Las noventa y cinco tesis iban dirigidas contra la predica de indulgencias que practicaba la Iglesia Católica Romana. Las indulgencias consistían en el perdón de los pecados a cambio de una cantidad de dinero, que se pagaba a la Iglesia. Este sistema de indulgencias, se inicia en el siglo VII como un mecanismo de penitencias que podían pagarse en dinero o con la peregrinación a una Iglesia. Posteriormente es ampliamente utilizado por los papas para poder financiar expediciones bélicas a Palestina. En la época de Lutero, el papa León X usó el trafico de indulgencias -las cuales compraban las gentes sencillas del pueblo- para terminar la construcción de la Basílica de San Pedro en Roma.

Para lograr este propósito, el papa León X entró en compromisos con personalidades financieras y jerarcas eclesiásticos, los cuales a cambio del financiamiento exigieron las "Letras Papales" necesarias para lograr su pago.



avatar
Evangelista
Administración de Huellas Cristianas
Administración de Huellas Cristianas


Volver arriba Ir abajo

Re: Lutero Su Vida

Mensaje por Evangelista el Lun 14 Nov 2011, 2:11 am

4 Parte :

Una de estas personalidades, el Príncipe Alberto, elector de Maguncia designó para la venta de indulgencias en su territorio a un fraile dominico, Juan Tetzel quien afirmaba en sus predicas que las indulgencias protegían "incluso al hombre que hubiera violado a la Madre de Dios". Esta fue la gota de cinismo que rebasó la paciencia de Martín Lutero. Había que actuar y rápidamente. Luego de orar y meditar para que el Espíritu Santo lo guiase, Martín tomó una decisión.

Haciendo uso de un estilo muy académico, pero escribiendo de manera popular, Martín redactó 95 tesis refutando las bondades de las indulgencias y escogió el día de la Fiesta de Todos los Santos, en el que se sacaban a reducir las reliquias guardadas en la capilla de Wittenberg, que incluían por cierto "trozos de Pañales de Jesús" y en el que crecía la afluencia al templo, ya que solo la asistencia era valida para ganar algún tipo de indulgencias.

Las 95 tesis se extendieron como un reguero de pólvora por toda Europa. Miles de cristianos ofendidos por la manipulación que hacia el Papa de las indulgencias vieron reflejados en este criterio sus propias preocupaciones y anhelos y le dieron por tanto un caluroso apoyo. La Reforma había iniciado y contaba con un líder.

En estas 95 tesis se encuentran ya en germen los temas que posteriormente Martín elaboraba, y que sirvieron de base para la reforma de la Iglesia. La primer tesis anuncia ya una nueva visión de ser Iglesia:

"1- El Señor y maestro nuestro Jesucristo, al decir: Haced penitencia, quiso que toda la vida de los fieles fuese una penitencia.



En la sexta tesis, la mirada de Lutero se dirige al papa y lo increpa así:

"6- El papa no puede condonar culpa alguna, como no sea declarando y aprobando que ha sido condonado por Dios, o en los casos a él reservados, fuera de los cuales la culpa subsistirá".

Las indulgencias reciben el trato que se merecen:

"27- Predican vana tradición de los hombres cuantos dicen que tan pronto como el dinero se eche en la caja, el alma sale del purgatorio".

"29- Irán al infierno, juntos con sus maestros, todos cuantos afirman que por las bulas de las indulgencias tienen asegurada su salvación".

En las 95 tesis, Martín no sólo critica, también establece doctrina:

"62- El único tesoro verdadero de la iglesia es el Evangelio santísimo de la gloria y gracia de Dios".

No obstante, que estas 95 tesis aspiran principalmente a suprimir los abusos del trafico de indulgencias, sus efectos trascendentes adquirieron carácter histórico. Iniciaron una nueva época en la historia del cristianismo, caracterizado por el predominio de las Sagradas Escrituras sobre los decretos del papa, de la gracia por encima de las obras, y de la fe en la gloria de nuestro señor Jesucristo.

La Polémica con el Cardenal Cayetano

Uno de los rasgos más, destacados de la poderosa personalidad del Dr. Martín Lutero fue el ser un brillante polemista. Esta habilidad le permitió la defensa de sus ideas ante los más autorizados defensores del sistema de indulgencias practicado por el Papa, León X.

Luego de la publicación de las 95 tesis, Lutero le escribió al Papa León X una carta explicando, sus ideas. La respuesta no se hizo esperar. En julio de 1518, el Papa le requería comparecer a Roma en el término de sesenta días, para explicar allí el contenido de sus "múltiples herejías".

El viaje a Roma significaba su condena a muerte ya que se iba a ver enfrentado a todo el aparato represivo del Papa sin contar con ningún apoyo. Frente a esto, su amigo, el elector Federico le solicitó al Papa que el juicio tuviera lugar en una ciudad alemana.

El Papa León X, en una, decisión muy favorable para el desarrollo de la Reforma accedió a ésta petición con el agregado, de nombrar como, su representante en este juicio al temido Cardenal Cayetano.

El Cardenal Cayetano, General de la Orden de los Dominicos, era uno de los más fieles defensores en Roma de los dogmas papales y reconocido por sus dotes intelectuales y amplio conocimiento filosófico y teológico, particularmente de las doctrinas de Tomas de Aquino.

Frente a Lutero, el Cardenal Cayetano tenía básicamente dos opciones: obligar a que se retractara de todo lo que había publicado o condenarlo a prisión y amenazar con la excomunión a todo aquel que lo socorriese.

Por su parte, Lutero estaba claro sobre los riesgos que corría y mucho más claro sobre la razón que le asistía por lo que se presentó al debate con la confianza de los asistentes. Lutero abrió el debate con un gesto de audacia, le solicitó al Cardenal Cayetano las credenciales que .le autorizaban para interrogarle.

Ya éste primer hecho le mostró al Cardenal que no se enfrentaba a cualquier fraile, estaba frente al Padre de la Reforma. Posteriormente Lutero ante la renovada sorpresa de los asistentes al encuentro, le solicitó hacerle conocer "en qué he errado"

9.El Cardenal accedió a responder. Este fue su error, Lutero de manera sencilla explicó el contenido de su oposición a las indulgencias, basándose en los Evangelios. Cayetano perdió el control, lo amenazó con la excomunión, Lutero abandonó la reunión diciendo: "No tengo más voluntad que la del Señor. El hará de mí lo que sea su voluntad; pero aun cuando, y tuviese mil cabezas, preferiría perderlas todas antes que retractar el testimonio que he dado a la santa fe de los cristianos", Lutero triunfó. Cayetano fue derrotado. Con este triunfo, la Reforma se fortaleció.


*Artículos publicados por Rev. Roberto Pineda, en el periódico El Heraldo Luterano, del Sínodo Luterano Salvadoreño, de septiembre de 1995 a junio de 1996.


Gentileza:: Roberto Pineda robertopineda@integra.com.sv




avatar
Evangelista
Administración de Huellas Cristianas
Administración de Huellas Cristianas


Volver arriba Ir abajo

Re: Lutero Su Vida

Mensaje por EBEN-EZER el Mar 15 Nov 2011, 1:42 am

Por amor a la verdad y en el afán de sacarla a luz, se discutirán en Wittenberg las siguientes proposiciones bajo la presidencia del R. P. Martín Lutero, Maestro en Artes y en Sagrada Escritura y Profesor Ordinario de esta última disciplina en esa localidad. Por tal razón, ruega que los que no puedan estar presentes y debatir oralmente con nosotros, lo hagan, aunque ausentes, por escrito. En el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

1)Cuando nuestro Señor y Maestro Jesucristo dijo: "Haced penitencia...", ha querido que toda la vida de los creyentes fuera penitencia.
2)Este término no puede entenderse en el sentido de la penitencia sacramental (es decir, de aquella relacionada con la confesión y satisfacción) que se celebra por el ministerio de los sacerdotes
3)Sin embargo, el vocablo no apunta solamente a una penitencia interior; antes bien, una penitencia interna es nula si no obra exteriormente diversas mortificaciones de la carne.
4)En consecuencia, subsiste la pena mientras perdura el odio al propio yo (es decir, la verdadera penitencia interior), lo que significa que ella continúa hasta la entrada en el reino de los cielos.
5)El Papa no quiere ni puede remitir culpa alguna, salvo aquella que él ha impuesto, sea por su arbitrio, sea por conformidad a los cánones.
6)El Papa no puede remitir culpa alguna, sino declarando y testimoniando que ha sido remitida por Dios, o remitiéndola con certeza en los casos que se ha reservado. Si éstos fuesen menospreciados, la culpa subsistirá íntegramente.
7)De ningún modo Dios remite la culpa a nadie, sin que al mismo tiempo lo humille y lo someta en todas las cosas al sacerdote, su vicario.
8)Los cánones penitenciales han sido impuestos únicamente a los vivientes y nada debe ser impuesto a los moribundos basándose en los cánones.
9)Por ello, el Espíritu Santo nos beneficia en la persona del Papa, quien en sus decretos siempre hace una excepción en caso de muerte y de necesidad
10)Mal y torpemente proceden los sacerdotes que reservan a los moribundos penas canónicas en el purgatorio.
11)Esta cizaña, cual la de transformar la pena canónica en pena para el purgatorio, parece por cierto haber sido sembrada mientras los obispos dormían.
12)Antiguamente las penas canónicas no se imponían después sino antes de la absolución, como prueba de la verdadera contrición
13)Los moribundos son absueltos de todas sus culpas a causa de la muerte y ya son muertos para las leyes canónicas, quedando de derecho exentos de ellas
14)Una pureza o caridad imperfectas traen consigo para el moribundo, necesariamente, gran miedo; el cual es tanto mayor cuanto menor sean aquéllas
15)Este temor y horror son suficientes por sí solos (por no hablar de otras cosas) para constituir la pena del purgatorio, puesto que están muy cerca del horror de la desesperación
16)Al parecer, el infierno, el purgatorio y el cielo difieren entre sí como la desesperación, la cuasi desesperación y al seguridad de la salvación
17)Parece necesario para las almas del purgatorio que a medida que disminuya el horror, aumente la caridad
18)Y no parece probado, sea por la razón o por las Escrituras, que estas almas estén excluidas del estado de mérito o del crecimiento en la caridad
19)Y tampoco parece probado que las almas en el purgatorio, al menos en su totalidad, tengan plena certeza de su bienaventuranza ni aún en el caso de que nosotros podamos estar completamente seguros de ello
20)Por tanto, cuando el Papa habla de remisión plenaria de todas las penas, significa simplemente el perdón de todas ellas, sino solamente el de aquellas que él mismo impuso
21)En consecuencia, yerran aquellos predicadores de indulgencias que afirman que el hombre es absuelto a la vez que salvo de toda pena, a causa de las indulgencias del Papa
22)De modo que el Papa no remite pena alguna a las almas del purgatorio que, según los cánones, ellas debían haber pagado en esta vida.
23)Si a alguien se le puede conceder en todo sentido una remisión de todas las penas, es seguro que ello solamente puede otorgarse a los más perfectos, es decir, muy pocos
24)Por esta razón, la mayor parte de la gente es necesariamente engañada por esa indiscriminada y jactanciosa promesa de la liberación de las penas
25)El poder que el Papa tiene universalmente sobre el purgatorio, cualquier obispo o cura lo posee en particular sobre su diócesis o parroquia.
26)Muy bien procede el Papa al dar la remisión a las almas del purgatorio, no en virtud del poder de las llaves (que no posee), sino por vía de la intercesión
27)Mera doctrina humana predican aquellos que aseveran que tan pronto suena la moneda que se echa en la caja, el alma sale volando
28)Cierto es que, cuando al tintinear, la moneda cae en la caja, el lucro y la avaricia pueden ir en aumento, más la intercesión de la Iglesia depende sólo de la voluntad de Dios
29)¿Quién sabe, acaso, si todas las almas del purgatorio desean ser redimidas? Hay que recordar lo que, según la leyenda, aconteció con San Severino y San Pascual
30)Nadie está seguro de la sinceridad de su propia contrición y mucho menos de que haya obtenido la remisión plenaria
31)Cuán raro es el hombre verdaderamente penitente, tan raro como el que en verdad adquiere indulgencias; es decir, que el tal es rarísimo
32)Serán eternamente condenados junto con sus maestros, aquellos que crean estar seguros de su salvación mediante una carta de indulgencias
33)Hemos de cuidarnos mucho de aquellos que afirman que las indulgencias del Papa son el inestimable don divino por el cual el hombre es reconciliado con Dios
34)Pues aquellas gracias de perdón sólo se refieren a las penas de la satisfacción sacramental, las cuales han sido establecidas por los hombres
35)Predican una doctrina anticristiana aquellos que enseñan que no es necesaria la contrición para los que rescatan almas o confessionalia.
36)Cualquier cristiano verdaderamente arrepentido tiene derecho a la remisión plenaria de pena y culpa, aun sin carta de indulgencias.
37)Cualquier cristiano verdadero, sea que esté vivo o muerto, tiene participación en todos lo bienes de Cristo y de la Iglesia; esta participación le ha sido concedida por Dios, aun sin cartas de indulgencias.
38)No obstante, la remisión y la participación otorgadas por el Papa no han de menospreciarse en manera alguna, porque, como ya he dicho, constituyen un anuncio de la remisión divina
39)Es dificilísimo hasta para los teólogos más brillantes, ensalzar al mismo tiempo, ante el pueblo. La prodigalidad de las indulgencias y la verdad de la contrición
40)La verdadera contrición busca y ama las penas, pero la profusión de las indulgencias relaja y hace que las penas sean odiadas; por lo menos, da ocasión para ello.
41)Las indulgencias apostólicas deben predicarse con cautela para que el pueblo no crea equivocadamente que deban ser preferidas a las demás buenas obras de caridad.
42)Debe enseñarse a los cristianos que no es la intención del Papa, en manera alguna, que la compra de indulgencias se compare con las obras de misericordia.
43)Hay que instruir a los cristianos que aquel que socorre al pobre o ayuda al indigente, realiza una obra mayor que si comprase indulgencia
44)Porque la caridad crece por la obra de caridad y el hombre llega a ser mejor; en cambio, no lo es por las indulgencias, sino a lo mas, liberado de la pena
45)Debe enseñarse a los cristianos que el que ve a un indigente y, sin prestarle atención, da su dinero para comprar indulgencias, lo que obtiene en verdad no son las indulgencias papales, sino la indignación de Dios
46)Debe enseñarse a los cristianos que, si no son colmados de bienes superfluos, están obligados a retener lo necesario para su casa y de ningún modo derrocharlo en indulgencias
47)Debe enseñarse a los cristianos que la compra de indulgencias queda librada a la propia voluntad y no constituye obligación
48)Se debe enseñar a los cristianos que, al otorgar indulgencias, el Papa tanto más necesita cuanto desea una oración ferviente por su persona, antes que dinero en efectivo
49)Hay que enseñar a los cristianos que las indulgencias papales son útiles si en ellas no ponen su confianza, pero muy nocivas si, a causa de ellas, pierden el temor de Dios
50)Debe enseñarse a los cristianos que si el Papa conociera las exacciones de los predicadores de indulgencias, preferiría que la basílica de San Pedro se redujese a cenizas antes que construirla con la piel, la carne y los huesos de sus ovejas
51)Debe enseñarse a los cristianos que el Papa estaría dispuesto, como es su deber, a dar de su peculio a muchísimos de aquellos a los cuales los pregoneros de indulgencias sonsacaron el dinero aun cuando para ello tuviera que vender la basílica de San Pedro, si fuera menester
52)Vana es la confianza en la salvación por medio de una carta de indulgencias, aunque el comisario y hasta el mismo Papa pusieran su misma alma como prenda
53)Son enemigos de Cristo y del Papa los que, para predicar indulgencias, ordenan suspender por completo la predicación de la palabra de Dios en otras iglesias.
54)Oféndese a la palabra de Dios, cuando en un mismo sermón se dedica tanto o más tiempo a las indulgencias que a ella
55)Ha de ser la intención del Papa que si las indulgencias (que muy poco significan) se celebran con una campana, una procesión y una ceremonia, el evangelio (que es lo más importante)deba predicarse con cien campanas, cien procesiones y cien ceremonias.
56)Los tesoros de la iglesia, de donde el Papa distribuye las indulgencias, no son ni suficientemente mencionados ni conocidos entre el pueblo de Dios.
57)Que en todo caso no son temporales resulta evidente por el hecho de que muchos de los pregoneros no los derrochan, sino más bien los atesoran.
58)Tampoco son los méritos de Cristo y de los santos, porque éstos siempre obran, sin la intervención del Papa, la gracia del hombre interior y la cruz, la muerte y el infierno del hombre exterior.
59)San Lorenzo dijo que los tesoros de la iglesia eran los pobres, mas hablaba usando el término en el sentido de su época.
60)No hablamos exageradamente si afirmamos que las llaves de la iglesia (donadas por el mérito de Cristo) constituyen ese tesoro
61)Esta claro, pues, que para la remisión de las penas y de los casos reservados, basta con la sola potestad del Papa
62)El verdadero tesoro de la iglesia es el sacrosanto evangelio de la gloria y de la gracia de Dios.
63)Empero este tesoro es, con razón, muy odiado, puesto que hace que los primeros sean postreros
64)En cambio, el tesoro de las indulgencias, con razón, es sumamente grato, porque hace que los postreros sean primeros
65)Por ello, los tesoros del evangelio son redes con las cuales en otros tiempos se pescaban a hombres poseedores de bienes
66)Los tesoros de las indulgencias son redes con las cuales ahora se pescan las riquezas de los hombres.
67)Respecto a las indulgencias que los predicadores pregonan con gracias máximas, se entiende que efectivamente lo son en cuanto proporcionan ganancias
68)No obstante, son las gracias más pequeñas en comparación con la gracia de Dios y la piedad de la cruz
69)Los obispos y curas están obligados a admitir con toda reverencia a los comisarios de las indulgencias apostólicas.
70)Pero tienen el deber aún más de vigilar con todos sus ojos y escuchar con todos sus oídos, para que esos hombres no prediquen sus propios ensueños en lugar de lo que el Papa les ha encomendado
71)Quién habla contra la verdad de las indulgencias apostólicas, sea anatema y maldito.
72)Mas quien se preocupa por los excesos y demasías verbales de los predicadores de indulgencias, sea bendito
73)Así como el Papa justamente fulmina excomunión contra los que maquinan algo, con cualquier artimaña de venta en perjuicio de las indulgencias
74Tanto más trata de condenar a los que bajo el pretexto de las indulgencias, intrigan en perjuicio de la caridad y la verdad.
75)Es un disparate pensar que las indulgencias del Papa sean tan eficaces como para que puedan absolver, para hablar de algo imposible, a un hombre que haya violado a la madre de Dios
76)Decimos por el contrario, que las indulgencias papales no pueden borrar el más leve de los pecados veniales, en concierne a la culpa.
77)Afirmar que si San Pedro fuese Papa hoy, no podría conceder mayores gracias, constituye una blasfemia contra San Pedro y el Papa.
78)Sostenemos, por el contrario, que el actual Papa, como cualquier otro, dispone de mayores gracias, saber: el evangelio, las virtudes espirituales, los dones de sanidad, etc., como se dice en 1ª de Corintios 12.
79)Es blasfemia aseverar que la cruz con las armas papales llamativamente erecta, equivale a la cruz de Cristo
80)Tendrán que rendir cuenta los obispos, curas y teólogos, al permitir que charlas tales se propongan al pueblo
81)Esta arbitraria predicación de indulgencias hace que ni siquiera, aun para personas cultas, resulte fácil salvar el respeto que se debe al Papa, frente a las calumnias o preguntas indudablemente sutiles de los laicos
82)Por ejemplo: ¿Por qué el Papa no vacía el purgatorio a causa de la santísima caridad y la muy apremiante necesidad de las almas, lo cual sería la más justa de todas las razones si él redime un número infinito de almas a causa del muy miserable dinero para la construcción de la basílica, lo cual es un motivo completamente insignificante?
83)Del mismo modo: ¿Por qué subsisten las misas y aniversarios por los difuntos y por qué el Papa no devuelve o permite retirar las fundaciones instituidas en beneficio de ellos, puesto que ya no es justo orar por los redimidos?
84)Del mismo modo: ¿Qué es esta nueva piedad de Dios y del Papa, según la cual conceden al impío y enemigo de Dios, por medio del dinero, redimir un alma pía y amiga de Dios, y por que no la redimen más bien, a causa de la necesidad, por gratuita caridad hacia esa misma alma pía y amada?
85)Del mismo modo: ¿Por qué los cánones penitenciales que de hecho y por el desuso desde hace tiempo están abrogados y muertos como tales, se satisfacen no obstante hasta hoy por la concesión de indulgencias, como si estuviesen en plena vigencia?
86)Del mismo modo: ¿Por qué el Papa, cuya fortuna es hoy más abundante que la de los más opulentos ricos, no construye tan sólo una basílica de San Pedro de su propio dinero, en lugar de hacerlo con el de los pobres creyentes?
87)Del mismo modo: ¿Qué es lo que remite el Papa y qué participación concede a los que por una perfecta contrición tienen ya derecho a una remisión y participación plenarias?
88)Del mismo modo: ¿Que bien mayor podría hacerse a la iglesia si el Papa, como lo hace ahora una vez, concediese estas remisiones y participaciones cien veces por día a cualquiera de los creyentes?
89)Dado que el Papa, por medio de sus indulgencias, busca más la salvación de las almas que el dinero, ¿por qué suspende las cartas e indulgencias ya anteriormente concedidas, si son igualmente eficaces?
90)Reprimir estos sagaces argumentos de los laicos sólo por la fuerza, sin desvirtuarlos con razones, significa exponer a la Iglesia y al Papa a la burla de sus enemigos y contribuir a la desdicha de los cristianos
91)Por tanto, si las indulgencias se predicasen según el espíritu y la intención del Papa, todas esas objeciones se resolverían con facilidad o más bien no existirían
92)Que se vayan, pues todos aquellos profetas que dicen al pueblo de Cristo: "Paz, paz"; y no hay paz
93)Que prosperen todos aquellos profetas que dicen al pueblo: "Cruz, cruz" y no hay cruz.
94)Es menester exhortar a los cristianos que se esfuercen por seguir a Cristo, su cabeza, a través de penas, muertes e infierno
95)Y a confiar en que entrarán al cielo a través de muchas tribulaciones, antes que por la ilusoria seguridad de paz

http://www.iclnet.org/pub/resources/text/wittenberg/luther/ninetyfive-latin.txt




avatar
EBEN-EZER
Moderadores
Moderadores


Volver arriba Ir abajo

Re: Lutero Su Vida

Mensaje por sefora7 el Mar 15 Nov 2011, 1:57 am

avatar
sefora7
Miembro Registrado
Miembro Registrado


Volver arriba Ir abajo

Re: Lutero Su Vida

Mensaje por EBEN-EZER el Dom 20 Nov 2011, 11:04 pm

Citas
"Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano."

Martin Luther King(1929-1968)



avatar
EBEN-EZER
Moderadores
Moderadores


Volver arriba Ir abajo

Re: Lutero Su Vida

Mensaje por EBEN-EZER el Jue 01 Nov 2012, 2:30 am


Frases de Martín Lutero



• En nuestra triste condición, el único consuelo que tenemos es la esperanza de otra vida. Aquí abajo todo es incomprensible.



avatar
EBEN-EZER
Moderadores
Moderadores


Volver arriba Ir abajo

Re: Lutero Su Vida

Mensaje por Evangelista el Vie 02 Nov 2012, 6:21 pm

EBEN-EZER escribió:
Frases de Martín Lutero



• En nuestra triste condición, el único consuelo que tenemos es la esperanza de otra vida. Aquí abajo todo es incomprensible.


MEGUSTA



avatar
Evangelista
Administración de Huellas Cristianas
Administración de Huellas Cristianas


Volver arriba Ir abajo

Re: Lutero Su Vida

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.